Sigue a Motorpasión

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Tras las dos primeras partes de la prueba del Audi A4 Avant queda claro que sobre gustos no hay nada escrito. Las carrocerías familiares que a algunos gustan mucho a otros no les hacen ninguna gracia. En España, tradicionalmente, no han hecho tanta gracia como en el resto de Europa.

¿Seguimos asociando los vehículos familiares con aquellas rancheras arcaicas de estilo funerario? Creo que a día de hoy existen muchos ejemplos de coches de este tipo cuyo diseño es su mayor baza. Este Audi A4 Avant, por ejemplo, luce una estética simple pero elegante y además, como ya hemos visto, sus cualidades dinámicas lo respaldan.

En esta tercera parte vamos a analizar más a fondo todo lo relacionado con la estructuración de la gama del Audi A4 en su variante con carrocería familiar y hablaremos por supuesto de la amplia oferta de equipamiento y accesorios. Vamos a ello.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

A diferencia de otros modelos de la marca (y de la competencia), la oferta del Audi A4 Avant no está organizada en función de diferentes acabados. El equipamiento de las diferentes versiones depende de la motorización escogida y, por tanto, no hay niveles de equipamiento propiamente dichos.

La versión básica de acceso a la gama es un 1.8 TFSI de 120 CV y cambio manual de seis velocidades cuyo precio base parte, con el IVA ya al 21%, de 31.910 euros. En caso de querer equipar el cambio automático Multitronic (como el que equipa la unidad de pruebas) el sobreprecio ronda los 2.000 euros, aproximadamente.

Con este motor de acceso el A4 Avant ya equipa seis airbags, faros antiniebla delanteros, luz de marcha diurna, Start/Stop, freno de estacionamiento electromecánico, llantas de aleación de 16 pulgadas, retrovisores eléctricos, rueda de repuesto, volante de cuero multifunción, radio/CD MP3, tapicería de tela y detector de fatiga, entre otras muchas cosas.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Motorizaciones y equipamiento

La marca alemana ofrece para el A4, ya sea en carrocería berlina o familiar, diferentes motorizaciones tanto de gasolina como diésel, algunas de ellas en diversas variantes según la potencia obtenida.

Junto a la versión de acceso de la gama gasolina, de 120 CV, el 1.8 TFSI también se ofrece con una potencia de 170 CV y tanto con cambio manual como automático, y en tracción delantera o integral. Acceder a la versión básica del 170 CV cuesta 35.390 euros.

El siguiente escalón de la gama gasolina es el 2.0 TFSI que se ofrece con 180 CV (Flexifuel) o 211 CV. El primero cuesta 37.390 euros y el segundo 39.080 euros. Ambos pueden ser tracción delantera o total y en el caso de la versión de 211 CV, se puede elegir cambio manual de seis marchas y dos cajas automáticas: Multitronic de ocho relaciones o S-Tronic de siete velocidades. El equipamiento es el mismo tanto para el 1.8 TFSI como para el 2.0 TFSI.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

La versión más potente de gasolina antes del S4, es un 3.0 TFSI de 272 CV que va irremediablemente unido a la tracción Quattro y a la caja automática S-Tronic de siete velocidades. El precio de esta versión parte de los 52.420 euros y añade al equipamiento la suspensión deportiva, alarma antirrobo, llantas de 18 pulgadas en diseño de cinco radios “estrella”, dos salidas de escape y en el interior añade reposabrazos central delantero e inserciones de aluminio en el salpicadero.

Por último, la gama de gasolina queda culminada por las versiones más deportivas: Audi S4 Avant (63.070 euros) y Audi RS4 Avant (87.740 euros). El primero monta un 3.0 TFSI de 333 CV y el segundo un 4.2 FSI de 450 CV. Ambos equipan el cambio automático S-Tronic de siete relaciones.

Si pasamos a la oferta de motores turbodiésel, la versión básica es un 2.0 TDI de 120 CV con cambio manual que parte de los 34.510 euros. No obstante, Audi ofrece otras cuatro variantes del mismo motor 2.0 TDI, todas con diferentes potencias: 136 CV (34.650 euros), 143 CV (36.010 euros), 163 CV (37.420 euros) y 177 CV (la versión probada, desde 38.880 euros). El equipamiento para todos los diésel de dos litros es el mismo que el de las versiones de acceso a la gama gasolina.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

La versión más potente de la gama diésel es un 3.0 TDI que arroja una potencia de 204 ó 245 CV. Éste último sólo está disponible con tracción Quattro y la caja manual de seis velocidades o el cambio automático S-Tronic de siete marchas. La versión menos potente puede ser manual o Multitronic de ocho marchas. El 3.0 TDI de 204 CV cuesta 42.160 euros mientras que el de 245 CV aumenta hasta 48.300 euros.

Equipamiento opcional

El equipamiento de serie del Audi A4 Avant no es precisamente demasiado generoso, pero es cierto que también estamos pagando por la calidad de acabados y materiales. Resulta curioso que, a estas alturas, sólo la versión S4 equipe de serie los sensores de luz y lluvia. Si queremos acceder a los elementos más interesantes de la oferta de equipamiento deberemos acudir a la lista de opcionales y, como es natural, pagarlos a parte.

Para los más exquisitos Audi ofrece una amplia selección de tapicerías para el interor (dos tipos de tela, cuero Milano, cuero napa fina, combinación de cuero y alcántara…), así como inserciones de todo tipo para el salpicadero (aluminio, carbono, maderas de roble, nogal, fresno o abedul…).

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

En lo que a tren de rodaje se refiere, la oferta de llantas es también bastante amplia, incluyendo algunas opciones de Audi Exclusive, y también hay opciones interesantes para los conductores más exigentes como la suspensión deportiva (300/350 euros, según el tramo impositivo) o deportiva S-Line (entre 600 y 700 euros), diferencial trasero deportivo (900/1000 euros) o diferentes tipos de volantes (algunos achatados en su parte inferior).

Como decíamos ya en alguna de las partes anteriores, la oferta tecnológica del A4 Avant le hace parecer un modelo de segmento superior. El mejorado sistema MMI de infoentretenimiento con navegación (2000 euros), el Audi Drive Select (350/400 euros), el control de crucero (320/350 euros), los faros xenón plus (1200/1400 euros) o los asientos calefactables y ventilados (1000/1100 euros), son algunos de los extras más atractivos.

Paquetes

La marca alemana ofrece también algunos paquetes que aglutinan diversos elementos de equipamiento.

  • Paquete deportivo S-Line: Ronda los 3.000 euros e incluye llantas de 18 pulgadas, asientos deportivos, costuras en contraste, logotipo S bordado en el reposacabezas, pomo del cambio en cuero perforado e inserciones de aluminio cepillado, entre otras cosas.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

  • Paquete exterior S-Line: Cuesta unos 2.000 euros y ofrece paragolpes delantero y trasero específicos, parrilla S-Line, marcos cromados de los faros antiniebla, logotipos S, salidas de escape cromadas, alerón de techo…
  • Paquete técnico: Ofrece faros de xenón plus, pilotos traseros LED, sensor de luz y lluvia, control de crucero, sensor de aparcamiento trasero y retrovisor interior antideslumbrante, por ejemplo. Su precio es de unos 1.000 euros aunque actualmente Audi ofrece una edición especial del A4 Avant denominada “Advanced Edition” que incluye este paquete y está disponible desde 33.020 euros y con el motor 2.0 TDI (136, 143, 163 y 177 CV).
  • Paquete business: Por unos 2.000 euros incluye el sistema MMI Navegación, equipo de sonido Audi, Alarma y asistente de luz de carretera.

Audi A4 Avant 2.0 TDI, prueba

Mañana concluiremos la prueba del Audi A4 Avant con un resumen de todo lo dicho, una valoración final y todos los datos técnicos del modelo y la versión en cuestión. ¡No te lo pierdas!

Continuará…

En Motorpasión | (exterior e interior, conducción y dinámica)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

28 comentarios