Compartir
Publicidad
Mercedes-Benz Clase E Estate: probamos el familiar más cómodo y tecnológico de Stuttgart
Pruebas de coches

Mercedes-Benz Clase E Estate: probamos el familiar más cómodo y tecnológico de Stuttgart

Publicidad
Publicidad

A principios de junio estuvimos en Stuttgart para conocer a fondo el nuevo Mercedes-Benz Clase E Estate, la variante familiar de la familia E, y ahora hemos vuelto a tierras alemanas para ponernos al volante por primera vez de esta super ranchera, que como era de esperar incorpora el aluvión de ayudas tecnológicas de la berlina, pero con mucho más espacio de maletero para viajar en familia.

A partir de este verano, abrir un Clase E y entrar al habitáculo no necesita de una llave. O al menos no una convencional. Basta con tener la llave digital en el teléfono móvil y acercarlo al tirador de la puerta (ver foto) para desbloquear el coche. Después, colocándo el smartphone en la bandeja correspondiente de la parte inferior de la consola (ver foto), pulsamos el botón de arranque y el motor despierta de su letargo dispuesto a llevarnos a donde haga falta.

Aún no tenemos claro a dónde queremos ir a comer y hacemos uso del llamado Concierge Service, un servicio de asistencia telefónica como el Asistente Personal de BMW, para preguntar a la operadora qué restaurante cercano merece la pena. Una vez nos decidimos, nos envía la dirección al navegador del vehículo y ya tenemos la ruta puesta. Ahora sí, ¿nos ponemos en marcha?

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

Estas son algunas de las novedades más interesantes que estrena el Clase E Estate, pero hay mucho más. Sistemas de asistencia a la conducción, una gama de motores con opciones para todos los gustos (incluído un E 43 AMG con motor V6 de 401 CV) y un interior que, además de versátil y práctico debido a su gran maletero, resulta moderno y elegante, permitiendo también elegir entre un montón de materiales y colores para hacer de tu vehículo una auténtica segunda casa.

Como es ya costumbre en Mercedes-Benz, se puede elegir entre dos frontales diferentes: el más moderno con la gran estrella frontal en la parrilla (en los acabados Avantgarde y AMG Line) o bien uno más clásico con la estrella sobre el capó (Exclusive).

¿Un gran Clase C o un mini Clase S?

Puede que a nivel estético el nuevo Clase E familiar parezca un Clase C Estate atiborrado de anabolizantes, con más presencia en carretera y unas dimensiones más generosas, pero lo cierto es que está más cerca del Clase S gracias a su oferta de equipamiento y también al nivel de comodidad que ofrece a sus ocupantes, tanto por calidad de rodadura como por nivel de insonorización.

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

En el habitáculo, al igual que el Clase E berlina, ofrece 64 colores a elegir para la iluminación ambiente LED. Opcionalmente, también está disponible el llamativo cuadro de instrumentos digital con dos pantallas de 12,3 pulgadas, con múltiples posibilidades de configuración, controlable desde los mandos táctiles del volante y con tres estilos de diseño a elegir por el conductor (Sport, Classic y Progressive).

La practicidad del modelo viene dada por un maletero que, como mínimo, tiene una capacidad de 640 litros (el anterior Clase E ofrecía 695 litros). Ahora bien, con la llamada posición de carga, el respaldo de los asientos traseros se inclina hacia delante unos 10 grados y el volumen de carga queda en 670 litros.

Si aún hace falta más, abatiendo los asientos (40:20:40) se consiguen hasta 1.820 litros de capacidad. En total la carga útil es de hasta 745 kilogramos y, gracias a la suspensión neumática del eje trasero (de serie), la carrocería del coche siempre queda horizontal. Además, a partir de finales de año estará disponible una tercera fila de asientos, instalada en el maletero en sentido inverso a la marcha (para niños, básicamente).

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

Gama de motores

La familia de motores, todos ellos combinados de serie con la caja de cambios 9G-Tronic de nueve velocidades, es la siguiente:

E 200 d

E 220 d

E 350 d

E 200

E 250

E 400 4Matic

E 43 4Matic

Nº Cilindros

4 en línea

4 en línea

6 en V

4 en línea

4 en línea

6 en V

6 en V

Cilindrada

1.950 cc

1.950 cc

2.987 cc

1.991 cc

1.991 cc

3.498 cc

2.996 cc

Potencia

150 CV

194 CV

258 CV

184 CV

211 CV

333 CV

401 CV

Par máximo

360 Nm

400 Nm

620 Nm

300 Nm

350 Nm

480 Nm

520 Nm

Consumo medio

4,2 l/100 km

4,2 l/100 km

5,4 l/100 km

6,2 l/100 km

6,2 l/100 km

7,9 l/100 km

8,4 l/100 km

0-100 km/h

8,7 s

7,7 s

6,0 s

8,1 s

7,2 s

5,4 s

4,7 s

Velocidad máxima

217 km/h

235 km/h

250 km/h

231 km/h

243 km/h

250 km/h

250 km/h

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

El nuevo motor diésel de cuatro cilindros y 2 litros, E 220 d, es el plato fuerte de la gama diésel, a pesar de que el 350 d V6 es bastante más potente. Con sus 194 CV este 220 d se defiende muy bien. Además resulta mucho más refinado que el anterior 2.2 litros, tanto por nivel de vibraciones (que apenas se aprecian) como por el sonido de motor que llega al habitáculo, solo realmente notable cuando se le exige mucho al propulsor (como en la Autobahn, por ejemplo). Por último, el consumo medio después de unos 130 kilómetros rondó los 6 litros, habiendo circulado a velocidades altas en la Autobahn (más de 200 km/h en ciertos momentos) y sin haber prestado atención alguna a conducir de manera eficiente.

Por otro lado, el E 250 de gasolina, de 211 CV, ofrece unas prestaciones correctas, aunque a la hora de afrontar la Autobahn alemana se nota que le cuesta un poco ganar velocidad. No obstante, fuimos capaces de alcanzar unos 210 km/h en un tramo sin limitación cuesta arriba y 240 km/h en el mismo sitio pero en sentido contrario y, por tanto, con la orografía a favor.

La suspensión neumática Air Body Control (la única que hemos probado) resulta sorprendente por lo bien que filtra las irregularidades del terreno en modo Comfort. No existe una enorme diferencia en términos de comodidad entre este Clase E y el Clase S, lo cual es todo un halago para la nueva ranchera -que lo único que no ofrece es el Magic Body Control de su hermano mayor-.

Es tan cómodo que no querrás bajarte de él, y más con los asientos ventilados, calefactados y con diversas funciones de masaje, que son muy comfortables. Además, a nivel de comportamiento cumple, ya que sin tener un carácter deportivo (salvo los AMG), es agradable de conducir a pesar de su tamaño y peso (1,7 toneladas como mínimo), y se muestra bastante más dinámico que, por ejemplo, un Volvo V90, ya que no tiene tantas inercias y resulta más ágil.

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

De serie ofrece muelles de acero en el eje delantero y la citada suspensión neumática en el trasero, aunque de manera opcional se puede elegir la suspensión neumática integral Air Body Control que hemos probado nosotros o bien, a partir de diciembre, el llamado Dynamic Body Control, con una altura de carrocería rebajada en 15 milímetros.

Taxi, pero también taxista (o casi) con Drive Pilot

En cuanto pones un pie en Alemania te das cuenta de que la gran mayoría de los taxis de color crema que circulan por las ciudades son Mercedes-Benz Clase E, tanto de cuatro puertas como rancheras (allí la mitad de las ventas son familiares). Así pues, este nuevo modelo es carne de taxi, aunque no precisamente aquí en España. Lo que sí podremos tener en nuestro mercado es un taxista integrado en el modelo, es decir, el conjunto de sistemas que conforman el Drive Pilot, capaces de encargarse de la conducción por tí, aunque de manera parcial.

¿Qué es capaz de hacer exactamente? Básicamente, mantener la velocidad y la distancia con el coche precedente hasta 210 km/h (ajustándose a los límites de velocidad automáticamente si así lo queremos), mantenerse en el carril correspondiente, cambiar de carril automáticamente al poner el intermitente durante al menos dos segundos o incluso aparcar de manera automática o remota (ver vídeo). Eso sí, el Drive Pilot es opcional y cuesta entre 3.200 y 3.600 euros, en función del impuesto de matriculación aplicable a cada versión del modelo.

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

Durante nuestra ruta en Hamburgo hemos vuelto a probar el Drive Pilot y, en general, funciona como promete, aunque cada minuto aproximadamente el coche te recuerda que has de llevar las manos en el volante y, si no lo haces, se acaba desconectando. Cuando las líneas de la vía no son claras (por obras, por ejemplo) o en ciudad, el sistema puede no leer correctamente la carretera y también se desconecta.

Mercedes-AMG E 43: ¿quién necesita más?

Hay quien no se conforma con un motor V6, quien siempre necesita la máxima potencia posible o quien, simplemente, necesita tener siempre la variante más cara y exclusiva de la gama. No obstante, para el común de los mortales el Mercedes-AMG E 43 (en carrocería berlina o familiar) ya es todo lo que cualquier conductor podría necesitar e incluso bastante más, según se mire.

Durante la toma de contacto en Hamburgo nos hemos puesto al volante del E 43 berlina y lo cierto es que esos caballos adicionales del motor 3.0 litros V6 (son 401 CV frente a los 367 CV de otras versiones 43) se notan. El modelo empuja con ímpetu y tiene un sonido muy agradable que recuerda bastante al de un atmosférico. Eso sí, los llamativos petardeos del escape al ahuecar a media o plena carga están presentes como en cualquier AMG, aunque este V6 no se fabrique en Affalterbach.

Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

El tacto también recuerda al de un atmosférico porque, más que una contundente patada puntual, este V6 resulta bastante progresivo y empuja con muchas ganas a casi cualquier régimen. Además, el cambio 9G-Tronic es suficientemente rápido para una conducción deportiva (en modo Sport+ concretamente) y gracias al modo manual de la transmisión podemos accionarlo desde las levas del volante, que son metálicas y placenteras al tacto (siempre están fresquitas).

En vías rápidas muestra un gran aplomo e incluso en la configuración más dura de la suspensión AMG Ride Control ajustable, el coche no resulta demasiado rígido y, por tanto, no es incómodo. Es un gran aliado en la Autobahn alemana tanto por lo manso que puede resultar para viajar como por su capacidad de empuje. Durante la prueba llegamos a los 258 km/h de marcador en tramos sin límite, aunque al estar limitado a 250 km/h no logramos pasar de dicha cifra. La única pega es que nos gustaría algo más de peso en la dirección cuando se circula a semejantes velocidades. Por lo demás, un coche muy versátil, sobre todo en carrocería familiar.

Precios Mercedes-Benz Clase E Estate

En el momento de lanzamiento hay disponibles tres versiones, una diésel y dos gasolina, todas con el cambio automático 9G-Tronic de serie. Ya en el cuarto trimestre de este año 2016 se unirán a la oferta los E 200 d (150 CV), E 350 d (258 CV), E 400 4Matic (333 CV) y Mercedes-AMG E 43 4Matic. La relación de precios de las versiones de lanzamiento son los siguientes, IVA y transporte incluídos:

  • E 220 d: 53.350 euros
  • E 200: 52.100 euros
  • E 250: 57.200 euros
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto
Mercedes-Benz Clase E Estate, toma de contacto

El equipamiento de serie, sea cual sea la versión, incluye ya faros LED con luces de marcha diurna, control de presión de los neumáticos, climatizador automático, Remote online (aplicación para smartphone), volante forrado en cuero nappa con controles táctiles (nuevo en la Clase E), tapicería de tela, alfombrillas de terciopelo, sistema de sonido con conexión USB y pantalla de 8,4 pulgadas, arranque sin llave, portón automático, Pre-Safe, Dynamic Select (modos de conducción), control de crucero, etc...

Entre la enorme lista de opcionales destacan los faros Multibeam LED, techo corredizo panorámico de cristal, control de ángulo muerto, enganche para remolque eléctrico, asientos delanteros ventilados o calefactados, así como con función de contornos dinámicos (las orejas laterales se mueven para recogerte en las curvas), Comand Online, panel táctil en la consola, sistema de sonido Burmester High-End 3D, apertura del portón sin manos, suspensión neumática Air Body Control, portabicicletas (caben 4 y aguanta 100 kilogramos) o paquete de aparcamiento con cámara de 360 grados, entre otras muchas cosas.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Mercedes-Benz Clase E 2016: al volante de esta lujosa berlina con "piloto automático"

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos