Sigue a

Dacia Sandero Stepway

Esta semana hemos asistido a la presentación española del Dacia Sandero Stepway, una nueva versión del utilitario enfocada a gente un poco más aventurera. Por razones de agenda no pudimos hacer una prueba a fondo, pero nos hemos enterado de lo sustancial. Las ventas comienzan YA, con dos motores.

Por un lado tenemos el 1.6 90 CV gasolina y por otro el 1.5 dCi 70 CV, la motorización que hemos probado. El primero sale por 10.050 euros y el segundo por 12.050 euros (con Plan 2000E, 9.850 euros). Qué casualidad, que ya os comentamos las diferencias de ambos motores en la prueba del Sandero normal.

Las diferencias con el Sandero que ya conocemos son fundamentalmente estéticas. Exteriormente recibe varios cambios con alguna ventaja funcional, como las llantas de aleación, faros antiniebla y bacas (elementos disponibles opcionalmente para el Sandero). La suspensión está elevada 2 centímetros.

Dacia Sandero Stepway

La altura libre es de 175 mm, ¡casi como un Mitsubishi Outlander! En el interior la gama de colores es ligeramente distinta y tiene un tapizado de asientos diferente. No hay ni mejor ni peor calidad, es la misma. En total el 20% de las piezas es diferente y se fabrican en el mismo lugar, Pitesti (Rumanía).

Es un turismo de tracción delantera, y ni tiene ni tendrá tracción total. Como cualquier otro Dacia no tiene control de estabilidad, pero se echa más de menos el control de tracción, lo que hace prácticamente inútil a este modelo cuando haya barro o condiciones adversas de adherencia fuera de carretera.

Circulando por autopistas y autovías no hay ninguna diferencia, aunque estoy por asegurar que me pareció un poco más cómodo de suspensión y mejor aislado de vibraciones (todas las unidades estaban haciendo el rodaje). Hasta los desarrollos del cambio son iguales en 3ª, 4ª y 5ª. Sí eché de menos equipamiento, como el ordenador.

Dacia Sandero Stepway

Durante un breve espacio de tiempo nos echamos una carrerita por una finca toledana con pista de tierra y un par de sitios con barro (las lluvias no ayudaron). El Sandero Stepway 1.5 dCi se defiende bien en segunda y tercera, la capacidad de aceleración es decente. Tracciona con las suficientes garantías.

Os dejo como anécdota que un periodista con muy buenas manos fue capaz de dejar atrás al Koleos 4×4 que iba detrás de la caravana de coches de prueba, que tiene el doble de potencia. La altura libre ayudaba a no morirse de miedo cuando pasamos por encima de ciertas piedras. Es robusto, no había crujidos ni grillos al saltar.

El control de tracción se echa de menos, ya que es muy fácil que una rueda patine mucho más que la otra al no haber un diferencial de deslizamiento limitado, y como ya he dicho puede quedarse totalmente atascado (no se dio el caso). Quizás habría venido mejor más perfil de neumático, hubo un par de incidencias en forma de pinchazo.

Dacia Sandero Stepway

Comprendo que sus futuros dueños no van a hacer esas animaladas con frecuencia. Hay que quedarse con que es básicamente un turismo normal decorado que sólo tiene como ventaja en campo una suspensión alta, 1ª y 2ª más cortas y protecciones de plástico, nada más. La postura de conducción es un poco más alta.

En pocas palabras, no hay que considerarlo como un vehículo todocamino, es un poco más versátil que un Sandero normal, pero lo que más estamos pagando es el maqueo exterior. Útil por ejemplo para llevar las tablas de Windsurf por caminos hechos polvo o excursiones light. También para los resaltos urbanos.

Pasa lo mismo con el Sandero y los resaltos, que en circuito urbano puede ser más rápido que un Aston Martin, ya que donde este último tiene que frenar para no partirse en dos, el Sandero pasa fenomenal sin tocar nada en los bajos, y el rebote de la suspensión no es incómodo (cosa que sí pasa en algunos SUV y todocaminos).

Dacia Sandero Stepway

La motorización gasolina es la más interesante si no nos acogemos al Plan 2000E. El dCi no se amortiza hasta pasados 120.000 kilómetros. Sólo se vende con tres colores metalizados (el rojo de las fotos y dos grises) y con UN solo equipamiento, con dos opcionales, y ya está.

Estos paquetes son Confort (aire acondicionado y radio CD MP3) y Eléctrico (elevalunas eléctricos y cierre centralizado con mando a distancia). Aunque Dacia considera al Stepway como “seguro”, sólo tiene dos airbags de serie, cinco cinturones (delanteros con pretensor) y cabeceros, ABS 8.1 con EBD y SAFE.

Sólo por el aspecto de la seguridad y la ausencia de ayudas electrónicas que pueden ser providenciales no me parece más recomendable que el Fiat Panda 4×4 (2.000 y pico euros más caro), Lada 4×4 (gasta la de Dios) o SEAT Ibiza III. Es más, sobre un Sandero normal no lo veo tampoco claro.

Dacia Sandero Stepway

Según tarifas vigentes y con promoción, el Sandero 1.6 90 Laureate (el más equipado) sale por 9.650 euros y en diesel cuesta 10.050 euros. El Stepway va peor equipado, tiene peores prestaciones (más peso y peor aerodinámica) y a golpe de accesorios se puede conseguir algo muy similar.

Os recuerdo que dentro de la gama de accesorios oficiales Dacia se pueden instalar barras de techo, protectores de antinieblas, kit SUV light, portabicicletas, bola de remolque, faldones laterales, etc. En resumen, un Stepway casero sale más barato en todos los sentidos.

Pero bueno, a su favor, es más habitable que sus rivales y con más maletero, es muy fácil de conducir (el embrague tiene mucho recorrido), objetivamente hablando no es caro, visualmente es resultón, es muy divertido de llevar en pistas y no será demasiado visto.

Ver galería completa » Dacia Sandero Stepway (presentación) (14 fotos)

En Motorpasión | Dacia Sandero Stepway

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios