Síguenos

Cómo añadir más de 100.000 euros en extras a un Ferrari 458 Italia

Normalmente cuando hablamos sobre el precio de un superdeportivo no tenemos en cuenta el sinfín de elementos que, si queremos equipar, tendremos que pagar a parte. El mejor ejemplo es el Ferrari 458 Italia que hoy nos ocupa, que ha costado a su dueño unos 107.000 euros adicionales sobre el precio base del coche, de algo más de 200.000 euros.

Esta unidad en cuestión del 458 que protagoniza el vídeo, equipa desde escudos Scuderia Ferrari en las aletas (1.170 euros), cubierta de motor de fibra de carbono (15.000 euros), salidas de escape deportivas (500 euros) o asientos de fibra de carbono (5.700 euros), hasta difusor (5.960 euros) o taloneras (5.840 euros) fabricados en el mismo y ligero material.

Si seguimos sumando, la pintura azul Mónaco de la carrocería con techo en color plata cuesta 13.400 euros, las llantas forjadas y pintadas son otros cerca de 4.800 euros y si pasamos al interior la lista sigue creciendo: inserciones de fibra de carbono en el volante (9.700 euros), sistema de navegación (3.400 euros), cámara de marcha atrás (2.656 euros), extintor (584 euros), sistema de sonido premium (casi 4.000 euros) o conexión para iPod (677 euros).

Aunque parezca imposible que en un coche de este nivel haya que pagar 677 euros por una conexión iPod o que nos gastemos únicamente en fibra de carbono lo que vale un compacto deportivo premium alemán, lo cierto es que siempre habrá gente dispuesta a gastarse semejantes cantidades de dinero en caprichos de todo tipo.

Vídeo | Youtube
Vía | WCF

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios