Sigue a Motorpasión

BMW M6 Cabrio

Comenzaba la anterior parte de la prueba del BMW M6 Cabrio, diciendo que es un coche que rivaliza más con los GT más lujosos del mercado como el Bentley Continental GTC que con otros potenciales rivales como el Porsche 911 Turbo Cabrio.

Esa misma afirmación sirve para esta tercera parte de la prueba en la que analizamos el principal equipamiento de serie y opcional que ofrece el BMW M6 Cabrio por los 157.900 euros que cuesta el modelo se serie sin opciones.

El BMW M6 Cabrio es un GT descapotable con todo lo que ello conlleva, y por tanto es complicado encontrar defectos o echar en falta algunos elementos de equipamiento, ya sea en la configuración de serie o en la interminable lista de opciones que BMW pone a disposición del cliente.

BMW M6 Cabrio

Como es habitual en este tipo de coches dirigidos a un público muy exigente, la lista de elementos del equipamiento de serie es gigantesca, pero lo mismo ocurre con la lista de opciones disponibles. Para que nos hagamos una idea de hasta que punto se puede equipar este coche, basta con decir que la unidad de pruebas costaba tal y como estaba configurada más de 190.000 euros, mucho más que los 157.000 euros que cuesta el modelo de serie.

Equipamiento de serie y opcional

Tapicería de cuero, salpicadero con acabado en fibra de carbono, head up display o los sensores de aparcamiento delanteros y traseros son solo algunos de los elementos que forman parte del equipamiento de serie del BMW M6 Cabrio.

A estos hay que añadir muchos otros elementos como el sistema de navegación, el bluetooth para el teléfono, la calefacción de los asientos delanteros o el deflector de aire que se monta ocupando el espacio de las plazas traseras y evita que el viento se cuele en el interior.

BMW M6 Cabrio

Este nivel de detalles de serie cumplirían con las exigencias de la mayoría de los mortales, pero como ya indicábamos antes, el dueño de un coche de este nivel siempre quiere la excelencia en todo lo que le rodea, y eso hace que entre el equipamiento opcional encontremos absolutamente de todo.

Empezamos por el exterior, dónde las llantas de serie son de 19 pulgadas con un diseño de siete radios dobles. En opción están las llantas de 20 pulgadas (2.498 euros) que equipa la unidad de pruebas, una auténtica obra de arte con forma circular que quedaría perfecta colgada en la pared de mi salón.

En los colores de la carrocería, hay una gama de ocho opciones disponibles sin sobreprecio, pero por 2.466 euros accedes a otros cuatro colores opcionales entre los que se encuentre el azul Tansanitblau que luce el protagonista de la prueba.

BMW M6 Cabrio

Por finalizar con las opciones disponibles para el exterior del coche, hay que hablar de la capota que puede ser negra o beige sin sobreprecio, o por 320 euros tener la antracita con efecto perla que lleva esta unidad.

Pasando ya al interior, hay que destacar que el cuero merino es de serie y su tacto y calidad encaja a la perfección con el tipo de coche que probamos. Es suave y se ve que no es un cuero de un coche generalista cualquiera.

Aun así hay muchas opciones para personalizar el interior a nuestro gusto. La unidad de pruebas llevaba el paquete de Cuero Integral Merino Silverstone que cuesta 8.514 euros, y como esa hay otras tantas en diferentes tonos para que combine (o no) con el color exterior.

BMW M6 Cabrio

¿En qué se diferencia ese cuero del normal? Su calidad es superior y además cubre zonas a las que la tapicería de serie no llega, como por ejemplo la tapa de la guantera o todo el área inferior del salpicadero que con la tapicería de serie iría en cuero de color negro.

Entre los sistemas opcionales de asistencia al conductor hay absolutamente de todo, desde la cámara de marcha atrás que se esconde dentro del logotipo de BMW (precio de 537 euros), hasta el sistema de advertencia de cambio de carril mediante una luz en el espejo retrovisor exterior (793 euros), el aviso de cambio de trayecto (665 euros) o el surround view que mediante una serie de cámaras situadas en los paragolpes y la de marcha atrás, permite ver en la pantalla central del salpicadero una imagen de 360 grados del coche desde arriba, para que aparcar sea más sencillo.

Una vez más tengo que hablar del BMW Night Vision con reconocimiento de peatones. En el riñón derecho de la parrilla se esconde el visor de esta cámara, que a pesar de costar 2.816 euros no tiene mucho sentido porque la imagen se proyecta sobre la pantalla central en lugar de en el cuadro de mandos.

BMW M6 Cabrio

Así pues, para ver que es lo que se esconde bajo la densa niebla que tienes por delante, deberás despegar la vista de la carretera. En Audi o Mercedes en cambio, el sistema equivalente se proyecta sobre el cuadro detrás del volante. Ya tienen deberes para la próxima generación de este sistema.

Sigamos con los sistemas de entretenimiento. Hay que destacar que la unidad de pruebas llevaba el sistema de sonido Bang&Olufsen que es una auténtica maravilla. Aunque en este coche lo mejor es escuchar el sonido del motor sobre todo cuando vas descapotado, lo cierto es que cuando quieres disfrutar de la música los 6.338 euros de este sistema opcional te aseguran una calidad impresionante. No es para menos, ya que por ese precio le puedes comprar a tu jardinero un Renault Twizy.

Ah, además si optas por este sistema podrás vacilar a tus amigos enseñándole como los el altavoz central situado sobre la parte superior del salpicadero sube y baja y enciende y apaga su luz cuando activas el equipo de audio. Eso es un punto para vacilar al resto de miembros del Consejo de Dirección de tu empresa.

BMW M6 Cabrio

A nivel de confort, llega el momento de hablar de los asientos, también opcionales con un precio de 2.816 euros y conocidos como M Multifunción. Son muy cómodos y con buena sujección lateral al mismo tiempo. Tienen un grado de compromiso entre ambos aspectos muy destacable y aunque no he podido probar los asientos de serie, seguro que estos recogen mucho mejor el cuerpo.

En todo coche descapotable los asientos calefectables deberían ser de serie, ya que con frío es cuando más se disfruta conduciendo a cielo descubierto. En el BMW M6 Cabrio los asientos calefactados son de serie (creo que en Dubai no es así), pero opcionalmente se pueden equipar además con ventilación interior, un extra recomendable para los que piensan usarlo en zonas demasiado calurosas como el sur de España, pero por el que hay que pagar 1.524 euros.

Lo que hacía mucho tiempo que no veía ni siquiera como opción en un coche es el aro del volante calefactable, y este lo tiene. No os imagináis el gusto que da tocar un volante caliente por si mismo después de que el coche haya pasado una gélida noche en la calle. Este extra cuesta solo 345 euros.

BMW M6 Cabrio

Por terminar con la larga lista de elementos opcionales disponibles, el acceso y arranque sin llave cuesta 1.218 euros, aunque en coches de un nivel inferior a este lo encontramos ya como parte del equipamiento de serie.

Seguridad

En materia de seguridad, como no podía ser menos el BMW M6 Cabrio viene muy completo. Tiene airbags frontales y los airbags laterales están incorporados en el bastidor de los asientos para proteger la cabeza y el tórax en caso de accidente.

Los asientos, tanto los de serie como los opcionales M Multifunción también integran en su interior el cinturón de seguridad, de forma que apenas hay que desplazar el brazo hacia atrás para alcanzarlo.

BMW M6 Cabrio

Por otro lado el Cabrio también esconde detrás de los reposacabezas traseros dos arcos antivuelco que se activan cuando el coche detecta que ha habido un accidente y está volcando, esté abierta o cerrada la capota.

Una capota lenta para un coche muy rápido

De lo que apenas hemos hablado es de la capota, y creo que este es el momento de mencionarla. Aparte de su elegante forma y la calidad con la que aísla del exterior, la capota del BMW M6 Cabrio destaca por lo lenta que es en las maniobras de apertura y cierre.

Tarda 19 segundos en abrirse, pulsando un botón situado en la consola central, justo al lado del freno de mano eléctrico. Si te parece mucho tiempo, prepárate para cerrarla, porque la operación lleva un total de 24 segundos.

BMW M6 Cabrio

El único punto positivo es que la maniobra se puede hacer en marcha siempre y cuando la velocidad no supere los 40 km/h. Ah, y que tenemos 560 caballos bajo el pie derecho para recuperar en solo unos metros el tiempo que nos ha sacado nuestro socio en su Porsche Cayman saliendo del Club de Golf.

En Motorpasión | BMW M6 Cabrio F12, prueba (exterior e interior, conducción y dinámica, equipamiento y seguridad, valoración y ficha técnica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios