Renault, Nissan y Avtovaz cimentan su dominio de Rusia con más capacidad de producción

Sigue a Motorpasión

Inauguración de la nueva línea de Togliattigrado

Muchos no habréis oído jamás hablar de Togliattigrado, el nombre de la fábrica de AvtoVAZ (Lada para los amigos). Es el complejo de fabricación de coches más grande del planeta, y contaba hasta la semana pasada con ¡140! kilómetros de líneas de producción. La semana pasada se inauguró la quinta línea de producción.

Ahora mismo, el fabricante ruso está adquirido al 25% por la alianza Renault-Nissan, que tiene en Rusia su tercer mejor mercado, y candidato a ser el mercado “europeo” más potente en 2015, por delante de Alemania. Por ello, quieren fabricar 1,6 millones de coches al año en 2016.

Para conseguir tamaño objetivo, se han invertido 400 millones de euros en el complejo. Ahora tienen una capacidad de fabricación, solo con esta línea, de 350.000 unidades anuales, y fabricará para las tres marcas: Renault, Nissan y Lada. La primera unidad en salir fue de Lada Largus, un derivado del Dacia Logan MCV/Break.

Lada Largus

El idilio entre AvtoVAZ y Renault se remonta a 2008, cuando los franceses compraron la quinta parte de la compañía por 1.000 millones de dólares, aprovechando la crisis. De hecho, llegaron a tener unos stocks de 100.000 vehículos sin vender, lo que hizo saltar todas las alarmas.

La marca Lada es la más grande de su mercado local, con 109.388 unidades en lo que va de año (caída del 15% respecto a 2011). Su inclusión en la alianza es lo que se llama “win-win”, o “aquí ganamos todos”. Ahora la capacidad de Togliattigrado es de 1,5 millones de unidades al año, ¡salvaje!

Casualmente, la segunda marca más vendida de Rusia es Nissan (42.117 unidades), y Renault es la quinta (39.303 unidades). No ha hecho falta meter a Dacia, Lada es la plataforma ideal para vender coches económicos. El Logan es el primero. Es impresionante lo versátil que se ha vuelto ese coche.

Lada Largus

La marca Dacia, fuera de Rumanía, era prácticamente desconocida hasta que Renault la convirtió en una marca de bajo coste global, que acabó calando en la clase media europea con un éxito rotundo. Pues bien, se da la paradoja de que los rusos fabricarán coches rumanos… pero con su escudo, toda una venganza moral de su ex-estado satélite.

Para finales de año, Togliattigrado fabricará en su nueva línea un modelo de Nissan, y el año que viene, dos Renault. En total, se quiere fabricar cinco modelos distintos en la gigantesca quinta línea de producción. El ahorro de costes es brutal, se deberían rifar a Carlos Ghosn como presidente del Gobierno en las grandes naciones.

Qué diablos, este señor es un maldito genio, una máquina de hacer dinero. El año pasado la alianza vendió 878.990 unidades en Rusia, de los cuales, 578.387 eran Lada. Copan un tercio del mercado ruso y hay mucho potencial de crecimiento, solo hay 230 vehículos cada 1.000 habitantes, ¡la mitad que en Francia!, y su clase media está emergiendo.

Qué bien le ha venido a los rusos y a los chinos volverse capitalistas… Si Lenin levantase la cabeza…

Fuente | Renault, Automotive News, Wikipedia

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios