Sigue a

2007 Kia Rondo

Las marcas surcoreanas van a gastarse millones de dólares en reponer un componente de los más baratos que hay en un coche: un simple interruptor. Podrían tener un problema 1.059.824 Hyundai y 623.658 Kia, se reemplazarán todos los interruptores sufran el problema o no.

Cuando se pisa el pedal del freno, el interruptor se activa (en teoría). Se encienden las luces de freno, se permite el arranque del coche o se desactiva el control de crucero. Si el interruptor falla, cualquiera de esas tres funciones fallaría… pero el coche frenar frenaría igual.

En Hyundai estarían afectados Accent/Tucson (2007-2009), Elantra (2007-2010), Santa Fe (2007-2011), Veracruz (2008-2009), Genesis Coupe (2010-2011) y Sonata (2011). Los Kia afectados son Rondo/Sportage (2007-2010), Sorento (2007-2011), Sedona (2007), Soul (2010-2011) y Optima (2011).

El anuncio se ha hecho en la página de la NHTSA hoy mismo, aunque ambas marcas conocían el problema desde hace años. Tan pronto lo conocieron, evitaron su reproducción en los modelos de nueva fabricación pero no en los ya vendidos. A partir de junio empezarán a citar a los dueños para la reparación, como siempre, sin coste.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios