Sigue a

Un piloto con muchas ganas pero pocos medios que tiene que hacer de mecánico, un Nissan Silvia S15 con una carrocería de fibra de carbono y la ambición de volar sobre el circuito de Tsukuba en 52 segundos en la modalidad de Time Attack. Un tiempo complicado de conseguir para Suzuki, un piloto sin los presupuestos de un gran equipo, pero lo ha hecho.

Y fruto de este intento es el vídeo que podéis ver arriba. Vale que no da para pasar un rato con palomitas y un refresco, porque el circuito de Tsukuba en Japón mide tan solo 2.045 metros. La vuelta lanzada acaba en tan solo 52,649 segundos y un tiempo que solo pueden batir los equipos con mejor presupuesto del campeonato de GT japonés y que en Time Attack todavía no había sido alcanzado.

Aquí os lo dejo con una última recomendación, en el principio del vídeo avisa de revisar el volumen de nuestros cascos o altavoces, conviene hacer caso porque cuando empieza la sinfonía del motor de 800 CV y la caja de cambios con engranajes rectos de la caja de cambios podemos quedarnos un pelín sordetes.

Vídeo | Vimeo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios