Sigue a

Posiblemente habréis tenido muchas veces esa sensación al aparcar de notar que cuanto más grande es el sitio, más difícil es aparcar, ya que no tenemos la referencia de los dos coches de delante y detrás.

Aunque en este caso no parece muy buena excusa para justificar el aparcamiento de precisión de este Smart ForTwo, sin duda se llevaría la medalla de oro en mi pseudo-deporte extreme-parking, que consiste en aparcar en un sitio lo más complicado posible utilizando el menor tiempo posible y dejándolo “perfecto”.

Si no queréis acabar igual que en este vídeo, podéis ir practicando en un juego en flash que nos acaba de pasar Crabman: Park my car.

Vía | autoblog.nl
En Motorpasión | El aparcamiento ferpecto y otros aparcamientos memorables.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios