Si mejora la economía y se reducen los muertos, la DGT aumentará la velocidad en autovías y autopistas

Sigue a Motorpasión

Autovía española

Llevamos varios días con dimes diretes con respecto a la velocidad máxima en la carreteras españolas. Parece confirmado que la DGT tiene intención de bajar las velocidad máxima en carreteras secundarias a 90 km/h en todos los casos.

Pero además se ha lanzado la idea, fue el propio ministro de interior, de que se está estudiando subir el límite en autovías y autopistas a 130 km/h, pero sin confirmar nada aún. Lo qué si se confirmó es que se prevée utilizar más límites de velocidad variables.

Pues bien, ayer mismo la Directora General de Tráfico, María Seguí, en la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, dejó claro a quienes insistían en hablar de la velocidad, que solo se subirá el límite de velocidad máxima a 130 km/h, si la economía mejora y continúa descendiendo el número de muertos en tráfico, pero además solo se aplicará en vías con probada baja accidentalidad, siempre variable según las condiciones del tráfico o meteorológicas, y solo para vehículos ligeros.

O sea: si las cosas van bien nos dejarán ir más rápido

Bien, las condiciones que impone la directora son completamente razonables y eran de esperar. Sinceramente tampoco se mete en ningún compromiso ni posición delicada.

Correr más con nuestros coches supondrá un aumento del consumo de carburantes, y eso un aumento de las importaciones de petróleo para cubrir la mayor demanda. Esto lo único que hará será empeorar nuestra balanza comercial y aumentar la cantidad de dinero que saldrá de España para pagar el petróleo que nos llega del extranjero.

Con la economía española en una situación tan delicada es normal que el Gobierno de turno se preocupe por esto.

También se sabe que a más velocidad la probabilidad de sufrir un accidente es mayor o que las consecuencias del mismo son más graves, así que de nuevo desde la DGT no se quieren pillar los dedos. El objetivo principal de la DGT es evitar una de las muertes más absurdas y sin sentido que hay: morir mientras uno conduce su coche. Esperarán a ver si sigue descendiendo el número de víctimas y en particular de muertos en la carretera.

Teniendo en cuenta que los coches de hoy en día son más seguros y que las autovías y autopistas donde se elevaría el límite de velocidad máxima se estudiarían detenidamente y serían las más seguras también, con suerte, y siempre con la responsabilidad de los conductores, no subiría la cifra de muertos en las carreteras.

Y además se guardan la baza de poder variar la velocidad máxima cuando las condiciones así lo sugieran, para disminuir riesgos, lo cual es bastante razonable y sensato.

¿Qué os parece a vosotros la postura de la nueva directora de tráfico?

Vía | El País
Fotografía | Xornalcerto (CC)
En Motorpasión | España redujo un 55% los muertos en carretera desde el 2001

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios