Sigue a Motorpasión

4MATIC de Mercedes-Benz

A partir del año que viene, Mercedes-Benz va a montar una nueva variante de su sistema de tracción integral permanente 4MATIC con distribución de par variable, basado en la arquitectura de tracción delantera con motores montados transversalmente. Entre otros, lo veremos en el Clase CLA 45 AMG, que se estrena como modelo de serie en 2013.

El sistema de tracción total 4MATIC se asocia a la transmisión automática de doble embrague 7G-DCT. De la caja salen dos ejes, uno para el tren delantero y otro para el trasero. En el tren trasero, un último embrague, que es multidisco y electrohidráulico, se encarga de transmitir mayor o menor par a los palieres, de manera que se consigue un reparto entre ejes absolutamente variable.

En condiciones de buena adherencia, el sistema usa tracción delantera, y en función del grado de acoplamiento del juego de embragues se modifica el reparto del par de forma gradual hasta un máximo del 50 %. Esas modificaciones se consiguen en milisegundos, que es el tiempo que necesita el sistema para enviar presión hidráulica en cuanto el ESP detecta diferencias de velocidad entre ambos ejes.

El sistema cuenta con dos programas: ECO y Sport Manual. ECO es el programa que menos par transmite hacia el eje trasero, para conseguir una conducción más suave que, además, permite un mayor ahorro de carburante a bajas revoluciones. En Sport Manual, los tiempos de activación del sistema se acortan y se prioriza algo más la tracción al eje trasero.

Sin embargo, no se trata de un sistema que envíe par al eje trasero así como así. No está pensado de esa forma. El lema del 4MATIC es: “Tan frecuente como sea necesario, tan raramente como sea posible”. Es decir, que si hay que ir se va, pero ir pa ná es tontería. Se conecta el tren trasero si verdaderamente hace falta, y en la menor medida posible. Tracción integral, la justa.

4MATIC de Mercedes-Benz

Y a la hora de desactivar la tracción trasera, lo mismo: tan pronto como el par motor adicional ya no es necesario en el eje trasero —por ejemplo, en una frenada con intervención del ABS— se desactiva la parte de propulsión trasera y el vehículo pasa a ser 100 % de tracción delantera.

La tecnología del nuevo 4MATIC se dará a conocer en el nuevo Mercedes-Benz Clase CLA con motores turboalimentados de hasta 211 CV, y de hecho encontrará en el CLA 45 AMG un buen reclamo para darse a conocer. En la lista que incorporarán el 4MATIC están, también, los SUV de lujo Clase M y Clase GL, y los veteranos Clase G, que con la tontería sin darnos cuenta llevan ya 33 años en escena.

Además, desde Mercedes-Benz no dudan en vincular la tracción total del 4MATIC con el sistema que monta el SLS AMG Electric Drive, que como sabemos lleva un motor por rueda. Y la verdad es que la comparación, aunque llamativa e inexacta, no está del todo mal hallada para transmitir la idea de lo que será el nuevo 4MATIC, ¿no os parece?

En Motorpasión | Mercedes Clase CLA en movimiento, a un mes de su estreno
En Motorpasión Futuro | Mercedes-Benz SLS AMG Coupé Electric Drive

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios