Sigue a Motorpasión

Chevrolet Aveo

Dentro de la gama Aveo existe una versión que puede funcionar indistintamente con gas licuado de petróleo (GLP, GLV o autogás) o con gasolina sin plomo convencional, el Chevrolet Aveo 1.2 GLP LS. Lógicamente también se vende la versión de toda la vida, que sólo funciona con gasolina.

Hay múltiples razones para considerar la compra de un coche de este tipo para funcionar con GLP. Las ventajas sobrepasan los inconvenientes. No habrá un Aveo diesel en esta generación, ni falta que hace, con GLP es más económico moverse. La mayor parte de esta prueba es válida para el Aveo 1.2 normal y corriente.

¿Por qué GLP? Es el combustible alternativo al petróleo más popular del Mundo, y en Europa, donde siempre van por delante a España, hay millones de vehículos que lo usan y miles de puntos de repostaje. Hay varios artículos sobre GLP que os recomiendo leer para tener algo de base que ayudará a entender toda la prueba.

Chevrolet Aveo

Conducción y dinámica

El Aveo 1.2 da 84 CV con gasolina y 79 CV cuando funciona con GLP. Es un motor de cuatro cilindros sencillo, silencioso, con muy poca decisión y con una tecnología probada y fiable. Sirve para moverse dentro de los límites legales de velocidad y no siempre puede cumplirlos al alza sin tener que hacer uso frecuente del cambio.

Acelera a 100 km/h en 13 segundos y alcanza 170 km/h cuando usa gasolina, apenas hay diferencia cuando utiliza GLP. Su consumo homologado es 5,5 l/100 km de gasolina, pero será un poco más alto en carreteras con orografía cambiante o autovías. Que nadie espere ningún torpedo con esta potencia y hasta 1.200 kg de peso.

Chevrolet Aveo

La respuesta del coche cambia apreciablemente cuando va cargado o se enciende el compresor del A/C, algo normal en coches de este tipo. Por encima tiene un motor 1.4 de 101 CV que mejora un poco sus resultados por casi 2.000 euros más y un aumento lógico de consumo, es menos eficiente que el 1.2.

Frecuentemente notaremos que la aceleración del coche es nula, y toca reducir. En puerto de montaña mis pasajeros notaron una sensación de velocidad superior al tener la necesidad de llevar el motor revolucionado, dados los grandes saltos entre relaciones, es todo un antiradar de velocidad, costará mucho tener una multa.

Chevrolet Aveo

El tacto de conducción es normal de un coche sencillo, me gustó mucho más que el Dacia Sandero y otros coches de factura baja como el Tata Indica GLX. La dirección es razonablemente buena, falla en la precisión de los pedales. Un conductor experimentado notará que es más fácil calarlo que otros coches, pero los noveles si aprenden con este no calan otro motor en su vida.

Tiene cinco velocidades, los desarrollos parecen correctos pero mal escalonados. Ponerle una sexta sería una tontería del quince, pues en autovía a 120 km/h va a 3.300 RPM (aprox.) y el motor ya hace bastante. Con inclinaciones leves ya no podrá mantener ese ritmo, y qué deciros de correr, superar los 130-140 km/h requiere paciencia.

Chevrolet Aveo

La suspensión es blandita, pensada para ser confortable, de comportamiento deportivo nada (tampoco pretende serlo). Los frenos tienen una potencia correcta, pero pueden mejorar. En una frenada en la autopista para evitar un golpe, sin llegar a pisar a fondo, oí chirridos en las ruedas y empecé a echar de menos el ESP, que no puede tener.

En pocas palabras, es un coche fundamentalmente urbano, que permite irse de viaje a la playita o a echar el mantecado a la sierra. No me gusta para recorrer largas distancias ya que en ese caso no es tan cómodo, pero por lo que cuesta no podemos esperar maravillas. Para ir de A a B no es necesario más. Me reafirmo en lo dicho en la presentación, no se nota el incremento de peso de 70 kg.

Chevrolet Aveo

Cambios al utilizar GLP

De fábrica los Aveo vienen con piezas especiales que aumentan la durabilidad de la mecánica a largo plazo si se adaptan para funcionar con GLP. La transformación se hace tras la fabricación por parte de BRC y Ferrosite, es totalmente legal. Tiene un sobrecoste de 1.500 euros pero hay subvenciones de 1.350 euros que anulan dicho coste. Con GLP no paga impuesto de matriculación.

Se puede circular indistintamente con ambos combustibles (uno a la vez), alternándolos en marcha. Con GLP el consumo del coche es aproximadamente 7,6 l/100 km, y el depósito debería durar 450-500 km. A mí me duró 415 km sin haber hecho una conducción muy eficiente, metiéndole en ciudad y puertos de montaña (sin correr). El depósito no se agota del todo, tampoco se llena al 100% por seguridad.

Chevrolet Aveo

Sumando las autonomías el Aveo 1.2 GLP consigue hasta 1.200 km de alcance agotando los dos depósitos, pero cuando se mueve con gas es mucho más económico que un motor diesel, y las diferencias al volante son nimias. Como mucho se aprecia que a partir de 4.000 RPM sube de vueltas un poco menos con GLP, y si se está muy atento, un mínimo tironcillo al cambiar de carburante.

En mi opinión la diferencia en prestaciones y tacto es tan ridícula que pasaré a ignorarla, un conductor normal no va a darse cuenta. El litro de GLP cuesta menos de la mitad que el de gasolina, echad vuestras cuentas. Suena igual, vibra igual, se mueve prácticamente igual, pero por mucho menos dinero. El que dude de esa rentabilidad le recomiendo leer este artículo.

Chevrolet Aveo

Cuando pedimos el cambio de combustible no se hace en el acto, la centralita decide. Siempre arranca con gasolina, al cabo de pocos minutos (en verano) ya funciona con GLP automáticamente si antes apagamos el motor en este modo. En invierno no creo que necesite ni 8 minutos en alcanzar los 40º del agua necesarios. El cálculo de autonomía del ordenador es siempre con gasolina.

Echo de menos la fuerza de un motor diesel, aunque sea de 60 CV, para mantener el ritmo. Eso sí, el tacto del motor gasolina es mejor y encima es mucho más respetuoso con el medio ambiente dada la naturaleza del carburante. No se puede repostar GLP en cualquier parte, hay unas 35 EESS que lo sirven, pero la gasolina se vende en cualquier lado.

Chevrolet Aveo

La fiabilidad de la garantía es la misma, tres años ó 100.000 km. Según Chevrolet el uso de GLP a largo plazo aumenta la vida útil del coche, tiene más valor residual y no supone un aumento del precio del seguro. Eso si, la marca nos pide que pasemos las revisiones en sus talleres, especialmente la revisión anual del sistema de gas para evitar cualquier riesgo. En caso de escape, el coche apestará (*), nada más.

Por cierto, los Aveo 1.2 ya existentes pueden adaptarse para funcionar con GLP pero pagando más, 1.800 euros. Al ser un coche usado, la ayuda a la que tenemos derecho es 450 euros, combinables con el Plan 2000E si el coche cumple los requisitos. Teniendo la posibilidad de usar autogás me parece totalmente superflua una motorización diesel para este coche.

NOTA: El sulfuro de metacaptano se añade adrede al gas para que podamos olerlo. Los componentes del GLP se degradan de forma natural en la atmósfera, no hay más riesgo de explosión del que habría con la gasolina, solo que el depósito de gas licuado es mucho más seguro y esto ya ha sido avalado por el ADAC y el RACE.

En Motorpasión | Chevrolet Aveo 1.2 GLPParte 1, Parte 3 y Parte 4

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios