Sigue a

Subaru Legacy

Con motivo del Salón de Nueva York, Subaru presentó el lavado de cara de dos de sus modelos estrella en Estados Unidos. Ambos tienen notables cambios, principalmente a nivel estético y concretamente en la parte frontal de sus carrocerías. Ambos recibirán una evolución del motor 2.5 Bóxer con más potencia y menor consumo.

Eso no es todo, tanto el Subaru Legacy como el Subaru Outback recibirán una nueva caja de cambios CVT y el Eyesight que integra un sistema de frenado automático con detección de peatones, el avisador de cambio de carril y el control de crucero adaptativo.

En el mercado estadounidense, el Legacy se vende con tres motores, un 2.5 cuatro cilindros de gasolina con potencias de 172 y 269 CV (sin turbo y con turbo) y un motor bóxer de seis cilindros y 3.6 litros de cilindrada que entrega 260 CV. El Outback se vende con el cuatro cilindros sin turbo y el 6 cilindros.

Subaru Outback

Las carrocerías de ambos modelos han recibido cambios bastante sutiles tras pasar la mitad de vida comercial, destacando los ligeros cambios en los paragolpes, en los que la entrada de aire inferior parece mayor y más pronunciada en ambos modelos.

La versión de cuatro cilindros con turbo desaparecerá de la gama Legacy norteamericana tras el restyling. El motor 2.5i (sin turbo) tendrá doble árbol de levas en la culata y eleva la potencia ligeramente hasta los 175 CV. La transmisión Lineartronic de nueva generación que podrán equipar opcionalmente ambos modelos ofrece una mayor suavidad y mejor consumo que su predecesora.

En España no teníamos las versiones con turbo de los motores 2.5, solo el 2.5i sin turbo y el 3.6 de seis cilindros. Muy probablemente las mejoras en el motor 2.5i acabarán llegando a España. Estaremos al tanto de los nuevos datos que vayan saliendo de ambos modelos para nuestro mercado en los próximos meses.

En Motorpasión | Subaru Outback, duelo de consumos entre el 2.5i a GLP y el 2.0 Boxer Diesel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios