Sigue a Motorpasión

peugeot-quasar-1984.jpg

Peugeot Quasar (1984)

Hoy quiero presentaros uno de los prototipos más originales de la década de los 80, el Peugeot Quasar. Tal vez alguno de vosotros lo recordéis porque la popular miniatura comercializada por la casa de juguetes Matchbox. Otros por su presentación en el Salón del Automóvil de Paris de 1984.

El Quasar es un prototipo basado en una visión futurista (de 1984) del coche deportivo, inspirado en el diseño de las naves espaciales de ciencia ficción. Su concepción representa un desafío a la imaginación y demuestra lo que se puede llegar a crear cuando estilistas, ingenieros y fabricantes se olvidan de las limitaciones de la industria y dan rienda suelta a los sueños.

Este Concept Car es un ejercicio de diseño puro realizado por el Centro de Estilo de Peugeot en La Garenne, dotado con otros ingredientes que lo hace aún más atractivo: un motor muy poderoso para la época y un interior en el que no se escatimaron detalles y tecnología.

Características del Peugeot Quasar

Carrocería

El Peugeot Quasar es un cupé biplaza en cuya carrocería se emplearon la fibra de carbono y el Kevlar para conseguir un peso muy reducido (no existe dato oficial sobre este punto). El perfil del coche está diseñado para alcanzar velocidades elevadas.

Destaca la cúpula de cristal tintado que envuelve el habitáculo, otra reminiscencia de las naves espaciales. Las puertas, como puede apreciarse en la imagen, se abren girando en ángulo prácticamente recto hacia adelante quedando perpendiculares al suelo.

peugeot-quasar-1984-lateral.jpg

Habitáculo

El interior del Peugeot Quasar es aún más vanguardista si cabe que el exterior. Está tapizado en azul oscuro y rojo. El cuadro de instrumentos es electrónico, con un sistema de cristal líquido que cambia de intensidad en función de la iluminación ambiental.

Los mensajes de advertencia se muestran en una pantalla de vídeo, así como el sistema de navegación que proporciona mapas de carretera y ciudad, ofreciendo consultas de teletexto… como Google Maps, pero en 1984.

Los asientos son anatómicos y envolventes, y están dotados de cinturones de seguridad de doble tirante. La posición de conducción es más propia de un coche de carreras que de uno de calle, recuerda en cierta medida a cómo van sentados actualmente los pilotos.

El equipo de sonido va en consonancia con el resto del conjunto. El sistema de alta fidelidad con ecualizador suministrado por la firma japonesa Clarion, unido al estudio acústico del habitáculo, convierten el Peugeot Quasar en una auténtica sala de conciertos rodante con posibilidades sonoras casi infinitas.

peugeot-quasar-1984-interior.jpg

Mecánica

El chasis del Peugeot Quasar está basado en el de otro modelo de la firma francesa: Peugeot 205 Turbo 16. Las suspensiones son de doble horquilla derivadas de la Fórmula 1, con varillas y balancines para garantizar la orientación permanente de las ruedas, reducir masas no suspendidas y la eficacia de los amortiguadores.

El motor de cuatro cilindros y 1.599 cc va descubierto y colocado en posición central. La culata es DOHC con cuatro válvulas por cilindro. Equipado con dos turbos con intercooler, este propulsor entrega 597 CV a 4.500 rpm. El par motor, según la cifra oficial, es de 50 mkg (unos 490 Nm).

Respecto de la transmisión, el Peugeot Quasar es un AWD con diferencial central y reparto de tracción de 40% al eje delantero y 60% al trasero. Dispone de control de tracción y una caja de cambios de cinco velocidades. Los frenos son de disco, ventilados, en las cuatro ruedas. Los neumáticos son Michelin 255/50 MXX montados sobre llantas de 16 pulgadas.

peugeot-quasar-1984-posterior.jpg

Algunos sueños deberían concretarse

El fabricante no ha proporcionado datos sobre las medidas de este prototipo, el primer Concept Car de Peugeot. Tampoco hay más información fiable en Internet. En las fuentes que he consultado hay contradicciones importantes respecto del sistema de tracción, entre otras.

Del Peugeot Quasar tenía un vago recuerdo y a medida que iba redactando el artículo he tenido la impresión de que estaba hablando de un coche actual. Dicen que los sueños nunca deberían alcanzarse para que sigan siendo sueños, pero en este caso no hubiera importado que se hicieran realidad y el coche hubiera llegado a fabricarse.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

46 comentarios