Síguenos

Escribiendo mensaje

Seguro que os habéis cruzado unas cuantas veces con conductores que van mirando hacia abajo mientras escriben mensajes o hablan con el móvil en la oreja. De hecho parece ayer cuando en fauna en ruta se recordaba un caso real de distracciones con los móviles. Se transforman en auténticos zombies de la conducción, se meten en los carriles aledaños, dejan de prestar atención a la carretera y lo que es más importante al resto de conductores y usuarios de la vía.

La solución a esto, multas astronómicas aparte, consiste en formar bien a la base, y eso es lo que han pensado en una campaña publicitaria en Bélgica. Para ello, a alumnos de autoescuela se les ha sometido a un experimento. El profesor se presenta en el coche y dice que una orden ministerial les obliga a aprender a conducir y usar el teléfono a la vez. Para ello mientras van por un circuito deberán escribir en el móvil una frase dictada por el profesor.

La respuesta por parte de los alumnos son caras de haba excepto uno, que ya avisa al profesor que eso va a provocar muchos accidentes. El resto, aunque sorprendidos parecen encantados con el aprendizaje, hasta que llega el punto en el que el profesor se pone en modo estricto y dice que revisará la ortografía del mensaje y ya en marcha toca maniobrar. Entonces la cosa se pone complicada y todos coinciden: es imposible estar atento al móvil y a la pista. El vídeo tras el salto.

El vídeo está en francés con subtítulos en inglés, pero se entiende bastante bien, solo hay que ver como empiezan a maniobrar erráticamente en cuanto se ponen a escribir con el móvil. Desde luego el profesor demuestra sus dotes como actor, primero para colar la trola a los alumnos y después para no mentar a todos los santos con los frenazos y derrapes de los alumnos. Para eso hay que valer.

Hasta el alumno que decía que eso causaría accidentes, afirma que no quiere conducir si esa medida se hace ley y que eso causará muertos, se le ve el acojone en la cara. La campaña viene de Responsible Young Drivers, una iniciativa belga apoyada por conocidas empresas de automoción europeas cuyo objetivo es conseguir unas carreteras más seguras poniendo su punto de mira en los jóvenes.

Sí, la formación de base que tantas veces se ha indicado como solución a muchos de los grandes problemas del tráfico ahora tiene otra oportunidad.

Vídeo | Youtube
Vía | Autoblog
En Motorpasión | Cariño, hoy no voy a llegar
En Motorpasión Futuro | Conducir y manejar un smartphone conlleva más riesgo vial que el consumo de alcohol o cannabis al volante

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios