Compartir
Publicidad
Un viaje de lujo. Así se transportan los coches más caros del mundo
Superlujo

Un viaje de lujo. Así se transportan los coches más caros del mundo

Publicidad
Publicidad

Hay una pauta general imperante en los vehículos de lujo: no acumular un kilometraje elevado en sus relojes. El McLaren 12C Spyder con 131.000 km en sólo tres años y medio no es precisamente lo más habitual, nos hartamos de ver supercoches que se venden o subastan con un recorrido a sus espaldas que casi ni les obligaría a pasar la primera revisión.

En gran medida, los vehículos de muy alta gama son para el ocio y puro disfrute de sus propietarios, lo que les lleva a ser usados sólo en contadas ocasiones. Para el resto de los desplazamientos lo habitual es recurrir a empresas de transporte cualificadas y, si al igual que yo, alguna vez te has preguntado cómo funcionan estas compañías que mueven cargas con valores millonarios te va a interesar lo que viene a continuación.

Transportes que son mucho más que una grúa

Transporte Coches De Lujo 1

Como nos asaltan muchas dudas sobre este trabajo tan peculiar, nos hemos puesto en contacto con dos empresas del sector que nos han atendido amablemente. Jordi Pita (Car Control Logistic) y Josep Quintana (Trans21) han atendido amablemente nuestras preguntas.

A lo largo de toda nuestra geografía es algo totalmente normal ver camiones cargados con coches destino a la campa de algún concesionario. Esos transportes generalistas distan mucho de tener los cuidados y atenciones particulares que espera alguien que se puede gastar medio millón de euros en un solo coche (por ejemplo).

Transporte Coches De Lujo 3

Hay tres clientes principales: empresas de compra-venta de coches de lujo, marcas y particulares

Aquí es donde intervienen estas empresas tan especializadas, para cubrir las necesidades de clientes que se pueden dividir principalmente en tres tipos. Por un lado tenemos a las empresas de compra-venta de coches de alta gama que mandan sus vehículos a localizaciones alejadas de su punto de venta o para clientes que quieren recibir su nueva adquisición en la puerta de su casa.

En segundo lugar están los clientes profesionales que necesitan un transporte para hacer pruebas de homologación, eventos de las marcas, productoras audiovisuales, eventos... Y "por último están los particulares que quieren rodar con su coche en circuito o disfrutar de él en su lugar de vacaciones pero sin hacer un largo viaje conduciéndolo", tal como apunta Jordi Pita.

Transporte Coches De Lujo 2

Una vez que tenemos al cliente, hay que ofrecerle un servicio a la altura de sus expectativas y, aunque el transporte en sí mismo de los vehículos lo puede hacer con total seguridad una sola persona gracias a los camiones con rampas hidráulicas, anclajes rápidos y cabestrantes (siempre homologados), lo cierto es que detrás de cada coche que se lleva de un punto a otro hay un gran equipo humano involucrado.

Hasta cierto punto, porque Josep Quintana también nos dice que al tratarse de servicios tan exclusivos en los que se maneja una mercancía cara y con mucho valor (económico, sentimental y/o histórico) "cuantas menos personas participen en el servicio, mejor".

Transporte Coches De Lujo 7

Los trabajadores deben cumplir unos estrictos requisitos para poder trabajar en estas empresas, y el fundamental es la experiencia

Al final la cara visible siempre es el empleado que sube o baja el coche al camión, pero no es un camionero del montón. En su mayoría son chóferes muy experimentados, formados incluso en escuderías de competición o equipos de rally. Los requisitos para pasar a formar parte del equipo son una correcta vestimenta con el uniforme de la empresa (aunque varía según el tipo de trabajo y los requerimientos de cada cliente), desenvolverse con soltura en varios idiomas y un certificado que acredite la ausencia de antecedentes.

Sin duda, lo más importante para realizar este trabajo es contar con una amplia experiencia y ser una persona de total confianza. Según Jordi Pita, "en Car Control Logistic hasta que un chófer no tiene la experiencia suficiente para cumplir con el servicio con garantías, siempre va acompañado por un veterano".

Así es el día a día cuidando el supercoche de otro

Transporte Coches De Lujo 6

Ya metidos en faena, la labor de estas empresas de transporte no se limita a desplazar un coche sano y salvo. Para que todo salga perfecto y el cliente quede satisfecho es muy importante realizar una exhaustiva labor de planificación.

Si hay que ir del punto A al punto B no suele haber complicaciones, pero "cuando se trata de trabajos complejos como el rodaje de spots publicitarios o eventos hay que llevar una programación ajustada al milímetro", lo que requiere un intenso trabajo de puertas adentro que puede llevar meses entre reuniones, permisos, autorizaciones...

Transporte Coches De Lujo 2

La seguridad fundamental, por ello los trayectos largos se realizan con dos chóferes para evitar al máximo las paradas

Hablando con Jordi sobre cómo se planifica la ruta para un vehículo que puede estar valorado en millones de euros, comenta que se suele primar la rapidez y la seguridad más que un precio ajustado. Por eso suelen elegirse trayectos que incluyan peajes, aunque sean realmente caros según el país por el que haya que transitar. Al fin y al cabo, "cuanto menor es el tiempo en ruta, menor es el riesgo al que se expone una mercancía tan preciada".

Pese a estar hablando de un servicio asociado con el lujo, no deja de ser un transporte por carretera que se tiene que regir por la normativa de transportes convencionales, lo que siempre provoca alguna parada. Siendo la seguridad uno de los pilares fundamentales de estas empresas, Josep Quintana nos dice que "para minimizar los riesgos todos los camiones están dotados de dispositivos de seguimiento GPS y con la posibilidad de precintarse, pero el elemento de protección más importante es el propio conductor que se encarga de hacer noche si fuera necesario en el lugar más seguro sin alejarse de su ruta, generalmente aparcamientos para camiones con vigilancia 24 horas".

Transporte Coches De Lujo 8

Seguro que alguna vez has alquilado un coche, así que sabrás que antes y después del servicio contratado el vehículo se revisa. Pues aquí igual, antes de que ni siquiera se baje la rampa del camión, el encargado de transportar el vehículo en ambas empresas hace una revisión integral con el cliente delante, examinando cada rincón para que todas las anomalías que pudiera tener queden reflejadas en el albarán de carga antes de proceder a la carga.

En destino el coche se vuelve a chequear y el sumo cuidado con el que se tratan realizan estos servicios los mantiene a salvo y llegan en perfectas condiciones. En el caso de que todo el cuidado del mundo y lo anclajes de todos los tipos fallasen y el coche sufriera algún desperfecto, la empresa se haría cargo íntegramente de la reparación.

"Las pólizas habituales de los camiones individuales cubren cargas desde 150.000 euros, pero al ser pólizas abiertas en cada caso se amplia la cobertura hasta el valor del vehículo a transportar"

Si hablamos de algo que va más allá de lo convencional como el transporte de un prototipo confidencial de una marca valorado en 2,5 millones de euros realizado por Trans21, el seguro integral del transporte de ese vehículo corrió a cargo del celoso fabricante.

Sobre los servicios más exclusivos que han prestado, Quintana nos apunta a un Rolls Royce antiguo como la mercancía más preciada que han transportado. En cambio a Pita le cuesta decidirse por uno en concreto, y nos termina destacando cuatro.

El primero un Pagani Zonda que voló de Buenos Aires al aeropuerto de Barajas (Madrid) y desde allí transportaron de manera confidencial a Módena para unos trabajos de mecánica. El segundo fueron dos prototipos de Land Rover que llevaron a la estación de esquí de Sölden y que igual te suenan, porque aparecieron en la última película de James Bond, '007 Spectre'. El tercero y más raro fue el transporte de Rayo McQueen y sus amigos para la presentación de Cars 2, sin olvidarse de un Mercedes-Benz 500 que en realidad era una obra de arte para el museo Arts Santa Monica.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos