Síguenos

Exposición 50 Coches del Año en Europa

Esta última década de coches del año ha estado marcada por la transición entre la época de bonanza en la que se vivía allá por 2004 y el hundimiento de la economía a nivel global que cayó como una bomba en el año 2008. En un periodo en el que hemos vivido lo mejor de la economía y aún estamos sufriendo lo peor, la evolución sufrida en los últimos diez años de Coches del Año en Europa ha sido curiosa de observar.

Una inflexión desde un mercado eminentemente dominado por los coches diesel hasta la era del downsizing, la eficiencia y los coches de propulsión alternativa. Y es que en esta última década ha sido la primera vez que hemos visto a coches híbridos y eléctricos ganando el Coche del Año en Europa. Vamos con ellos, de 2004 a hoy.

Fiat Panda Fiat Panda

Fiat Panda (2004)

El nuevo Fiat Panda, como se denominó en su momento, era la segunda generación del Panda. Un utilitario económico que vino a suceder al Fiat Seicento, pero con un concepto un poco distinto, el de un pequeño monovolumen elevado y de aspecto robusto. Una pequeña revolución para esa gente que quería un utilitario práctico, habitable y asequible.

Su concepto gustó tanto que en 2004 se impuso como Coche del Año por delante de modelos con muchas opciones al título, el Mazda 3 y el Volkswagen Golf de quinta generación. Sin embargo, ante la opción de los compactos, ganó la opción del utilitario de venta en masa, recordar que se han vendido más de dos millones de estos nuevos Fiat Panda, una cifra más que notable.

Toyota Prius Toyota Prius

Toyota Prius (2005)

El primer vehículo de propulsión alternativa en ser condecorado con el galardón de Coche del Año en Europa fue la segunda generación del Toyota Prius, que se empezó a vender en Europa el año 2004, un año antes de ser premiado. El compacto híbrido se convirtió en un símbolo en plena época de bonanza y en el pionero para los coches de propulsión alternativa que se harían con el título pocos años después, ya en plena crisis.

Una única carrocería, una única motorización híbrida-eléctrica y la promesa de una economía de combustible que en la época muy pocos podían igualar, unido a un diseño muy peculiar y sobre todo a ser la novedad tecnológica de la época le hicieron sacar una gran ventaja (casi 130 puntos) con el segundo clasificado, el Citröen C4 y casi 180 con el Ford Focus. Ford Focus y Citröen C4, cualquiera se echaría las manos a la cabeza antes de 2005 si le dijeras que un coche “a pilas” pudiese ganar el Coche del Año a estos dos potenciales superventas.

Renault Clio Renault Clio (segunda generación)

Renault Clio (2006)

La tercera generación del Renault Clio se lanzó en Europa en el año 2005, compitiendo por el Coche del Año del año 2006. Una generación completamente nueva en la que se utilizaba una plataforma compartida con Nissan, pasando de las cotas de un utilitario a prácticamente las de un compacto.

Una larga estirpe, que vió a su primera generación premiada en 1991 y que volvía a ser premiada en 2006 por un coche con un diseño muy bonito que duró en el mercado cuatro años antes de ser actualizado y otros tres años más después hasta la llegada de la cuarta generación. El segundo y tercero clasificado fueron berlinas, el Volkswagen Passat y el Alfa Romeo 159, que se quedaron a 5 y 44 puntos, conceptos muy diferentes que quedaron muy cerca del Renault Clio.

En Motorpasión | Renault Clio, Coche del año 2006 (archivo)

Ford S-MAX Ford S-MAX

Ford S-Max (2007)

En el año 2007 el Coche del Año en Europa tuvo uno de los resultados más apretados de la historia del galardón. Con tan solo 2 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Opel Corsa, el ganador de este año fue el Ford S-Max. Un monovolumen basado en la plataforma del Galaxy que suponía un refresco en un mercado en el que las nuevas generaciones venían pisando fuerte.

Como ejemplo, el tercer clasificado del año 2007, el Citröen C4 Picasso que quedó apenas a 13 puntos de la S-Max. El Ford S-Max fue el último electo antes de que el sistema económico mundial saltara por los aires y el segundo (tras el Scénic en 1997) y último año en el que ganó un monovolumen de tamaño medio.

En Motorpasión | El Coche del Año 2007 es el Ford S-MAX (archivo)

Fiat 500 Fiat 500 C

Fiat 500 (2008)

El utilitario de Fiat, el Fiat 500, vió como en 2007 llegaba una nueva generación que significaba una vuelta estética a los orígenes. Un modelo que se convirtió instantáneamente en un icono de juventud, con su apariencia retro y su orientación urbanita. El nuevo icono pegó fuerte en el jurado del Coche del Año en Europa, tanto que el año siguiente a su introducción se alzó con la victoria.

Lo hizo de forma bastante holgada, sacando 60 puntos al segundo clasificado, el Mazda 2 y 183 al tercer clasificado, el Ford Mondeo. Sin duda una victoria muy clara para un concepto que lleva ya unos años dando fuerte, el de recuperar las reminiscencias estéticas de los clásicos.

En Motorpasión | Fiat 500, Coche del año en Europa 2008 (archivo)

Opel Insignia Opel Insignia

Opel/Vauxhall Insignia (2009)

11 años después del Alfa 156, una berlina se volvía a hacer con el Coche del Año. El elegido en esta ocasión fue el Opel/Vauxhall Insignia, el heredero del Opel Vectra y el coche llamado a volver a meter en el mercado de las berlinas de tamaño medio al fabricante del rayo. Una estética sobria y un porte elegante, junto a una importante renovación de motores, fueron los artífices de su victoria.

Muy ajustada estuvo en esta ocasión la votación, ya que el Opel/Vauxhall Insignia se hizo con el título por un punto de diferencia con el segundo clasificado, el Ford Fiesta. En este David contra Goliat acabó ganando Goliat, con un testigo de excepción situado muy lejos de estos dos, el Volkswagen Golf de sexta generación que acabó en tercera posición a 100 puntos del Insignia y el Fiesta.

En Motorpasión | Opel Insignia: Coche del Año 2009 (archivo)

Volkswagen Polo Volkswagen Polo

Volkswagen Polo (2010)

Al año siguiente al lanzamiento del Golf de sexta generación, Volkswagen lanzó el relevo del Volkswagen Polo. Un soplo de aire fresco tras el Polo de cuarta generación que estuvo en el mercado nueve largos años. Con su estética inspirada en la del Golf pero muy diferente a la anterior generación, el Volkswagen Polo se alzó con el título de 2010.

Por detrás del Polo a 10 puntos de distancia se clasificó el Toyota iQ. Claramente los utilitarios y urbanitas estaban mejorando su valoración con la crisis. El tercer clasificado fue un compacto, el Opel Astra, a una distancia enorme de casi 130 puntos con el Volkswagen Polo. Los tiempos están cambiando y eso se está reflejando en el Coche del Año en Europa.

En Motorpasión | Volkswagen Polo, Coche del Año en Europa 2010 (archivo)

Nissan Leaf Nissan Leaf

Nissan Leaf (2011)

El primer coche eléctrico en alzarse con el Coche del Año en Europa. Un proyecto ambicioso de compacto eléctrico, con una apariencia distintiva, pero sin embargo no muy alejado de la estética de un compacto corriente. El Nissan Leaf es el pionero de los eléctricos de apariencia, coste y funcionalidad de coche convencional gustó al jurado, ganando con nueve puntos de diferencia con el segundo clasificado.

El segundo clasificado del año 2011 fue el Alfa Romeo Giulietta, un modelo convencional y que agrada bastante al público en general. El tercero fue el Opel/Vauxhall Meriva, situado a tan solo 13 puntos del primer clasificado, como vemos un año realmente ajustado. Estos detalles hacen aún más meritoria la victoria del Nissan Leaf.

En Motorpasión | Nissan Leaf, Coche del año 2011 (archivo)

Opel Ampera Opel Ampera

Chevrolet Volt/Opel Ampera (2012)

El mundo de los híbridos ha avanzado a pasos enormes en los últimos años. Muchos tipos y muchas variaciones. Los hermanos Chevrolet Volt y Opel Ampera son eléctricos de autonomía extendida, un concepto intermedio entre un híbrido y un eléctrico. Su llegada al mercado supuso una pequeña revolución, ya que prometía una potencia decente y una autonomía de coche convencional en caso necesario para un coche que puede funcionar de forma exclusivamente eléctrica en trayectos cortos.

Los gemelos de General Motors se impusieron con diferencia al segundo clasificado, el Volkswagen Up! 49 puntos separan a los dos eléctricos del utilitario alemán. El nuevo Ford Focus fue el tercer clasificado, a 74 puntos del primer clasificado.

En Motorpasión | Opel Ampera, coche del año en Europa 2012 (archivo)

Volkswagen Golf Volkswagen Golf

Volkswagen Golf (2013)

Tres años ha tenido que esperar Volkswagen hasta poder volver a alzarse de nuevo con el título de Coche del Año en Europa. Y lo ha hecho con su compacto estrella, el Volkswagen Golf, en su séptima generación. Recordemos que la sexta generación no vió un gran reconocimiento por parte del jurado del Coche del Año, quedando a 100 puntos del segundo clasificado.

El Volkswagen Golf de séptima generación se ha resarcido de aquella votación, sacando ni más ni menos que 212 puntos de ventaja a los segundos clasificados, los gemelos Toyota GT86 y Subaru BRZ. El tercer clasificado, a 13 puntos de los gemelos nipones, ha sido el Volvo V40.

En Motorpasión | El Volkswagen Golf es Coche del Año en Europa 2013 (archivo)

Ver galeria completa » Exposición 50 Coches del Año en Europa (2004-2013) (50 fotos)

¿Qué nos espera para el año 2014? Eso lo veremos el año que viene, pero se presenta interesante la decisión en un año con muchas novedades y muchas de ellas potenciales ganadores del Coche del Año en Europa. Con esta entrega terminamos, a falta de bola de cristal.

Nota:


En más de un caso se expone un modelo, edición o versión que no se corresponde al 100 % con el que ganó en su día el Coche del Año en Europa.

En Motorpasión | 50 Coches del Año en Europa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios