Compartir
Publicidad
¿Marcará este Volkswagen I.D. Concept el inicio de una nueva era?
Volkswagen

¿Marcará este Volkswagen I.D. Concept el inicio de una nueva era?

Publicidad
Publicidad

Cuando se dio a conocer el Volkswagen I.D., eran muchas las miradas que estaban posadas en aquel manto que resplandecía en el Salón de París como un faro que debiera mostrar el camino hacia el futuro. Así lo explicó Volkswagen, e incluso utilizando palabras de mayor calado.

«El I.D. tiene el potencial de hacer historia. El estreno mundial en París del I.D., de claro e icónico diseño, marca un momento de cambio para Volkswagen. El automóvil es tan revolucionario como lo fue el Escarabajo hace siete décadas y el primer Golf hace cuatro». Palabra de Volkswagen. ¿Pero hasta qué punto el Volkswagen I.D. Concept marca el inicio de una nueva era en Wolfsburg?

El Volkswagen I.D. Concept es el primer coche netamente eléctrico del grupo automovilístico alemán. No deriva de otros modelos que se valen de motor de combustión, como sucedió con el e-Golf o con el e-up!. El I.D. Concept nos habla de vehículos diseñados desde la base para moverse gracias al poder de los electrones, y vehículos que pueden competir de tú a tú en el panorama automovilístico que exista en 2020, cuando deberían llegar al mercado.

Volkswagen explica que en 2020 "podría lanzarse" la versión de serie del I.D., "con precios similares al de un potente Golf bien equipado".

«Insistimos: el I.D. es sólo un prototipo, pero el I.D. llegará. En los próximos cuatro años», defiende Volkswagen con una vehemencia que recuerda a aquello que se suele decir sobre los fanatismos y los conversos. Porque... ¿a qué viene todo este inusitado interés por mostrar al mundo ahora y en la ville lumière no sólo un concept-car eléctrico sino toda una línea de pensamiento en la que lo eléctrico guiará los pasos de Volkswagen en un futuro inmediato?

Hace sólo tres años, Volkswagen no parecía apostar tan decididamente por la movilidad eléctrica. ¿O sí?

Volkswagen I D Concept «Antes de tomar un lápiz de dibujo en el proyecto I.D. discutimos intensamente sobre el tema 'movilidad del futuro'» . — Klaus Bischoff, responsable de Diseño de la marca Volkswagen.

A nadie se le puede escapar que los eléctricos en Volkswagen, en el Grupo Volkswagen, han sido desde hace años un proyecto postergado mientras los motores de combustión, en especial los diésel, continuaran dando beneficio. Sin ir más lejos, había por ahí un SEAT eMii que allá por mayo de 2013 se dedicaba a coger polvo, habiendo sido anunciado como un año antes. No querían levantar la liebre antes de tiempo, nos decían. El mercado no estaba preparado, nos decían.

«I.D. es sinónimo de diseño de movilidad eléctrica», podemos leer hoy en la amplia declaración de intenciones de Volkswagen.

Aquel mismo año, cuando probamos el Volkswagen e-up! por las calles de Madrid, anotamos la siguiente curiosidad tal y como nos fue comunicada:

[En Volkswagen] no tienen pensado sacar al mercado modelos específicos con propulsión eléctrica, sino que la idea es otra: los e-up!, e-Golf y compañía serán "primero Volkswagen, y después eléctricos", en palabras de Francisco Pérez Botello [Presidente de Volkswagen-Audi España].

Volkswagen I D Concept 2016

Mucho han cambiado las cosas desde 2013, y eso que en el panorama de la industria automovilística hasta un lustro equivale a hablar de mañana. Entre los plazos que se llevan la investigación y el desarrollo, los tiempos que se precisan para acondicionar las fábricas y la rama comercial a fin de hacer frente a los cambios más profundos, se hace necesario trabajar con mucha perspectiva.

Hoy, Volkswagen promete autonomías de hasta 600 kilómetros, y su plan incluye vender un millón de eléctricos en 2025.

Sin embargo, en el caso que nos ocupa hemos asistido a un calendario peculiar. La inyección directa turbocomprimida, conocida como TDI, que en 2014 era aún una tecnología de futuro incluso diciendo adiós al petróleo sin renunciar a la combustión, tras el monumental lío de Volkswagen destapado hace un año parece haber pasado a un plano más que discreto dentro de los planes del grupo automovilístico para los tiempos que vendrán. Y, sí, fue un lío más mediático y relacionado con la imagen de marca que otra cosa, pero lío al fin y al cabo.

Soplan vientos de cambio, en consecuencia. A la fuerza ahorcan. Bienvenidos sean los cambios, si de lo que se trata es de dinamizar el mercado de los coches eléctricos. Si un coloso como Volkswagen se mete de lleno en este campo, la revolución en el sector despuntará.

'Think New', como sólido argumento de futuro

Volkswagen Id Concept 25

El Volkswagen I.D. se utiliza para mostrar cómo pretenden dar la vuelta a todas aquellas ideas sobre la electricidad como segundo plato, y aprovecharla para ir más allá. "Think New", dicen en la marca Volkswagen, y para ilustrar el concepto se refieren a cuatro valores básicos:

  • Sostenibilidad inteligente, con el fomento del "desarrollo de innovadores modelos eléctricos", redefiniedo el diseño de los vehículos en función de las posibilidades que abre la propulsión eléctrica: menores voladizos y radios de giro, mayores espacios interiores.
  • Conducción autónoma, con "automóviles aún más seguros y confortables", presentando ya un volante que se oculta cuando no es necesario utilizarlo.
  • Manejo intuitivo, con novedades tales como que cada ocupante pueda sentarse como quiera en el habitáculo Open Space, reconvertido en "salón multivariable" o un completo rediseño del puesto de conducción, motivado por la nueva disposición de los elementos básicos del vehículo: motor, baterías y mandos digitales.
  • Comunidad interconectada, interconectando "las personas, los automóviles y el entorno a través de una identificación de usuario de Volkswagen" que permitirá, por ejemplo, personalizar la figura del conductor a través del móvil o recibir paquetes de correos en el maletero del vehículo.
Volkswagen I.D. Concept 2016 Más corto que el Golf, con una distancia entre ejes similar a la del Passat. Mide 4.100 mm de longitud, 1.800 mm de anchura y 1.530 mm de altura, y cuenta con una batalla de 2.750 mm.

Este cambio de rumbo es tan significativo, siguiendo lo que afirma el extenso dossier publicado para explicarlo, que puede representar toda una revolución en el principal fabricante europeo de automóviles. La pregunta es por qué. Por qué... no dieron ese giro antes, claro.

Cuentan en Volkswagen que la plataforma MEB lo ha cambiado todo. De hecho, el I.D. es el primer compacto de Volkswagen que se fabrica utilizando la MEB, la nueva Plataforma Modular de Propulsión Eléctrica. Esto permite una disposición de los componentes de propulsión que antes no era posible. También los grupos auxiliares y los componentes del interior quedan reconfigurados.

El sistema de propulsión del Volkswagen I.D. está compuesto principalmente por el motor eléctrico, que se sitúa en el eje trasero junto con la electrónica de potencia y la caja de cambios, una batería de alto voltaje compacta, que se aloja en los bajos del vehículo, y grupos auxiliares integrados en el tren delantero.

Las tecnologías del cambio de era que ahora anuncia Volkswagen con su concept-car I.D.

Volkswagen I D Concept 350
Volante multifunciónAl pulsar el logotipo que ocupa el centro del volante, realizado sobre la base de un hexágono, se pasa al modo de conducción autónoma (I.D. Pilot), "y el volante eléctrico escamoteable se sumergirá completamente en el salpicadero". Además, dos deslizadores capacitivos permiten el manejo de las diferentes funciones adicionales del vehículo.
Cuatro escáneres láser en el techoBásicos para realizar la conducción en I.D. Pilot. Este sistema no sólo detecta otros usuarios de la vía pública mediante los sensores láser, sino que también recibe el apoyo de sensores de ultrasonidos, sensores de radar, cámaras «Area View» laterales y una cámara frontal.
Con datos en la nubeMediante una conexión permanente, se registran los datos sobre el tráfico, para que puedan ser comparados con los datos del vehículo. De esta manera se mejora la integración del Volkswagen I.D. en la circulación.
AR-Head-up DisplayEl ya habitual Head-up Display adquiere ahora realidad aumentada, de manera que las informaciones se proyectan virtualmente a 7-15 metros por delante del vehículo. De esta manera se consigue un mayor realismo, por ejemplo, en las indicaciones del navegador.
Active Info DisplayLa pantalla de la consola es táctil de 10 pulgadas, y reproduce una superficie de navegación tridimensional que muestra tres niveles de datos: la navegación, la información de Volkswagen ID y datos relevantes para la conducción, como la velocidad o la autonomía.
e-MirrorAdiós a los espejos, pero manteniendo la función de los retrovisores. Dotado de tres cámaras, el sistema e-Mirror fusiona las imágenes captadas y las plasma en un monitor. Nada que nos deba impresionar hoy en día, pero Volkswagen lo normaliza.
Puertas multifunciónLos paneles de las puertas permiten que incluso los ocupantes de los asientos traseros pueden acceder a informaciones y opciones de manejo que hasta ahora quedaban reservadas exclusivamente para el conductor y el acompañante.

Y esto es el futuro según Volkswagen. Hoy. En el Salón de París 2016.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos