Sigue a Motorpasión

Seat León, Toma de contacto

Antes de arrancar con la parte dinámica de nuestra toma de contacto con el Seat León, hay unos temas a tratar. Nuestro acabado era el FR, lo que implica dos cosas importantes respecto a la dinámica, la primera es que lleva la suspensión FR, que consiste en unos muelles y amortiguadores con tarado específico, el resto de modelos llevan la suspensión Confort, menos firme.

El motor que probamos en el Seat León es el 1.4 TSI de 122 CV, por lo que nada de suspensión multibrazo, utiliza eje de torsión, recordamos que la multibrazo queda reservada para las versiones más potentes, el 1.8 TSI de 180 CV y el 2.0 TDI de 184 CV. Me hubiera encantado probar la suspensión multibrazo en el nuevo León, pero eso quedará para otra ocasión.

Los neumáticos que calzaban todas las unidades (que miré) eran Continental ContiSportContact 5, en nuestro caso las medidas eran 225/40 R18, aunque había bastante variedad de medidas. Con todos estos datos previos en la mano, nos ponemos en movimiento para contaros que tal va el Seat León.

Seat León, Toma de contacto

Prueba dinámica del Seat León

Arrancamos el motor. Frente a nosotros tenemos un panel multifunción flanqueado por dos esferas, la izquierda del cuentavueltas y la derecha del velocímetro. Los números son grandes y de fácil lectura, sin embargo a partir de los 60 y de los 140 km/h las divisiones del velocímetro cambian, en el primer trozo va de 10 en 10 km/h, en el segundo (a partir de 60 km/h) pasa a ir de 20 en 20 km/h y en el tercero, a partir de 140 km/h pasa a ir de de 30 en 30 km/h, En las zonas de transición a veces puede ser lioso saber a que velocidad vamos.

Podemos elegir entre múltiples opciones lo que queremos visualizar en el panel multifunción. En mi caso elegí el indicador de consumo instantáneo. Y es que había oído buenas referencias en cuanto al consumo del motor 1.4 TSI de 122 CV, equipado con Stop/Start y quería saber hasta que punto se podía conseguir unas buenas cifras con este motor.

Seat León, Toma de contacto

Hace unos años conduje brevemente el motor 1.4 de 140 CV y me pareció un motor muy recomendable. ¿Qué tal le ha sentado perder el compresor volumétrico? En mi opinión bien, con una potencia de 122 CV mueve con bastante soltura el conjunto, acelera con fuerza y es muy, pero que muy elástico, empujando desde muy abajo hasta prácticamente el corte.

Así pues me ha sorprendido para bien y por lo que os contaré un poco más adelante, si me comprase un Seat León, sería con este motor. La caja de cambios es de seis velocidades. El indicador de cambio de marcha es de los mejores que he visto, aunque eso se puede explicar fácilmente, este motor empuja desde muy abajo y la caja de cambios tiene unos desarrollos bastante bien distribuidos.

Nuestra ruta nos llevó de Madrid a Salamanca y vuelta, prácticamente todo fue autopista. El Seat León es un coche bastante cómodo e incita a conducirlo durante kilómetros y kilómetros, no cansa nada. El recorrido de la palanca de cambios es bastante cortito, muy preciso y de movimiento rápido, cambiar rápido, una cosa que me gusta especialmente, es facilísimo.

Seat León, Toma de contacto

Antes de hablar del tacto de la dirección, hablaremos del sistema de elección de modos de conducción del Seat León. Mediante el botón Mode podremos configurar varios parámetros nuestro gusto o elegir uno de los tres preestablecidos. Después de probar el modo normal, el Eco y el Sport, opté por una solución intermedia, que era personalizarme el modo, me puse el volante en modo Sport, mientras que el resto de opciones los puse en modo Eco.

El tacto de la dirección en modo normal y en modo Sport no se diferencia mucho, este último apenas es un poco más duro, pero es muy agradable y da mucha sensación de control. Al hilo del tacto de la dirección, nuestra unidad de pruebas llevaba el paquete que aúna la gestión de luces cortas y largas y el sistema de asistencia de cambio de carril.

Después de unos 20 km opté por desactivar este sistema, ya que aunque el coche si no damos los intermitentes se mantiene en el carril solo, me molestaba que al más mínimo indicio de acercarme a la línea el coche me empujara el volante en la dirección contraria. Estaría bien poder regular el nivel de asistencia como en otros sistemas de este tipo.

Seat León, Toma de contacto

Al principio me mostré un poco escéptico con los retrovisores exteriores, tienen una forma muy angulosa y el espejo tiene una forma acorde a estos ángulos. Sin embargo la forma permite una buena visibilidad a lo ancho, aunque en altura son un poco limitados.

Consumo del Seat León durante nuestra toma de contacto

Hablemos ahora del consumo del Seat León con el motor 1.4 TSI de 122 CV. Según la ficha técnica, homologa 5,2 l/100 km en ciclo combinado. En el camino de ida, con lluvia y mucho tiempo circulando despacio, a una velocidad media de 70 km/h marcamos 7,5 l/100 km. Sabía que esa cifra podía mejorarse notablemente.

A la vuelta hicimos dos tramos, de Salamanca a Moralzarzal y después fuimos desde Moralzarzal hasta el Hotel Puerta de América. No íbamos a coger apenas ciudad y eso nos ayudaría bastante a conseguir un consumo aquilatado. Efectivamente el consumo sin tráfico, con tiempo seco y a velocidades algo más moderadas, pero con una media de velocidad superior al día anterior (87 km/h en el primer tramo y 80 km/h en el segundo) fue mucho mejor.

Seat León, Toma de contacto

En el primer tramo cuando paramos el coche, la media del ordenador de a bordo reflejaba 5,4 l/100 km. Una buena cifra, pero intuía que era mejorable. Después de hacer una pequeña parada, reemprendimos la marcha en el tramo final de la prueba, desde Moralzarzal hasta el Hotel Puerta de América.

A la llegada a nuestro destino, el ordenador marcaba 5 l/100 km, aunque llegando allí, en la M-30 el ordenador de a bordo llegó a reflejar 4,9 l/100 km. El consumo de la ficha técnica se puede clavar, un dato que aprecio en los coches. El consumo lo analizaremos a fondo cuando tengamos la posibilidad de probar el coche con más tranquilidad.

Volvemos al primer párrafo de la parte de ayer de la miniprueba para traer a colación la frase “El Seat León es el mejor coche que Seat ha fabricado jamás”. Me parece pronto para dar la aprobación a esta frase, pero no me ha parecido muy lejana de la frase que yo utilizaría para definir a este coche, y que es algo como: no conozco ningún Seat mejor que este.

Ver galería completa » Seat León, toma de contacto en Salamanca (53 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios