Sigue a

Meses atrás veíamos lo que sucedía en Rusia con el efecto cremallera amenizado y amenazado a golpe de pistola. Hoy vemos una secuencia mucho más peliculera, en la que el desencuentro afectivo entre dos conductores (vamos, que no llegan a las manos porque hay que salir del coche) llega a unos extremos tragicómicos que entroncan con la más pura herencia de los Looney Tunes.

Identificamos a los dos protagonistas de este absurdo suceso: un tipo con un Toyota Avensis y un tipo con un Toyota Land Cruiser. Bien, lo siguiente es que ambos no caben a la vez en un mismo espacio. Cosas de la Física más elemental. Y como hablamos de elementos, pues la cosa está en que el tipo del Avensis se hace dueño del lugar, mientras que el del Land Cruiser se enrosca la boina hasta las orejas y dice algo así como: “te vas a enterar”, pero en ruso.

Y vaya si se entera, como que llevar bajadas las ventanillas (según cuenta el tipo que subió el vídeo a YouTube) es un mal negocio cuando alguien armado con un todoterreno decide explorar el lado salvaje de la vida. Más, cuando ese lado salvaje está lleno de precipicios encharcados. ¡Al agua, patos! Y luego a huir, claro. ¡Ándale, ándale, ándale! Desde Rusia con mucha, mucha pasión.

Vídeo | TheFunSpider (YouTube). Un saludo para Skath
En Motorpasión | Desde Rusia, con exceso de gálibo, camioneros con problemas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios