Sigue a

Peugeot 3008 HYbrid4

Como ya os dijimos ayer, hoy toca encender el coche para la segunda parte de nuestra prueba. El Peugeot 3008 HYbrid4 que estamos probando tiene muchas cosas que contarnos en este apartado y por eso vamos a contaros que tal va la mecánica híbrida que mueve a este coche. 200 CV, tracción total, tamaño compacto… parecen datos interesantes para un coche, pero vamos despacito, que así consumimos menos.

Un motor diesel 2.0 HDi de 163 CV y un motor eléctrico de 37 CV forman el conjunto motriz del Peugeot 3008 HYbrid4. Esa potencia combinada de 200 CV resulta más que suficiente para mover con soltura al coche y nos promete un consumo bastante contenido, aunque como vamos a ver queda algo lejos de lo que esperábamos.

Un coche con aires de monovolumen y también de todocamino, os contaremos que tal se desenvuelve en ambos cometidos, aunque os adelantamos que mejor en el primero que en el segundo. El híbrido diesel-eléctrico que hizo de pionero de la tecnología HYbrid4 de Peugeot ha pasado por nuestras manos y vamos a dar un repaso en profundidad por su mecánica y dinámica.

Adentro, poneos cómodos que empezamos.

Peugeot 3008 HYbrid4

Antes de que me lapidéis, una anotación, el Peugeot 3008 HYbrid4 no siempre es tracción total como he contado en la introducción. Como la tracción trasera es siempre exclusivamente eléctrica, dependiendo de las situaciones el coche será o no tracción total. A lo largo de esta parte de la prueba os expondremos el funcionamiento de este sistema.

Motor diesel, motor eléctrico, el corazón del Peugeot 3008 HYbrid4

El Peugeot 3008 HYbrid4 es un híbrido puro, esto significa que el motor térmico tiene conexión con las ruedas y que el motor eléctrico es capaz de mover el vehículo independientemente. El sistema híbrido HYbrid4 de Peugeot combina dos componentes bastante bien diferenciados, por una parte tenemos el motor térmico y por otro el motor eléctrico.

El motor térmico es un 2.0 HDi que entrega 163 CV a 3.850 rpm. El par que entrega es considerable, concretamente son 300 Nm de par a 1.750 rpm. Este motor es un viejo conocido del grupo PSA y de hecho se utiliza en la versión de 160 CV sin hibridar en escalones inferiores de la gama 3008.

Peugeot 3008 HYbrid4

Este motor se conecta a las ruedas a través de una caja de cambios CMP manual pilotada. Hasta aquí la parte convencional del Peugeot 3008 HYbrid4. Lo primero que encontramos que no es nada convencional del 3008 HYbrid4 es la utilización un motor de arranque-alternador que sirve para arrancar el motor térmico y adicionalmente generar energía. Concretamente consigue producir una potencia de 11 CV de punta y de 10 CV continuos.

Anotad el dato producido de forma continua, porque lo vamos a recuperar un poco más adelante. Nos vamos al eje trasero y encontramos un motor eléctrico de 37 CV, aunque este pico de potencia solo lo entrega en momentos puntuales, normalmente solo empujará con 27 CV. Este es el motor que se utiliza para conseguir la tracción total y propulsar el coche con cero emisiones, ya sea de forma forzada o cuando el coche estima que simplemente se vale con electrones para moverse.

La batería va situada justo tras los asientos traseros, son de Níquel Metal Hidruro (Ni-MH) y la energía que almacena es de 1,1 kWh. La potencia pico que puede entregar alcanza los 42 CV, como vemos suficiente para alimentar al motor eléctrico, al menos durante un pequeño lapso de tiempo.

Peugeot 3008 HYbrid4

Cuatro modos de conducción para elegir

Gracias al selector rotatorio situado en la consola central, podremos alternar entre los cuatro modos de conducción disponibles. Si seguimos las agujas del reloj, tenemos el AUTO, el SPORT, el 4WD y el ZEV. El AUTO es el modo por defecto, cuando lo elijamos el coche pensará por nosotros y elegirá las mejores combinaciones de propulsión para conseguir el mejor consumo y comodidad.

El modo SPORT es similar al AUTO, solo que nos ofrece toda la potencia disponible mientras apura las marchas cuando requerimos lo mejor del coche. El modo 4WD fuerza el funcionamiento en modo tracción total. El motor del eje trasero se pondrá a funcionar para conseguir la mayor tracción posible.

En caso de exigirle demasiado y descargar la batería, la potencia máxima que tendremos en el eje trasero será la de los 10 CV continuos que puede entregar el alternador-motor de arranque. Si superamos los 120 km/h el motor eléctrico trasero se desconecta solo, con lo que a partir de esa velocidad tendremos solo los 163 CV del motor térmico, esté como esté la batería de cargada.

Peugeot 3008 HYbrid4

Para acabar, el modo ZEV forzará la tracción exclusivamente eléctrica. Si no tenemos carga en la batería o exigimos demasiado con el acelerador, el motor se arrancará automáticamente y el selector rotatorio se colocará en modo AUTO. El modo ZEV, ya sea forzado o porque el coche así lo decida, es un poco inútil, hay que pisarle muy poco y con suavidad para que dure algo más que un suspiro, pero no es el primer híbrido en el que pasa.

Lo que sí deberían replantearse en Peugeot para el próximo restyling es la utilización de un compresor del aire acondicionado de arrastre mecánico y por tanto ligado al motor diesel. Si el motor no está encendido, no tenemos aire acondicionado. Esto significa que en verano, cuando el aire acondicionado es una necesidad y el sol pega de lo lindo, el modo eléctrico, así como el sistema de parada y arranque automático, serán utilizados de forma meramente testimonial.

Así que nota abierta a Peugeot para el restyling: montar un compresor eléctrico. La gran mayoría de híbridos y eléctricos montan estos sistemas que dependen de la carga de la batería de alta tensión y permiten sacar todo el jugo de la tracción eléctrica y los sistemas de parada y arranque del motor (en caso de tenerlos).

Peugeot 3008 HYbrid4

Peugeot 3008 HYbrid4, un monovolumen para familias reducidas con aires todocamino

Este coche está claramente orientado a su conducción en carretera. Y digo claramente porque después de probarlo por carretera y por caminos de relativa facilidad, me ha quedado cristalino que si queremos meternos asiduamente por caminos, mejor buscarnos otra alternativa con más aptitudes camperas

Si, lleva una tracción total que nos dará tracción en terrenos con baja adherencia, pero las cotas de distancia libre al suelo, ángulos de ataque y finalmente la suspensión son las que dictan sentencia en este caso. Vamos por orden, primero asfalto y luego tierra.

El asfalto es el territorio natural del Peugeot 3008 HYbrid4, una suspensión bastante firme, una dirección precisa y un grupo híbrido que mueve con mucha soltura el conjunto. En autopista es muy estable y muy silencioso a pesar de su mecánica diesel. El aislamiento del habitáculo hace que solo se perciba un ligero rumor de rodadura y del motor, está muy bien conseguido.

Peugeot 3008 HYbrid4

Este es un coche para hacer kilómetros de manera confortable por autopista, ese es su punto fuerte. Pero no solo la autopista es su medio ideal, también en carreteras lentas de curvas el 3008 HYbrid4 se defiende muy bien. La combinación conseguida al situar el selector rotatorio en SPORT, la palanca de cambios en M y utilizar la caja de cambios con las levas fijas tras el volante… excepcionalmente divertida, solo decir que después de recorrer ese trozo de carretera de curvas lentas y de mediana velocidad, tardé un rato en darme cuenta de que se me había quedado en la cara esa sonrisilla que se te escapa cuando lo pasas muy bien.

Poner en aprietos a este coche es tarea complicada, sus reacciones en las curvas cuando se va algo pasado son muy neutras, aunque por el peso que acumula en la zona delantera tiende al subviraje. La tracción total se hace presente a la salida de las curvas, cuando aceleramos fuerte al salir de la curva, provocar pérdidas de tracción no es fácil con todas las ruedas transmitiendo fuerza al suelo.

El motor térmico acelera rápidamente cuando estamos en modo SPORT y solo con este modo será posible que veamos la aguja del potenciómetro llegar al 100% de potencia. A pesar de ser un embrague monodisco en seco el que maneja el robot para realizar el cambio de engranajes, la reacción al accionamiento de las levas es rápida, aunque las transiciones entre marchas son algo bruscas.

Peugeot 3008 HYbrid4

Por debajo de los 120 km/h, momento en el que se el sistema eléctrico del eje trasero queda inhabilitado, cuando el coche detecta que estamos acelerando y llega un cambio de velocidad para arriba, se pone a empujar el motor eléctrico puntualmente para hacer más suave el salto de una marcha a otra.

No es un comportamiento que se pueda sentir fácilmente, de hecho no supe de esta solución técnica hasta tres días antes de devolver el coche y ni aún sabiéndolo fui tan sensible como para notarla. El Peugeot 3008 HYbrid4 es un coche fantástico en carretera, silencioso, cómodo, una caja de cambios que da muy buenas sensaciones, pero… ¿y fuera de carretera?

Peugeot 3008 HYbrid4

De excursión por los caminos, la cabra tira al monte… o no

Parece un todocamino, pero lamentablemente no lo es. El que se compre este coche como un todocamino se verá defraudado, porque a pesar de poder salir fuera del asfalto con un poco más comodidad que un turismo normal, realmente la diferencia es pequeña. Esta diferencia se traduce en un poco más de altura con respecto a un turismo normal y en la tracción total.

Fuera de la carretera nos aventuramos con el 3008 HYbrid4 por una pista con firme de grava suelta que no dió ninguna complicación. De hecho cualquier turismo podría circular por ella, fue más adelante cuando la grava suelta dio paso a la pizarra molida cuando lo empezamos a pasar peor.

Hacía varios años que no transitaba por esa pista, las lluvias, junto al paso del tiempo y los vehículos pesados habían hecho unos enormes boquetes en el suelo que podríamos dar en llamar no muy apropiadamente baches. Lo que a un todoterreno cualquiera le parecería un juego de niños y a un todocamino al uso le sería una pista de relativa facilidad a nuestro 3008 se le empezaba a atragantar y había que bajar el ritmo.

Peugeot 3008 HYbrid4

Tuve que circular bastante despacio con él, de lo contrario hubiese acabado reventando el fondo del coche y lo que es peor, mi trasero y mi espalda. En las (pocas) zonas con el firme en mejor estado intenté darle unas pocas alegrías para poner a prueba el modo 4WD, la adherencia es buena, aunque los neumáticos no acompañasen mucho, al ser unos Michelin Primacy HP de asfalto.

Esto me hizo pensar que el sistema de tracción total “de palo” sí puede tener una aplicación en la vida real más allá de ligeras excursiones por caminos de tierra y baches. La respuesta nos viene del cielo, agua y nieve. En sitios donde hace frío y llueve o nieva en invierno, el Peugeot 3008 HYbrid4 con neumáticos adecuados puede ser una buena opción. Una buena adherencia, tracción total, cómodo para una familia mediana de cuatro o incluso cinco miembros…

Observaciones sobre el consumo

Sinceramente me esperaba mucho menos de este coche. Menos consumo quiero decir. El Peugeot 3008 HYbrid4 tiene dos versiones, la 3008 HYbrid4 99g (desde septiembre ha reducido su consumo) que homologa 3,8 l/100 km en ciclo combinado y el 3008 HYbrid4 a secas, que homologa 4,0 l/100 km. La nuestra es la segunda, y con la premisa de los 4 l/100 km tenía muchas esperanzas de conseguir un consumo ajustado con él.

Peugeot 3008 HYbrid4

En los primeros kilómetros de los 566 km que duró la prueba el consumo reflejado por el ordenador de a bordo llegó a los 5,3 l/100 km. Por más que lo intenté con todos mis conocimientos de conducción eficiente, no hubo manera de bajar los consumos de ese punto y para el final de la prueba el consumo había subido hasta los 6,2 l/100 km tras haberme dado por vencido en mi objetivo de consumir poco.

No ayudó el tener que conducir con el aire acondicionado casi siempre encendido y por ende el motor térmico arrancado, ni la orografía de las carreteras que recorrimos durante la prueba, por no mencionar el paseo fuera del asfalto que también subió el consumo. Sin embargo, si puedo decir con los datos en la mano que alcanzar el consumo homologado es prácticamente imposible, como en un gran porcentaje de casos de coches actuales.

De todas formas no todo son malas noticias con respecto a nuestros consumos con el 3008 HYbrid4. Si vamos a Spritmonitor, tenemos una muestra algo reducida de cinco Peugeot 3008 HYbrid4. El menor consumo de los cinco son 5,47 l/100 km y la media de consumos es de 6,47 l/100 km. Esto implica que nuestro consumo inicial no estuvo muy lejos del real más bajo conseguido por los usuarios de este coche y que el final estuvo prácticamente por debajo de la media.

Acabamos de hablar de consumos y damos por finalizada esta parte de la prueba. Mañana veremos los detalles de equipamiento de la gama Peugeot 3008 durante la tercera parte.

En Motorpasión | Peugeot 3008 HYbrid4, prueba (exterior e interior, versiones, equipamiento y seguridad, valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

33 comentarios