Sigue a

Citroën DS3 Cabrio

Casi tres años distan de cuando probamos por primera vez el DS3, y ahora toca el descapotable. El segmento de pequeños cabrio recibe una propuesta nueva, el Citroën DS3 Cabrio, novedad en el Salón de París y que se pondrá a la venta próximamente. De momento no tiene precios para España.

La presentación internacional está transcurriendo en Valencia, donde lo hemos probado con el motor 1.6 THP 155 (156 CV en ficha). Tienen previsto vender 150 unidades en todo el año, así que a buen seguro será un modelo de lo más exclusivo. En este caso hablamos de un techo de lona plegable, y de los buenos.

El DS3 Cabrio tiene una virtud que me gusta mucho en los cabrios, no descuajeringa el diseño original y no es fácil de distinguir respecto a la versión de techo duro. Otros modelos como el Micra C+C —feo de solemnidad el pobre— cambian mucho respecto al modelo original. Sus luces LED con efecto tridimensional, exclusivas del Cabrio, le dan más personalidad aún (ver detalle).

Citroën DS3 Cabrio El DS3 Cabrio es el único cinco plazas descapotable del mercado

Interesante propuesta en un segmento muy poco poblado

Si nos concentramos en los descapotables basados en coches de segmento B, es el único con cinco plazas (y en cualquier segmento), aunque hay que matizar que no son demasiado espaciosas. Por debajo solo tiene al smart fortwo cabrio, en su nivel compite directamente con el Fiat 500C, que usa un techo de concepción similar, de cuatro plazas.

En un nivel de precio más elevado tenemos las variantes descapotables de MINI (Cabrio, Roadster) y el Mazda MX-5. Ya en otro nivel están las alternativas de Lotus, Caterham, KTM y Morgan. No se venden más descapotables de menos de 4,1 metros de largo, son coches perfectamente prescindibles en época de crisis.

Al no recurrir a un techo duro la geometría original del coche se ha respetado mejor. En cuanto a anchura, los pasajeros tendrán las estrecheces típicas de un coche de su tamaño, pero en altura, una persona de mi estatura (1,72) tiene la cabeza muy cerca de la estructura, y mejor si no va nadie muy alto delante o no podrá poner las piernas.

Citroën DS3 Cabrio Esta es la configuración más cómoda para velocidades elevadas, más de 100 km/h

Otra característica diferencial del DS3 Cabrio es que permite operar el techo hasta 120 km/h, por encima la electrónica lo impedirá para protegerlo. El techo se plega primero en horizontal y finalmente en vertical. En la configuración más abierta posible la visibilidad posterior es prácticamente nula, como una Berlingo de carga, que no tiene retrovisor interior.

Tampoco es un cabrio al uso. En las plazas delanteras, en realidad, apenas entra aire, lo que más se nota es el embolsamiento de aire en la parte trasera que produce turbulencias. Dispone de un deflector sobre el parabrisas que reduce esas turbulencias, pero no hace magia.

No diré el típico chiste de que es un secador de pelo de x euros. En las plazas delanteras el pelo se va a mover más bien poco. En las plazas traseras es otro tema, donde el confort se degrada según se aumenta la velocidad de forma más acusada. Pero tranquilos, Citroën ha pensado en todo.

Citroën DS3 Cabrio Apertura horizontal máxima, sin plegar la luneta trasera

Un techo de lona con las ventajas de uno duro o convencional

El mecanismo permite hacer un abatido modesto (como el del típico techo solar practicable de parte delantera), para las cinco plazas, y recogiendo el techo en la parte de atrás. Se permite cualquier paso intermedio, cosa que no podemos decir de todos los cabrios del mercado, actuales o pasados.

El techo se opera con un mando eléctrico, en algunas circunstancias requiere pulsación continua y en otras de un toque él lo hace todo. Para plegar o desplegar el deflector la operación es manual, no supieron justificarme por qué no hacerlo con botón también. Cuando se abre o se cierra el techo el deflector recuerda la última configuración.

Os dije que conserva la forma original del coche cerrado, pero hay más. Con la lona puesta, el confort acústico es prácticamente el mismo de la versión coupé, porque se han esmerado mucho en el aislamiento. En cuanto a estanqueidad, Citroën asegura que soporta una lluvia tropical, como las que se tragó el pobre Rambo en Vietnam.

Citroën DS3 Cabrio Si se pliega la capota del todo la visibilidad trasera es deficiente

Con el techo totalmente abierto, a partir de 110-130 km/h, según gustos, lo de viajar descapotado empieza a cansarnos en pocos kilómetros, con o sin deflector. Por debajo de 80-90 km/h el confort acústico es muy notable. En las plazas traseras se empieza a ir incómodo superando velocidades típicas de población, sobre todo con frío.

Delante se puede ir bien aunque haga un frío de mil demonios gracias a la calefacción y los asientos calefactados opcionales. Detrás solo se puede conseguir aireación efectiva en los pies. Las ventanillas traseras son fijas. En resumen, que podemos calificarlo como una especie de semicabrio, pero con un techo panorámico transparente.

No tiene el mismo planteamiento que un cabrio o targa al uso, donde se puede conducir mucho tiempo con el cielo sobre la cabeza. En el DS3 Cabrio eso depende de la velocidad, haciendo rutas a 60-70 km/h por carreteras secundarias o terciarias merecerá la pena el desembolso extra. Y si nos llueve, en 16 segundos se soluciona el problema.

Citroën DS3 Cabrio

El maletero más grande de su categoría, pero…

Cuenta con 245 litros de capacidad, lo cual no está nada mal, pero tiene la boca de carga muy estrecha y elevada. El portón del maletero es basculante, se puede abrir con el paragolpes fusionado a una pared sin arañarlo, y cuenta con un mecanismo que suaviza el movimiento en cierre y apertura.

El techo no influye para nada en la capacidad del maletero. En el caso de que la lona esté plegada del todo atrás, si queremos abrir el portón la lona subirá lo necesario para poder abrir. Es decir, no inutilizamos el maletero por ir descapotados. Solo hay que vigilar el tamaño de los bultos, los de tipo cabina de aviación entran bien.

Cuenta con iluminación, pero coincido con los compañeros del sector, se ve poco. Además, el portón tiene otra pega, que si lo empujamos solo de un lado el mecanismo va forzado y a la larga puede ser un problema. Si lo cerramos de forma simétrica no pasará nada. El DS3 Coupé dispone de 40 litros de maletero adicionales.

Citroën DS3 Cabrio

Prueba del DS3 Cabrio 1.6 THP de 156 CV

Solo había una versión para elegir en cuanto a motor, aunque habría elegido este de todas formas. Como es un coche de capricho, veo más justificado un motor de gasolina. De hecho, ofrecerá tres: 1.2 VTi (82 CV), 1.6 VTi (120 CV) y 1.6 THP (156 CV). Solo tendrá un Diesel, el e-HDi de 90 CV.

No soy especial fan de los 1.6 gasolina creados por PSA y BMW, pero al turboalimentado le perdono más sus defectos. Es muy voluntarioso, tanto, que cuesta ser suave en los cambios si no somos finos. Su sonido a bajas vueltas es más atractivo que a altas, donde no sube con mucha elegancia. Ya lo probamos con techo duro.

Lo mejor del motor es el gorgoteo que pega al soltar bruscamente el acelerador a medio y alto régimen, un toque muy típico de BMW. Con el techo abierto, en una zona de montaña donde haya eco frecuente, es todo un placer. Su consumo a ritmo muy tranquilo y de paseo es sorprendentemente bajo.

Citroën DS3 Cabrio

Pero si nos metemos en una carretera como la CV-435 o la CV-580 de la sierra valenciana, no vamos a lograr consumir poco. Servidor sintió una posesión diabólica ante tanta curva sin tráfico, exprimiendo la segunda y la tercera sin piedad… hasta que empezó a oler a frenos chamuscados.

Incluso en ese punto, que es un mero aviso, el coche responde a la petición del pedal de freno sin rechistar. Es muy aplomado y apenas varía su comportamiento respecto al DS3, porque solo pesa 25 kg más en concepto de refuerzos estructurales. Con el techo abierto no tengo la sensación de que el coche se doble ni se retuerza.

El eje trasero, gracias al ESP, no va a darnos sorpresas desagradables siempre y cuando haya adherencia disponible o no hayamos tumbado aguja mentalmente. El delantero es otra cosa. No subvira prácticamente nada… porque el coche se queda muerto en las curvas rápidas. El ESP frena y frena, la función de seguridad la cumple a la perfección.

Citroën DS3 Cabrio

Lástima de diferencial autoblocante, aunque sea un quemafrenos diferencial electrónico, ahí el Alfa MiTo es muy superior, aunque no hablo de un rival cabrio. El Fiat 500C no, pero el Abarth 500C a buen seguro le pondría en aprietos en una carretera así… y a la policía cuando persiga a los dos competidores.

Incluso considerando el “estrés” que me supuso la posesión diabólica, los consumos tampoco son exagerados. El primer día de presentación hice una media de 8,2 l/100 km en 224 kilómetros, el segundo día 8,6 l/100 km pero con una velocidad promedio superior, más autovía. Conduciendo tranquilo bailan entre 6 y 7 l/100 km. Eso, claro, creyendo al ordenador.

Con el techo cerrado las diferencias entre un DS3 y un DS3 Cabrio son mínimas, otro punto para el recién llegado. Normalmente, un descapotable es más pesado, más blando con la torsión o más ruidoso… pero el DS3 Cabrio no. Todo lo referente a la versión descapotable está muy bien hecha.

Citroën DS3 Cabrio

Citroën hizo énfasis en la calidad del proceso, y nada de proveedores chinos, casi todo viene de Francia y otro tanto de Alemania. Tiene tres tipos de techo de lona, el negro, el azul Infiniti y el que tiene el motivo DS, realizado con la técnica del telar Jacquard. Fijaos en las fotos de detalles.

Cuando el techo está totalmente cerrado, no se aprecia ni una sola arruga, ni ruiditos, solo tiene la “pega” de una menor visibilidad a través de la luna trasera respecto al Coupé. En cuanto a la visibilidad nula en la configuración más plegada, la justificación de un responsable de su diseño se redujo a motivos de geometría.

La calidad fuerte en él es, como diría Yoda, y creo que el sobreprecio será razonable. No sabemos cuánto costará el recambio de la lona porque ni en Citroën España lo han decidido aún. Más adelante os comunicaremos los precios y los detalles de equipamiento, el cual puede ser bastante completo.

Ver galería completa » Citroën DS3 Cabrio (presentación) (52 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Fotografía | Javier Costas, Mario Herráiz
En Motorpasión | Citroën DS3 Cabrio

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios