Sigue a

Caparo RightFuel

Martin White, un ingeniero naval retirado, sufrió un pequeño accidente mecánico con su BMW diesel. Repostó accidentalmente con gasolina y tuvo que lidiar con el seguro y con el taller. En su intento de que nadie volviese a sufrir eso, diseñó un pequeño dispositivo que impide repostar el combustible incorrecto.

No es posible repostar un gasolina con gasóleo, puesto que las bocas son más pequeñas. En cambio, este error puede ocurrir al revés, ya que la manguera pequeña cabe en la boca grande.

Caparo, conocida por el T1 o sus piezas para otros fabricantes ofrece el Rightfuel, para que no te vuelvas a equivocar. Se trata de una boca adaptada a la toma del depósito de diversos coches del mercado (no es universal) que comprueba el diámetro de la manguera. Si no es correcto, permanece cerrada.

Caparo RightFuel

En el Reino Unido esta equivocación sucede 400 veces al día según Caparo. Su dispositivo cuesta casi 30 libras, al cambio unos 32 euros. Solo por las molestias que evite por un repostaje incorrecto ya quedaría totalmente amortizado. Muy útil para los talibanes gasoferos que echan un día sopa por nostalgia al haber pasado por el aro y haber comprado un diesel para todos los días.

Algunos fabricantes como BMW o Ford han introducido de serie sistemas que impiden hacer el repostaje incorrectamente. Le puede suceder tanto a clientes habituales del coche como a gente que lo coge de alquiler o empresa y se olvida/no sabe que es un motor de gasóleo y con gasolina como que no funciona.

Fuente | Caparo

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios