Sigue a

2013 Volkswagen Jetta Hybrid

Otra de las novedades del Salón de Detroit tiene sabor híbrido, como el 2013 Volkswagen Jetta Hybrid. Inicialmente solo se va a comercializar en Estados Unidos y Canadá. Combina el motor 1.4 TSI de 150 CV con un motor eléctrico de 20 kW de potencia, al cambio, unos 27 caballos.

El Jetta Hybrid es de esos híbridos que no lo parecen a simple vista, con un diseño convencional, además usa una carrocería aerodinámica por definición: sedán. Promete 45 millas/galón de rendimiento (homologación EPA), es decir, 5,23 l/100 km. Es bajo, pero no bestialmente bajo.

En vez de recurrir a una caja de cambios de engranaje planetario, usa una caja de siete velocidades DSG. El motor térmico (TSI) puede desacoplarse por completo de la transmisión para no lastrar al coche cuando no es necesario (deceleración, baja velocidad o frenando).

2013 Volkswagen Jetta Hybrid

El segundo híbrido de la marca alemana (tras el Touareg Hybrid) es capaz de llanear en modo 100% eléctrico durante un par de kilómetros, por lo tanto es un híbrido puro. Es decir, el motor eléctrico es un propulsor que puede funcionar completamente por su cuenta, con el TSI apagado por completo.

El conductor puede seleccionar tres modos de conducción, valga la redundancia:

  • Zero Emission: Siempre que la carga de las baterías lo permitan, propulsión eléctrica hasta 70 km/h, baja aceleración y 2 km de media. El TSI se apaga por completo.
  • Normal: Los dos motores funcionan automáticamente en función de las condiciones. El TSI puede desacoplarse de la transmisión si se suelta el acelerador en autovía (hasta 135 km/h) para maximizar el planeo del coche (glide en terminología hypermiler).
  • Boost: Equivale al modo Sport, aquí el motor eléctrico se usa para dar la máxima potencia posible. Temporalmente se dispone de 170 CV combinados, lo que las baterías aguanten (a media carga soportan un adelantamiento completo a varios coches sin problemas).

2013 Volkswagen Jetta Hybrid

Las baterías del Jetta Hybrid son de ión-litio, por lo tanto son muy compactas en volumen y ligeras en peso. Respecto al Jetta de 150 CV normal, solo engorda 100 kg. Las baterías no eliminan espacio útil para ocupantes o carga porque van ocultas bajo los asientos traseros, que es además una posición muy segura. Proporcionan 1 kWh de energía.

Como no es enchufable, las baterías solo se recargan con la energía que le sobra al motor (modo generador) o decelerando de forma controlada. Si se pisa el freno poco, es frenada eléctrica, si se pisa más, los frenos convencionales actuan y se decelera mucho más rápido.

En el tablero de instrumentos se reemplaza el tacómetro (mide RPM) por un potenciómetro (mide kW), que distingue entre el funcionamiento híbrido y el eléctrico. Un buen híbrido no lo es sin pantallas para subir el ego híbrido, así que proporciona información adicional como los minutos de conducción sin emisiones, como los híbridos grandes de VAG.

2013 Volkswagen Jetta Hybrid

El aspirante a fabricante número 1 de automóviles del mundo para 2018 no podía seguir estando sin ofrecer un híbrido para seres humanos convencionales. El Touareg Hybrid está muy bien pero es carísimo y muy difícil de amortizar. Ahora tenemos una alternativa MUY interesante a una mecánica diesel, y sin sus inconvenientes.

PD: Ya les vale a los de Volkswagen Media, que no han soltado ni una miserable imagen del interior…

En Motorpasión | En 2012 veremos el Volkswagen Jetta Hybrid

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

36 comentarios