Sigue a Motorpasión

Pocas veces un robo de coches habrá quedado tan patético como el que vemos sobre estas líneas. La víctima es un Porsche 911 de color amarillo y de muy buen ver que está reposando después de repostar mientras su dueño acaso está pagando el carburante en el edificio de la gasolinera. ¡Ah, un problema! El dueño se ha dejado las llaves puestas.

En estas que llegan los malos de la película, que parecen primos hermanos de ‘Dos tontos muy tontos‘ en realidad, a bordo de un BMW M5 de color azul oscuro casi negro. Ojo al detalle de cómo entra el tipo del M5, a punto de hacer Dolorpasión™ contra el deportivo que es objeto de su deseo: un 911 cargadito de gasolina dispuesto para salir pitando. O esto es un fake o al stuttgarteño le falta un lacito.

En un instante se consuma una operación limpia y rápida que se salda con el robo del Porsche 911… y con una preciosa grabación que incluye bien grande y a todo color la matrícula del coche que llevan los ladrones para cometer el delito. Y nada, que dicen que ya los han pillado, claro. Moralejas al tuntún. Conductor: cuidado con los descuidos. Ladronzuelo: si no quieres que se sepa, no lo hagas.

Vía | GT Spirit
Vídeo | AutoTuniRu
En Motorpasión | En vacaciones, cuidado con los robos en las autopistas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios