Síguenos

Porsche 911 Carrera S

Después de saber que el Porsche 911 Carrera S con caja de cambios PDK es un coche de armas tomar en el apartado dinámico, llega el momento de ver que es lo que ofrece por los 115.456 euros que cuesta la versión básica y conocer que es lo que puede equipar opcionalmente para alcanzar los 144.919 euros que costaba la unidad de pruebas.

Ya que hay que seguir un orden lógico, vamos a comenzar por el exterior para seguir con el equipamiento interior y luego el equipamiento técnico. Los faros Bi-xenón son de serie, y forman un conjunto de iluminación muy completo junto con las luces diurnas de led integradas en el paragolpes delantero y las ópticas traseras también con tecnología led.

Las llantas de 20 pulgadas son de serie en el diseño que luce la unidad de pruebas, pero opcionalmente hay otros tres diseños que van hasta los 1.373 euros de precio y que pueden pintarse además con infinidad de colores para adaptarse al gusto de cada comprador.

Hay disponibles cuatro colores de serie, el negro, el rojo, el blanco y el amarillo. El plata GT metalizado forma parte del equipamiento opcional con un sobreprecio de 1.314 euros, pero ten por seguro de que si pagas lo suficiente, Porsche te pinta el coche en el color que tu quieras.

Porsche 911 Carrera S

Los espejos retrovisores exteriores, que por primera vez van fijados sobre la puerta y no sobre el marco delantero de las ventanillas, eran opcionalmente plegables eléctricamente. Hay que pagar por ellos 331 euros, pero es recomendable esta opción que automáticamente los pliega cuando cierras el coche con el mando a distancia.

Otra de las opciones que se apreciaban desde el exterior era el techo eléctrico corredizo, que por primera vez en el 911 se desliza por el exterior de la carrocería cuando lo abrimos. En el anterior modelo el techo se escondía entre la parte exterior y el techo interior, pero ahora lo hace hacia fuera para, entre otras cosas, ofrecer más espacio en el habitáculo.

El precio del techo eléctrico sin ser de cristal, como el de la unidad de pruebas es de 1.885 euros, aunque por 2.508 euros hay disponible un techo con las mismas características pero en cristal. La superficie que se abre ha aumentado un 30% respecto al modelo 997.

Equipamiento interior del 911

Ya hemos comentado que el interior del nuevo Porsche 911 se parece más al de sus hermanos los Cayenne y Panamera que al de los anteriores 911. La evolución ha sido muy significativa en este sentido y eso se aprecia tanto en la calidad de los acabados como en el equipamiento de serie.

Porsche 911 Carrera S

De serie los 911 Carrera y Carrera S llevan asientos deportivos con ajustes eléctricos en respaldo y altura de la banqueta. Opcionalmente hay disponibles otros asientos como los que llevaba la unidad de pruebas, que son deportivos pero tienen 18 regulaciones eléctricas. Como para que alguien se queje de que no encuentra la posición al volante. Su precio es de 4.035 euros.

Porsche 911 Carrera S

La calefacción en los asientos opcional se agradece en invierno y tiene un precio de 524 euros, pero para épocas como esta en la que el calor aprieta lo mejor es equipar el coche con los asientos delanteros ventilados que por 1.181 euros permite elegir entre tres niveles de intensidad de ventilación.

También forma parte del equipamiento de serie la pantalla táctil de TFT desde la que se pueden manejar casi todos los sistemas del vehículo. Ésta se combina con la pantalla integrada en el segundo reloj comenzando por la izquierda del cuadro de instrumentos, que te permite tener toda la información disponible mucho más a la vista que en la pantalla central.

Tres niveles de equipos de música disponibles

De serie lleva un equipo de sonido llamado Sound Package Plus con nueve altavoces , pero la unidad de pruebas equipaba el sistema de sonido envolvente Burmester®. Este último es el sistema de sonido más avanzado, ya que en un nivel intermedio está el Bose que cuesta 1.579 euros.

Porsche 911 Carrera S

El Burmester® por su parte cuesta 4.898 euros, pero a cambio nos ofrece una calidad de sonido espectacular gracias a los 12 altavoces, uno de ellos activo. Éstos incluyen membranas de fibra de vidrio que mejoran la calidad del sonido. En total hablamos de más de 800 vatios que permiten que cuando no quieres disfrutar de la música que emite el motor, puedas disfrutar de tus melodías favoritas con una calidad increíble.

Me ha llamado la atención que algunos sistemas que son de serie en coches utilitarios y de gama baja como el control de velocidad de crucero, formen parte del equipamiento de opcional y hay que pagar por él 438 euros. Solo se me ocurre que la justificación vendrá porque no todos los compradores de un 911 quieren este sistema.

De serie también incorpora la caja de cambios manual de siete velocidades, la única disponible hasta el momento en el mercado. La caja de cambios PDK opcional es, bajo mi punto de vista, un básico que no debe faltar en ningún 911.

El precio del PDK es 3.916 euros, aunque la reducción de las emisiones de CO2 hace que pagues menos de impuesto de matriculación y que apenas haya 700 euros de diferencia respecto a la caja manual en el total del conjunto.

Porsche 911 Carrera S

Completo equipamiento técnico de serie

El Carrera S equipa por primera vez de serie el Porsche Torque Vectoring, que es el sistema que hace que las trayectorias en las curvas sean inamovibles y que la tracción sea óptima a la salida de las mismas.

Pero además si equipas el coche con la caja de cambios PDK, automáticamente se monta el PTV Plus, que además de frenar las ruedas interiores del eje trasero para mejorar el dinamismo en las curvas, bloquea electrónicamente el eje trasero de forma electrónica. Un autoblocante hablando en cristiano.

El PTV y el PTV Plus forman parte del equipamiento opcional en el Carrera “a secas” con un sobreprecio de 1.460 euros el primero y 1.659 euros el segundo.

De serie es también un sistema que mejora la percepción del sonido del motor en el habitáculo cuando llevas activado el modo Sport. Porsche le llama Sound Symposer y consiste básicamente en un sistema que amplifica el sonido inconfundible de los motores bóxer y lo traslada al habitáculo sin artificios como los del BMW M5.

Porsche 911 Carrera S

La admisión entre la mariposa y el filtro de aire transmite el sonido a una membrana que está en contacto con la bandeja portaobjetos trasera, y ésta su vez está en contacto con el habitáculo, de forma que cuando llevas el botón Sport pulsado una trampilla permite pasar el sonido al habitáculo.

La doble salida de escape y el botón mágico en el salpicadero

Pero si de verdad quieres disfrutar de un sonido que enamora, deberás equipar el Porsche 911 Carrera S con el sistema de escape deportivo opcional. Como podéis ver en las fotos, la unidad de pruebas tenía dos salidas de escape por cada lado del coche.

Eso nos indica que lleva el sistema de escape deportivo, que con solo pulsar el botón del salpicadero hace que el sonido del bóxer se convierta en música para los oídos, tal y como ya expliqué durante la presentación y prueba del Porsche 911 Cabrio.

Es cierto que cuesta 2.907 euros, pero sinceramente no entra en mi cabeza que alguien se gaste casi 150.000 euros en un coche deportivo y no elija esta como una de las opciones indispensables. Durante la semana que tuve entre mis manos el Carrera S, solo en alguna ocasión rodando por ciudad decidí llevar el sistema desactivado para pasar un poco más desapercibido.

Porsche 911 Carrera S

PASM, control activo de las suspensiones

El PASM cuesta 915 euros. ¿De que se trata? Pues básicamente es el sistema de regulación de la dureza de suspensión de forma automática en el eje delantero y en el trasero. Mediante un botón situado en la consola central, puedes elegir entre el modo Sport o Normal.

El primero endurece las suspensiones para darle un carácter más deportivo, mientras que el segundo favorece el confort de marcha. Además los coches que equipan el sistema PASM, tienen una altura rebajada en 10 milímetros respecto al Carrera normal.

Otra de las opciones más interesantes disponible en el coche de la prueba era el paquete Sport Chrono, que en combinación con la caja PDK, también incluye el indicador adicional Sport, Sport Plus y el Launch Control en el volante. Cuesta 2.256 euros y además del bonito reloj que incluye para el salpicadero, también completa el planteamiento deportivo del vehículo.

Todos los sistemas de ahorro de combustible como el modo de funcionamiento “a vela” o el sistema Start&Stop forman por supuesto parte del equipamiento de serie.

Porsche 911 Carrera S

El sistema de ayuda al aparcamiento delante y detrás, que apenas se puede apreciar a simple vista, forma parte del equipo opcional y cuesta 1.048 euros. Es una opción muy recomendable porque a pesar de que la visibilidad de las superficies acristaladas es muy buena tanto delante como detrás, rascar un 911 aparcando puede ser para tirarse de los pelos.

Otra opción disponible son los Porsche Ceramic Composite Brake (PCCB) o más comunmente, frenos carbono cerámicos. Además de ser mucho más resistentes a la fatiga sobre todo si vas a usar el coche en circuito, también suponen un ahorro de peso del 50% respecto al sistema normal. Cuestan 9.491 euros.

Seguridad activa y también piensan en los peques

Como es lógico, Porsche también equipa al 911 con un completo sistema de seguridad para los ocupantes. Airbags de conductor y acompañante con detonación en dos fases, airbags torácicos laterales integrados en los asientos delanteros, airbags de cortinilla en los paneles de las puertas y una protección para impactos laterales en las puertas se encargan de proteger a los pasajeros en caso de accidente.

Además un sensor de detección de vuelco detecta un riesgo de vuelco y activa automáticamente los airbags de cortinilla y los pretensores de los cinturones.

Porsche 911 Carrera S

La nota curiosa en el apartado de seguridad la encontramos en los asientos traseros que llevan un sistema de fijación ISOFIX para sillas infantiles, que opcionalmente se puede equipar también en el asiento del copiloto. Para que luego digan que un deportivo no es compatible con viajar en familia y que las plazas traseras del 911 no sirven de nada.

En Motorpasión | Porsche 911 Carrera S PDK, prueba (exterior e interior; conducción y dinámica; equipamiento y seguridad; valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

19 comentarios