Síguenos

Esta semana el Porsche 962C va a tener más protagonismo en Motorpasión que cuando ganó las 24 Horas de Le Mans en 1987, entre otras cosas porque en aquella época una web de motor como la nuestra no estaba en mente ni de los más visionarios.

Si ayer era Chris Harris el que tenía la suerte de ponerse a los mandos de un Porsche 962C sacado del museo Porsche en Stuttgart, hoy nuestro protagonista y su dueño disfrutan de algo que considero mucho más atractivo: usar el Porsche 962C como coche de diário.

Dónde si no, desde Japón nos llega este vídeo de un aficionado a los coches que ha conseguido una extraña unidad matriculada y usarlo regularmente por la calle. Hasta le sirve para ir a comprar un Red Bull a la tienda de la esquina.

Entre el tráfico urbano, como coche para ir al centro comercial o para disfrutar estirando su motor en una tarde lluviosa en la autopista, el teórico Porsche 962C parece una fiera domesticada cuando sale de los circuitos.

Su propietario explica que a pesar de ser un coche de competición, es mucho más sencillo de lo que parece desenvolverse con él por las calles. Incluso explica que a 250 km/h, el chasis ofrece un grado de confort bastante elevado, algo que podría a tener cierta lógica si tenemos en cuenta que fue diseñado para largas carreras de resistencia dónde los pilotos tenían que tener un mínimo de confort para no mermar su rendimiento en los relevos más largos.

Pero ojo, a ver quien encuentra las siete diferencias entre este aparente Porsche 962C y el original que conducía ayer Chris Harris. Os doy una pista, este tiene el chasis de fibra de carbono mientras que el original lo tenía en aluminio. Vern Schuppan puede ser otra pista…

Vía | GT Spirit

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

24 comentarios