Sigue a

Toyota Avensis

Después de ver en la primera parte cómo es el Toyota Avensis por dentro y por fuera, nos toca en esta parte analizar el comportamiento del vehículo y su equipamiento, del que ya os hablamos brevemente hace unos días.

Permitidme dos breves resúmenes de los dos aspectos que vamos a tratar. Sobre el comportamiento, como otros muchos aspectos del coche, diremos que se ha mejorado en la dirección correcta. El equipamiento por su parte, se ha actualizado, y ahora es más completo y moderno, especialmente en lo que a seguridad activa se refiere.

Durante la presentación pudimos probar el motor 2.0 de 124 CV (120D), que según la marca aglutinará ni más ni menos que el 85% de las ventas (el 90% de los Toyota Avensis serán diesel, así que parece que pocos optarán por la versión de 150 CV y 2.2 litros). Hay que aclarar que el 90% de los vehículos del segmento D en España también usan mecánica diesel. Dicho esto empecemos a desgranar cómo se mueve el Avensis.

Toyota Avensis

Comportamiento dinámico del Toyota Avensis

El Toyota Avensis 2012 tiene algunos cambios que hacen que ahora sea más agradable de conducir, y especialmente, que hacen que sea un coche con una mejor respuesta a las indicaciones del conductor.

El anterior modelo era un coche en el que las reacciones del coche estaban demasiado atenuadas, y para el conductor podía resultar difícil interpretar como se estaba comportando el coche. En el nuevo modelo se han modificado la dirección, la suspensión trasera (que ahora tiene un barra estabilizadora más ancha) y la rigidez del chasis, que según Toyota ahora es mayor.

De entre estos cambios, el más significativo es el de la dirección. Se ha hecho exactamente lo que se debía, que es hacerla más directa, y se ha mejorado las sensaciones que transmite cuando estamos en medio de un giro. Ahora creo que se ha encontrado un equilibrio muy bueno entre una dirección trabajosa de accionar y demasiado directa, y otra que no nos permita manejar el coche con mayor precisión.

Toyota Avensis

Esta mejora se nota en una carretera de curvas, donde ahora el conductor obtiene más información acerca del comportamiento del vehículo, especialmente al inicio del giro. Desde los primeros grados de giro de volante, el comportamiento del vehículo es completamente fiel a las indicaciones del conductor, y esto mejora su confianza.

Como en el modelo anterior, aún con la mejora de la dirección, al iniciar un giro nos daremos cuenta de que no es de los coches más ágiles. Creo que por ejemplo un Mazda 6 o un Ford Mondeo están más orientados a una conducción más dinámica.

Que esto sea así no tiene por qué ser malo, es simplemente una característica. El Toyota Avensis quiere ser un coche cómodo, que no sorprenda al conductor y sacuda a los pasajeros. En este aspecto creo que está por encima de la media. Si bien el conductor no disfrutará especialmente de una carretera de curvas, sus reacciones especialmente progresivas no sorprenderán a nadie, y permiten rodar a un ritmo elevado sin sacudidas de la carrocería.

Toyota Avensis

Sorprende como digo lo fácil que es encontrar su límite, pero atención, no porque este sea bajo, si no porque no hay reacciones violentas o latigazos, todo ocurre despacio y sin sustos. Si a propósito entramos en una curva más rápido de lo debido, el coche irá perdiendo adherencia poco a poco, por lo que con la ayuda de un ESP poco amigo de las aventuras, la situación volverá facilmente a la normalidad.

A esto contribuye una suspensión muy buena, que ha encontrado un balance satisfactorio entre aislamiento y contención de los movimientos de la carrocería. Creo personalmente, que si bien no es el mejor en ninguno de estos dos aspectos, sí puede ser de los mejores si lo medimos en forma de ratio. Hay pocos coches (de su rango de precio) que aíslen tan bien a los ocupantes y sin embargo contengan la carrocería lo suficiente.

Las posibles desventajas que pudiera tener el Toyota Avensis en una carretera de curvas, se ven compensadas por lo bien que va en carretera abierta. Su estabilidad lineal es muy alta, y la citada precisión de la dirección en los primeros grados de giro del volante ayuda mucho.

Toyota Avensis

Análisis del motor 2.0 diesel de 124 CV

Derivado del anterior motor diesel de la misma cilindrada que rendía 129 CV, este nuevo motor es un superventas en potencia. No es brillante en ningún aspecto, pero no tiene ningún fallo por el que alguien pudiera descartarlo. Lo cierto es que no me extraña que Toyota piense vender el 85% de sus unidades con este motor.

Metiéndonos en harina diremos que es un motor de 124 CV (a 3.600 vueltas) con un par máximo de 310 Nm disponible desde las 1.600 hasta las 2.400 revoluciones por minuto. Cómo estáis viendo, los datos de par se corresponden con los que nos encontramos en mayoría de los motores diesel de dos litros de cubicaje y unos 140 CV, y eso se nota en el comportamiento del coche.

Con este motor, el Toyota Avensis puede moverse con suficiente agilidad como para circular a un ritmo alto en carretera (a 120 km/h va un pelín por debajo de 2.000 vueltas) o para adelantar con suficiente seguridad en una carretera de montaña. Es un motor muy equilibrado, no diría que hace falta, para la mayoría de la gente se entiende, más potencia, pero tampoco le sobra.

Toyota Avensis

Si circulamos a un ritmo tranquilo, su par disponible desde bastante abajo, su suavidad y su silencio harán que resulte agradable de conducir. Mientras no superemos las 3.000 vueltas, todo transcurre con suavidad (el tacto de la palanca de cambios, preciso pero de recorridos algo largos contribuye).

Ahora bien, si nos da por pisar a fondo el pedal, el ruido se incremente notablemente, y a partir de las 4.000 vueltas no tiene sentido seguir en la misma marcha (es normal que sea así pero merece la pena nombrarlo).

Un último punto sobre este motor, el consumo. Durante el recorrido que realizamos en la presentación, pude comprobar que su consumo no es alto, pero es difícil alcanzar los prometidos 4,5 litros de media (y 119 gramos de dióxido de carbono que le libran de pagar impuesto de matriculación).

Toyota Avensis

En el recorrido que me tocó hacer, hice dos tipos de conducción. Una más despreocupada en una carretera de curvas, con constantes subidas y bajadas, y otra en la que buscaba la máxima eficiencia, que combinó un tramo urbano y otro de carretera abierta, aunque con constantes paradas por retenciones.

En el primer caso, el consumo máximo que obtuve fue de 7,1 litros, y en el segundo de 5,9 litros cada 100 kilómetros, siempre según el ordenador del coche. Estos resultados solo pueden ser orientativos, pero creo que pueden servir de referencia.

Equipamiento del Toyota Avensis 2012

Tras esto, nos toca hablar del equipamiento, del que tuvisteis noticias hace unos días gracias a Javier Álvarez. Para no repetirnos, simplemente concretaremos algunos detalles que pudieron quedarse en el tintero.

Hay tres niveles de equipamiento, Comfort, Advance y Executive. El primero orientado más hacia las flotas, cuenta con llantas de 16 pulgadas, aire acondicionado, control de crucero, Bluetooth y control de estabilidad.

Toyota Avensis

El acabado Advance añade llantas de 17 pulgadas, cámara de visión trasera con pantalla central multimedia, retrovisores plegables, sensores de lluvia y luces y espejo interior electrocrómico. En este nivel de equipamiento podemos escoger dos paquetes de equipamiento, denominados Techno (faros bi-xenón y navegador básico GO) y Skyline (techo panorámico y cristales oscurecidos).

Por último, el acabado más completo incluye llantas oscurecidas de 18 pulgadas, cuero Alcantara, el sistema multimedia Toyota Touch & GO Plus y todos los elementos de los paquetes Techno y Skyline.

A este nivel de equipamiento podemos añadirle dos paquetes más, denominados Premium y Safety. El primero incluye asientos calefactables, regulación eléctrica en asientos delanteros, volante con inclinación eléctrica, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, y sistema de audio premium de 11 altavoces y el segundo el control de crucero adaptativo, el sistema de mantenimiento de trayectoria, el sistema de aviso de cambio involuntario de carril y el sistema de aviso pre-colisión.

Toyota Avensis

Conclusiones finales

El Toyota Avensis 2012 ha mejorado en casi todos los aspectos que antes empeoraban su puntuación. Su comportamiento más dinámico, su elevado confort de marcha y su retocado motor diesel de 129 CV harán que este sea Avensis sea válido para la gran mayoría.

En el lado contrario, su restrictiva política de equipamiento, que reserva los últimos avances en seguridad para el acabado más caro, su conducción aburrida, su interior falto de imaginación y su falta de brillantez en siquiera algún aspecto equilibran la balanza.

Precios Toyota Avensis 2012

  • Avensis 140 Advance – 20.900 euros
  • Avensis 140 Multidrive-S Advance – 22.400 euros
  • Avensis 150 Executive – 26.500 euros
  • Avensis 150 Multidrive-S Executive – 28.000 euros
  • Avensis 120D Comfort – 20.900 euros
  • Avensis 120D Advance – 21.900 euros
  • Avensis 120D Executive – 25.200 euros
  • Avensis 150D Advance – 23.900 euros
  • Avensis 150D AutoDrive S Executive – 30.400 euros
  • Avensis 180D Executive – 29.200 euros

Nota: La carrocería Cross Sport supone un sobreprecio de 1.500 euros en las versiones Comfort y Advance, y de 2.500 euros en el acabado Executive. Las terminaciones Multidrive-S (variador contiuo) y AutoDrive S (convertidor de par) se refieren a las cajas de cambio automáticas, que no pudimos probar.

Ver galería completa » Toyota Avensis 2012 (presentación) (28 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Toyota Avensis, presentación y prueba en Niza (parte 1)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios