Sigue a

SsangYong e-XIV

El fabricante coreano SsangYong lleva un par de años intentando asaltar un nicho de mercado que hasta ahora solo ocupa el Nissan Juke, el de los todocaminos pequeños. No es nada fácil porque Nissan lleva dos años de ventaja, pero SsangYong no parece dispuesto a darse por vencido. El primer fruto de este intento fue la llegada del SsangYong XIV el año pasado durante el Salón de Fráncfort y la posterior aparición durante el Salón de Ginebra de este año del SsangYong XIV-2 Coupé.

Todavía no ha salido ninguna versión definitiva de ellos, pero SsangYong está decidida a acabar el proyecto y en un momento en el que la movilidad eléctrica cobra cada vez más fuerza, el fabricante coreano ha traído al Salón de París 2012 el SsangYong e-XIV. Como podemos casi deducir del nombre, es un coche eléctrico, concretamente es un eléctrico de autonomía extendida.

Todo esto surge de aplicar los conceptos aprendidos en el SsangYong KEV y KEV 2. Un coche que se enchufa pero que tiene un motor pequeño para aumentar la autonomía, un elemento básico si se usa el coche en viajes largos. Pero no son estas todas las novedades.

SsangYong e-XIV

Este todocamino de carrocería compacta y apariencia robusta está pensado para la ciudad. Con su longitud de 4.160 mm promete ser bastante ágil en las urbes, mientras que con su altura por encima de un turismo convencional permitirá salir de cuando en cuando del asfalto. En el exterior uno de los rasgos que destaca a simple vista es el techo solar con placas fotovoltaicas.

El SsangYong e-XIV utiliza la energía recogida por estos paneles para alimentar y gestionar la climatización, iluminación y el sistema de audio. Las placas del techo están formadas por 20 módulos de 4 Watios para una punta total de potencia de 80 Watios, suficiente para alimentar los paneles de instrumentos e incluso faros de bajo consumo.

En el interior nos encontramos una disposición de cuatro asientos tipo baquet y en el habitáculo una mezcla de materiales entre los que destaca la fibra de carbono. También destaca el panel de instrumentos interactivo que facilitará la comunicación entre coche y conductor. Es de extrañar que los asientos baquet y la fibra de carbono pasen a un hipotético modelo de producción, pero en estos ejercicios de diseño ya se sabe…

SsangYong e-XIV

Bajo el capó encontramos un grupo motriz eléctrico con un motor de 109 CV (80 kW) que es alimentado por una batería de iones de litio de 16 kWh, lo que garantiza una autonomía de 80 km. La batería se carga entera en cuatro horas aunque se le puede hacer una recarga rápida en tan solo 20 minutos. Esta autonomía de 80 km es la que calcula SsangYong que hacen de media los conductores en su vida diaria y me atrevería a decir que no está mal.

No está mal, porque tiene un extensor de autonomía que permitirá hacer viajes largos sin el estress de quedarse “sin pilas”. Para aumentar esa distancia que puede recorrer, el SsanYong e-XIV utiliza un motor de gasolina de 1 litro de cilindrada bicilíndrico que va acoplado a un generador de 20kW (27,2 CV). Utilizando electricidad y gasolina, alcanza una autonomía de 600 km consumiendo tan solo 1,9 litros de gasolina a los 100 km y emitiendo 45 g/km.

Ver galería completa » SsangYong e-XIV en el Salón de París 2012 (5 fotos)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios