Sigue a

Ratty Porsche

Sus creadores, Diversified Performance Innovations, lo conocen como Ratty Porsche, por aquello de los rat rods que hacen las delicias de los frikis de las preparaciones poco ortodoxas, pero en realidad esto es un Porschevy 1.365. Nació a partir de un Porsche 911 y un Chevrolet 454… y le pusieron tracción delantera. Sí, lo hicieron. Y por las noches aún concilian el sueño.

Buena parte del cuerpo lo montaron a partir de un stuttgarteño de 1976, mientras que el motor lo puso la camioneta americana. Este sí que es un prodigio de la tecnología germanoestadounidense, y no las aventuras de VAG, BMW y Mercedes que nos llegan desde el otro lado del charco. Tecnología en estado puro, vamos, la que nos llega desde Iowa.

Apenas hay datos sobre esta creación, cuya plataforma ha sido creada partiendo de cero para dar vida al modelo. Sabemos que monta motor de 7,4 litros, ruedas gemelas sin que de momento se vislumbre la posibilidad de montarle pasos de rueda (no hay reaños de), suspensión neumática y unos acabados que no pueden calificarse de premium (aunque últimam… bueno, no), destacando unos asientos bastante ratoniles que han reemplazado a los originales.

Ratty Porsche

Sobre estas líneas vemos la agresividad hecha rueda, y abajo contemplamos los restos del donante de motor.

Chevrolet 454

Y ya para terminar, un perro llamado Honey cuya cara hace juego con la apariencia del singular coche. Ya lo puede vigilar, ya, no vaya a ser que un desalmado lo robe para venderlo por piezas en el mercado negro, que dicen que estos se cotizan bien.

Ratty Porsche

Hala, ya sé cuál es el coche de Cletus y Brandine Spuckler. Y no, no cuela como Dolorpasión™ porque quiero creer que el 911 estaba muerto de risa desde hacía años. Si por ahí os habéis quedado con ganas de más, no os perdáis la colección de fotos del proceso y las del Porsche antes y después.

Actualización: Tal y como habéis observado en los comentarios (¡gracias!), el grado de sadismo con este producto de la ingeniería de garaje no llegó a la aberración de la tracción delantera. No sé cómo lo leí, la verdad, aunque quizá el equívoco vino derivado del hecho de contemplar tanta foto fea. Mil disculpas. O bueno, si eso… cuando se disculpen los autores del bicho este.

Vía | Jalopnik
Foto | Projekt German

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

38 comentarios