Síguenos

Seat León, Toma de contacto

Durante la presentación del Seat Ibiza Cupra a la que acudimos a finales de enero, escuché por segunda vez una frase que de primeras me sonó bastante pretenciosa. El Seat León es el mejor coche que Seat ha fabricado jamás. No me gusta hacer juicios precipitados, por lo que cuando se nos presentó la oportunidad de conocer de primera mano al León, quise comprobar hasta que punto esta afirmación es cierta.

No hemos probado mucho tiempo el Seat León, aunque en nuestro pequeño periplo hasta Salamanca desde Madrid y vuelta hemos podido rodar suficiente para sacar unas primeras conclusiones sobre este modelo llamado a relanzar las ventas de Seat. Confiamos en tener pronto la posibilidad de hacer una prueba a fondo, mientras tanto acompañadnos en esta toma de contacto.

Seat León, Toma de contacto

Ya había visto un Seat León aparcado mientras iba a hacer unas fotos para la prueba de otro coche. No pude parar a verlo porque iba con un poco de prisa, pero lo que más me llamó la atención a simple vista era su pequeño tamaño y la musculosa línea de la cintura, muy parecida a la del Seat Ibiza. Pero esta vez teníamos a nuestra disposición el nuevo Seat León para realizar observaciones mucho más detenidas.

Primeras impresiones del Seat León

El nuevo León no solo parece pequeño, es de hecho más pequeño en longitud que la anterior generación (de código interno 1P), concretamente es 5 centímetros más corto para un total de 4.263 mm, aunque es 1,6 centímetros más ancho para una anchura total de 1.784 mm. La batalla se ha estirado hasta los 2.636 milímetros.

Como ya sabemos por artículos anteriores, el Seat León utiliza la nueva plataforma modular de Volkswagen, la MQB. Aunque la tendencia general es hacia coches cada vez más pesados, con el Seat León han hecho un trabajo concienzudo en este aspecto, ya que el León con el motor más ligero (el 1.2 TSI) pesa en orden de marcha 1.188 kg, mientras que el más pesado se queda en 1.301 kg, con un reparto de masas de entre el 60:40 y el 64:36.

Seat León, Toma de contacto

El Seat León tiene una apariencia de bloque uniforme con dos volúmenes bien integrados que no le sienta nada mal, porque le da mucho carácter y sobre todo un aspecto muy robusto y musculoso. Ese quizá sea su punto fuerte, que aunque tiene algunas líneas muy parecidas a las del Seat Ibiza, sus detalles diferenciadores están tan marcados que no es muy difícil distinguir uno de otro.

Los faros de LED son una opción para los acabados Style y FR, mientras que los pilotos traseros de LED que se pueden ver en algunas de nuestras fotos son de serie para el FR y una opción para el Style en un paquete que forma con los faros de LED. Nuestra unidad los llevaba y el trozo que conducimos anocheciendo volví a disfrutar de las bondades de este tipo de faros.

A modo de miniguía, lado a lado, el Seat Ibiza y el Seat León se distinguen sobre todo en las dimensiones. Obviamente el León es más ancho y más largo que su hermano pequeño, pero al compartir bastantes rasgos del morro, vistos de frente pueden confundirse. Sin embargo en el lateral y en la trasera se distinguen de forma muy sencilla, la superficie acristalada es mayor en el lateral del León y las líneas de la trasera son completamente diferentes en uno y otro modelo.

Seat León, Toma de contacto

Rápidamente nos desplazamos al interior, ya que del exterior cada uno debe juzgar según sus gustos. Antes de meternos con el interior, un inciso aclaratorio, durante esta toma de contacto la organización tenía preparados varios Seat León en acabados Style y FR, a nosotros nos tocó este último, de momento el tope de gama, con algunas opciones que iremos detallando en nuestro repaso al interior.

Exteriormente la manera de distinguir a un FR, sin necesidad de mirar sus emblemas en la parrilla o en el portón del maletero, está en fijarse en las llantas y en los cristales de atrás. Las primeras son en el FR de 17 pulgadas, el modelo denominado “Dynamic”. Algunos de los coches llevaban unas preciosas llantas de 18 pulgadas con detalles en color negro, mientras el nuestro llevaba unas llantas opcionales de 18 pulgadas también y un diseño de cinco radios dobles.

Seat León, Toma de contacto

Sensaciones del interior

Vale, ahora sí, vamos al interior. El primer sitio donde van los ojos es al volante. El Seat León FR lleva de serie un volante específico de tres radios, en cuero, con costuras en color rojo y el anagrama FR en el radio inferior sobre un embellecedor plateado. El tacto es muy bueno, especialmente en las zonas laterales que van recubiertas de cuero perforado y la costura no molesta como en otros modelos.

A los botones situados en los radios superiores se accede cómodamente con los pulgares prácticamente sin mover las manos. Hablaremos del funcionamiento y el tacto de la dirección mañana. El siguiente punto que llama la atención es el salpicadero, de la anterior generación a esta ha evolucionado bastante y para bien.

Ahora la disposición del salpicadero se ha diseñado con muchas líneas horizontales, lo que da sensación de anchura y espacio libre, pero además el salpicadero sigue una curva entorno al conductor, orientando los mandos hacia el que maneja el vehículo. Los materiales que cubren las diversas partes del habitáculo son blanditos en su mayor parte, es especialmente agradable el revestimiento acolchado de las puertas a la altura de los codos.

Seat León, Toma de contacto

Antes de seguir con los materiales, vamos a hablar brevemente del navegador, en nuestro caso el León equipaba el navegador opcional con pantalla de 5,8 pulgadas. Tiene un sistema de infrarrojos por el que responde a estímulos y se prepara cuando acercamos la mano. Como navegador tiene algunas pegas, ya que aunque la flecha va muy fluida por el mapa, la voz necesitaría un poco más de rapidez a la hora de dar indicaciones.

En el revestimiento de las puertas hay otra novedad, recalcada en el anuncio televisivo de este modelo, que es la iluminación de una tira en blanco o rojo (dependiendo del modo elegido, ya hablaremos de ellos mañana). Íbamos en un FR, pero no lo conseguí poner en funcionamiento. ¿La causa? Que lo lleva el FR, pero igual que la suspensión multibrazo, sólo con sus motorizaciones más potentes: el 1.8 TSI de 180 CV y el 2.0 TDI de 184 CV. Nos han explicado que estas tiras la llevan todos los FR, por alguna extraña razón no conseguimos hacerlas funcionar.

El espacio disponible para el conductor está bastante bien en prácticamente todas las cotas. En este aspecto el reposabrazos está muy bien situado, sobre la consola central y retrasado, para no molestar en los cambios de marcha, sin embargo cuando intentamos apoyar el brazo, aún extendido, queda algo atrás. El freno de mano queda bastante retrasado, entre la palanca de cambios y el reposabrazos.

Seat León, Toma de contacto

Hice una parte del trayecto de pasajero, aunque el espacio para la parte superior del cuerpo es generoso, encuentro algo agobiante la consola porque la pierna izquierda hay que llevarla casi obligatoriamente apoyada en la consola, en una postura que no creo que sea muy cómoda en largas distancias.

Los asientos eran de alcántara, con costuras de color rojo. Las superficies laterales van tapizadas en cuero, mientras que el centro del asiento y los reposacabezas van tapizados en alcántara, con el agradable tacto que esto conlleva. Sujetan muy bien, sobre todo la zona lumbar, aunque por buscarles una pega, el ajuste es completamente manual.

Seat León, Toma de contacto

En la parte trasera, con los asientos delanteros configurados para mi, que soy de estatura media aunque me gusta ir cerca del volante, el hueco para dos personas es bastante holgado. Queda bastante espacio para las piernas, tanto en longitud como en anchura. Con tres personas en esta fila, aunque ajustados en anchura, no creo que sea del todo incómodo.

El maletero tiene 380 litros de capacidad, con una forma muy regular y la boca de carga un poco alta, pero eso sí, bastante ancha. Bajo la alfombra del maletero en nuestra unidad teníamos, además del kit de reparación de pinchazos, el amplificador del sistema de sonido Seat Sound, que por cierto suena bastante bien.

Mañana arrancamos y os contamos que tal se mueve el Seat León.

Continuará…

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

39 comentarios