Síguenos

Toyota Yaris HSD

NOTA: Este artículo ha sido actualizado, por favor, lee la fe de errores al final

Hasta la fecha, el híbrido más económico del mercado español era el Honda Jazz Hybrid, que sale por 17.900 euros. Pues bien, Toyota España ha comenzado las ventas del Toyota Yaris Hybrid, pero jugando fuerte. Lo ofrece a precio similar a las versiones convencionales de Yaris gasolina y diesel. Antes se nos dijo “menos de 18.000 euros”.

En un artículo anterior os contamos los diferentes precios de los Yaris convencionales (ver todos los precios). El Yaris 1.33 VVT-i (99 CV) cuesta 15.000 euros en acabado Active y cambio manual, ó 16.000 automático. El diesel 1.4 D-4D (90 CV) lo ofrecen a 16.000 euros con cambio manual ó 16.750 euros si es automático.

La gran sorpresa viene con el híbrido, que lo dejan, en promoción, a 15.900 euros en acabado Active. No solamente lo “tiran” de precio, es que han trolleado fastidiado por completo a Honda y a sus híbridos en paralelo, que son mecánicamente más simples y deberían ser más económicos (véase qué es un coche híbrido y clasificaciones). Se abre la fase de preventas, llega en mayo a los concesionarios.

Toyota Yaris HSD

Híbrido a precio de gasolina o diesel equivalente

Pero cuidado, que no se acaba aquí el hacer números. Solo sale más barato el Yaris con motor 1.0 de tres cilindros, 68 CV y peor equipado. El precio del híbrido no contempla las ayudas que se dan a coches híbridos, así que puede bajar otros 2.000 euros, incluso 3.000. Por ese precio, ya ni siquiera cunde el motor de pocos caballos y acabado elemental, City.

Toyota pretende reventar el mercado de los coches de bajo consumo, poniendo al Yaris HSD (100 CV) muy cerca en precios con los competidores diesel de bajos consumos, el club de los “menos de 4 l/100 km”. Por su parte, este híbrido homologa 3,4 l/100 km.

Una de las pegas recurrentes de los híbridos es su precio superior, al tener tecnología más cara. En este caso no se cumple la regla, es un híbrido a precio de diesel o de gasolina, y sale más barato aún si se comparan versiones automáticas. En cuanto a consumo de combustible, eso ya termina de despejar las dudas.

Toyota Yaris HSD

Con este modelo, Toyota quiere democratizar del todo la gama híbrida, porque el Prius es muy caro respecto a un utilitario (casi 25.000 euros al suprimir la versión básica Eco) y el Auris HSD es ligeramente más caro que el gasolina y diesel equivalente. A ver si eso se traslada luego a buenas cifras de ventas.

El Yaris HSD es pariente tecnológico del Aqua/Prius C, con el mismo motor, que está arrasando en Japón y Estados Unidos (los únicos sitios donde se vende) y la fábrica japonesa que lo produce está completamente sobrepasada por la demanda. El Yaris HSD se fabrica en Francia y no tiene dicho problema.

En mi opinión, es una jugada maestra. No solo no hay que pagar más por él, sino que tampoco hay que renunciar a tamaño de maletero —no cambia— ni tampoco a prestaciones. Ya solo cabe que se vendan los Yaris gasolina y diesel exclusivamente por desconocimiento del cliente sobre la versión más barata de comprar y de mantener a medio y largo plazo.

Toyota Yaris

¿Es el principio del fin del Toyota Yaris Diesel?

Interesante pregunta, pero de difícil respuesta. Si llegase a ser un éxito rotundo de ventas en versión híbrida, y el mix de petroleros empieza a sufrir, Toyota podría suprimir dicha motorización, y ahorrarse el dineral que supone conseguir superar Euro 6, cosa que el híbrido conseguiría hoy sin modificaciones adicionales.

A fin de cuentas, es algo que ya ha pasado, el Aygo ya no tiene versión D-4D. Pero no hay que subestimar la cabezonería del cliente, que se siga emperrando en comprar diesel aunque el híbrido consuma menos, sea más barato de mantener según pase el tiempo, etc. Tampoco subestimemos su falta de información y que el comercial de turno quiera vender antes un diesel que un híbrido.

El tiempo responderá a esta pregunta. Yo creo que si saben “vender” bien las ventajas de la versión híbrida, la diesel carece de sentido, y eso que somos un mercado fuertemente dieselizado. En países como Reino Unido o Suecia, lo que cabe esperar es que el híbrido funcione mucho mejor, y no os digo nada de Dinamarca y compañía, con altísimos impuestos a motores convencionales.

Fe de errores: De vez en cuando pasa, y como en esta ocasión, me he equivocado. Olvidé considerar los descuentos promocionales del gasolina (-2.800 euros) y el diesel (-2.700 euros), que aumentan la distancia que hay con la versión híbrida. Los precios que hemos dado son PVP, sin promoción, salvo el híbrido que con promoción cuesta 15.900 euros.

Por lo tanto, siendo francos, hay un periodo de amortización, salvo que el híbrido se beneficie de las ayudas de 2.000 a 3.000 euros, caso en el que queda amortizado instantáneamente.

Dichas ayudas, como siempre, tienen unos plazos de solicitud, hay que cumplir unos requisitos y están subordinados a las CCAA, que como todos han leído ya en la prensa, están muy mal de dinero. Sin subvención, el coche queda amortizado en unos 60.000-80.000 kilómetros dependiendo del estilo de conducción y precios del combustible.

Os pedimos disculpas por el malentendido.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios