Síguenos

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña


Aunque llevamos ya más de un mes hablando del nuevo Volkswagen Golf, que tras treinta y ocho años en el mercado llega en su séptima generación, no ha sido hasta ayer cuando la marca de Wolfsburgo ha dado a conocer la relación completa de precios para el mercado español.

Ahora ya sabemos que la versión básica del Volkswagen Golf VII, en carrocería tres puertas, partirá de los 18.320 euros (PVP) con el motor más pequeño de los gasolina, un 1.2 TSI de 105 CV. No obstante, todavía nos queda mucho por conocer del compacto alemán por excelencia.

Durante los dos últimos días hemos tenido oportunidad de viajar a la isla mediterránea de Cerdeña (o Sardegna, como la llaman los propios italianos) para conocer de primera mano y ponernos por primera vez al volante de la última generación del Golf, que llega con algunas novedades interesantes bajo el brazo.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Diseño continuista

Muchas son las quejas por parte del público en general sobre algunas marcas que no arriesgan en sus diseños. Ahora mismo me viene a la cabeza el nuevo Audi A3, del que tanto se escuchó hablar por su poco arriesgado diseño. ¿Son malos los diseños poco atrevidos? ¿Deberían ser menos continuistas?

Si algo funciona, no lo toques, ¿verdad? Pues bien, si algo funciona, es el Volkswagen Golf. Con 29 millones de unidades a sus espaldas desde que se lanzara al mercado en 1974 y siendo el segundo modelo más vendido en España del segmento C, ¿realmente merece la pena arriesgar con un diseño que pueda perder la esencia del modelo?

En Volkswagen no han arriesgado, no. Lo que han hecho ha sido actualizar un icono, dándole un toque más moderno y mejorando algunos aspectos que podían ser mejorados, pero sin arriesgarse a perder el ADN del Golf y, por supuesto, manteniendo esa línea que lo hace reconocible incluso de reojo. El nuevo diseño mejora también la aerodinámica, disminuyendo la resistencia en un 10%.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

En la vista frontal saltan a la vista las nuevas ópticas, que en el caso de ser de Bi-xenón Plus equipan luces LED de marcha diurna que dibujan una “U”. El rediseñado capó, cuyos nervios convergen hacia la estrecha calandra, o el radar de los sistemas ACC y Front Assist, ubicado en el centro de la parrilla inferior (bien visible, pero sin romper la estética del frontal), son algunos de los rasgos que más llaman la atención.

Por detrás el diseño es típico de Golf, con unos nuevos grupos ópticos que mantienen las proporciones clásicas de las generaciones anteriores. El portón del maletero es ahora más largo y permite que la boca de carga esté 17 milímetros más baja, facilitándonos las cosas a la hora de meter bultos.

Por dimensiones, además, el Volkswagen Golf de séptima generación es más ancho (13 mm), más largo (56 mm) y más bajo (28 mm menos). Gracias a esto gana en habitabilidad (14 mm más de habitáculo) y en capacidad de maletero, que aumenta el volumen de carga en 30 litros, hasta los 380. El conductor se sitúa 12 milímetros más cerca del suelo, lo que también contribuye a reducir el centro de gravedad.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

MQB y reducción de peso

Si el diseño exterior mantiene la esencia del Golf, bajo la piel de éste poco queda parecido al anterior. El Golf estrena la nueva plataforma modular transversal del grupo (MQB) de la que ya se ha beneficiado previamente el Audi A3 y sobre la cual se fabricarán un gran número de modelos en los próximos años.

Una de las ventajas de esta nueva arquitectura es que posibilita que el Golf haya perdido hasta 109 kilogramos de peso (dependiendo de la versión) con respecto a la generación saliente, gracias a la utilización de aceros y materiales más ligeros, así como a nuevos métodos y procesos de fabricación. El peso de la versión más liviana es de sólo 1.184 kilogramos.

En el chasis, por ejemplo, se han ahorrado 26 kilogramos, en la carrocería 23 kilogramos, en asientos hasta 7 kilogramos, en sistema eléctrico y cableado 6 kilogramos, en suspensiones entre 4 y 19 kilogramos (según la versión) y así con multitud de elementos, como los motores, en los cuales el ahorro puede llegar a los 40 kilogramos.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Interior rediseñado

Aunque con ciertas reminiscencias al Golf VI, el interior de la nueva generación tiene otro aspecto, otra apariencia, aunque sigue en la línea de su antecesor en cuanto a calidad de acabados y materiales se refiere y, por qué no decirlo, también en cuanto a la simpleza de su diseño. En según qué versión, los acabados cromados le dan un toque más atractivo a los diferentes mandos.

Nuevo es el volante, por ejemplo, que aunque tiene el mismo diámetro que el anterior, está achatado por la zona inferior y tiene muchos más mandos integrados en él. También sigue teniendo un gran tacto. Las palancas de los intermitentes o los limpiaparabrisas son de nuevo diseño y el pomo de la palanca de cambios está en torno a dos centímetro más cerca del volante (o sea, más elevada).

Los asientos son bastante cómodos y recogen bien el cuerpo. Si queremos los de mejor calidad, Volkswagen ofrece el denominado ergoActive, calefactado, con función de masaje y ajustes de profundidad, altura, inclinación y lumbar de cuatro niveles. ¡Ah! y está reconocido con el sello AGR, como también lo está el asiento del Opel Astra OPC, entre otros.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Como ya hemos comentado, la habitabilidad aumenta con respecto al anterior Golf. El habitáculo se siente un pelín más amplio, sobre todo en la parte delantera, pero también en la trasera, donde el espacio para las rodillas y también para la cabeza es más que suficiente para personas de talla y envergadura media.

La consola y la disposición de los mandos también es totalmente nueva, así como los sistemas de entretenimiento y los menús de configuración del coche. El diseño tan limpio de la consola (no está para nada sobrecargada) lo facilita en parte que tanto la ranura para introducir CDs de música como tarjetas de memoria SD se encuentren ubicados en la guantera.

Quizá de lo más novedoso del interior de la nueva generación del Volkswagen Golf sea la pantalla táctil de 8 pulgadas de la consola (opcional, ya que la de serie es una TFT de 5 pulgadas), que cuenta con algo un tanto interesante y que no había visto hasta ahora, sensor de proximidad.

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

¿Qué es esto del sensor de proximidad de la pantalla? Pues no es más que un sensor que detecta que estamos acercando la mano a la pantalla y nos muestra los menús, que hasta entonces están escondidos. Si estamos viendo la pantalla del navegador, por ejemplo, veremos el mapa al completo hasta que acerquemos la mano, momento en el que se despliega el menú inferior con los diferentes botones y opciones. Realmente curioso.

Dado que ayer ya profundizamos en la gama del Volkswagen Golf y en la lista de precios, no vamos a repetir información, pero sí resulta interesante sumergirnos un poco en el equipamiento de serie para ver qué cosas incorpora y cuáles no llevaba el anterior.

Entre el equipamiento de fábrica que incluyen todas las versiones del nuevo Golf encontramos el diferencial electrónico delantero XDS (hace las veces de un diferencial autoblocante clásico pero es electrónico y para ello hace uso del sistema de frenos), sistema Start/Stop, sistema de frenado anti colisión múltiple y la pantalla TFT de 5 pulgadas, entre otras cosas, incluyendo por supuesto siete airbags y control de tracción y estabilidad (éste último, por cierto, no desconectable, o al menos nosotros sólo hemos podido desactivar el de tracción).

Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña

Por último, cabe hablar del maletero, que como también hemos comentado crece en 30 litros de capacidad, pero también lo hace en dimensiones, ya que no sólo tiene una boca de carga más baja, sino que también es más ancho y más profundo. Lo mejor, sin duda, es el accesorio de bola de remolque, que viene integrado en el vehículo y se despliega mediante un tirador oculto en el maletero. Para guardar la bola no hay más que empujarla con el pie y se esconde bajo el paragolpes trasero.

Mañana entraremos de lleno en la oferta de motores del nuevo Volkswagen Golf, os contaremos nuestras primeras impresiones al volante y hablaremos también sobre las cualidades dinámicas del modelo, sin dejar de lado aspectos como la comodidad de marcha. ¡No te lo pierdas!

Continuará…

Ver galeria completa » Volkswagen Golf VII (presentación) (43 fotos)

En Motorpasión | Volkswagen Golf VII, presentación y prueba en Cerdeña (parte 2)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios