Sigue a


Hace un rato venía conduciendo casi sin tráfico, con las ventanillas abiertas en un día soleado y escuchando una canción de estas que animan (cada uno que elija la suya para imaginarse la situación).

Un domingo así es de los días que recuerdas de dónde te viene la pasión por el motor, ya que cuando sólo coges el coche en atascos más que pasión es odio. Al menos yo prefiero ir en tren antes que tragarme un atasco. Por otra parte están los domingueros, que efectivamente existen, pero hoy no me he encontrado ninguno.

El caso es que al llegar a casa y echar un ojo a mis blogs habituales me he encontrado un vídeo muy bonito para ilustrar la historia, lo grabó el dueño de un Mini que asistía a una concentración de la marca en Chicago. Si intentáis hacer algo parecido, recordad que la sensación de velocidad se consigue con el programa de edición de vídeo, no con el coche.

Vía | MotoringFile
En Motorpasión | El coche, un buen lugar para pensar, Drive, un sencillo corto sobre la carretera

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios