Sigue a

Todos recordamos la historia del camionero que creyó ser gato y cayó de pie cuando un camión se echó encima de su camión. Bien, pues parece ser que cunde el ejemplo en la bella Rusia. Lo que aquí vemos es una historia de superación, o de cómo sufrir un galletazo XL y salir corriendo de la impresión.

En cuanto a las causas, parece casi evidente que el conductor del SEAT Málag… Lada 110 se queda embobado mirando a los indios (guiño, guiño) mientras sale sin tener que hacerlo justo a punto para que el conductor del… ¿Samara? (leche, no veo lo que es) se lo trague, ya que no puede hacer mucho por evitar la colisión. Salir de un agujero hacia una carretera presenta estas complicaciones.

A partir de aquí, tenemos ante nosotros una jugada de esas de “yo no me caigo, yo me tiro” que tanto nos gustan. Porque para salir indemne de un buen cacharrazo hay que tener estilo y ganas. Y si hablamos de la tontería de no ponerse el cinturón, hay que rezar algo para que el airbag no salte y nos deje un recuerdo imborrable. Desde luego, hay gente con mucha suerte.

Vídeo | Sólo pasa en Rusia (YouTube). ¡Un saludo para Samuel!
En Motorpasión | Hay gente con mucha suerte

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios