Síguenos

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Casi un año después de que la marca del león presentara en sociedad el Peugeot 4008, éste llega por fin al mercado español. Como recordaréis, se trata de un derivado del Mitsubishi ASX y es primo hermano del Citroën C4 Aircross que desde hace unos meses ya se comercializa en España.

El Peugeot 4008 no llega para sustituir al 4007 sino para complementar al 3008. Completa, por tanto, la gama del fabricante francés en el segmento C y se trata de una opción muy interesante para los clientes que busquen un todocamino compacto con tracción integral, potente motor turbodiésel y un diseño moderno y de lo más atractivo.

El Peugeot 4008 ya está a la venta y se ofrece sólo con el motor 1.8 HDi de 150 CV, cambio manual y la tracción a las cuatro ruedas, por un precio base de 31.900 euros. Nosotros ya lo hemos probado tanto dentro como fuera de la carretera y te lo contamos.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Desde hace casi una década el mercado de los SUV no ha parado de crecer tanto a nivel Europeo como internacional y aunque la tendencia se mantiene, la demanda cada vez está más enfocada a vehículos del segmento C y D, en detrimento de los de mayores dimensiones.

Es aquí donde entran en juego los todocamino compactos como el Peugeot 4008, en este caso más pequeño que el 4007 (30 centímetros más corto) pero no por ello menos capaz en carretera o campo, y con calidades propias de la marca francesa.

En Peugeot están especialmente orgullosos de haber conseguido un vehículo estéticamente tan atractivo, aunque parte de ese mérito hay que reconocérselo a Mitsubishi, ya que el ASX es, al menos para mí, uno de los SUV compactos más bonitos del mercado. Vamos a ver en qué cambia por fuera con respecto al japonés.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Diseño acertado

Aunque sobre gustos no hay nada escrito sí es cierto que hay algunos modelos que contentan a prácticamente todo el mundo. No sé si coincidiréis conmigo pero el Peugeot 4008 es uno de ellos. Quizá no sea nuestro tipo de coche pero desde luego llama la atención a su paso y es un digno rival para la feroz competencia como el Qashqai, el propio ASX o las alternativas premium.

El 4008 mide 4,34 metros de largo (2,67 metros de batalla), 1,80 metros de ancho y 1,63 metros de alto. A simple vista no parece tener nada en común con el ASX aunque si nos fijamos detenidamente en el perfil del coche podemos encontrar algunos rasgos que recuerden al nipón, como la forma de las puertas o la propia línea de ventanillas.

Tanto el frontal como la zaga han sido rediseñados casi al completo para dotar de carácter propio al ahora modelo francés. El capó, los grupos ópticos delanteros y traseros, la parrilla, los paragolpes, el portón del maletero o incluso las aletas frontales son algunos de los elementos diseñados específicamente para este modelo.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Mirándolo de frente destacan los llamativos faros con luces de marcha diurna LED, los detalles cromados y la estrecha parrilla, mientras que de perfil son las llantas de 18 pulgadas las que atraen nuestra mirada. La zaga, por su parte, tiene un diseño simple, aunque adornado por un listón cromado en la parte inferior del portón y unos grupos ópticos cuyos pilotos dibujan tres garras rojas, como en el 508.

El habitáculo es sin duda el lugar donde más parecido encontramos con su hermano japonés. El diseño interior, los mandos e instrumentos, gran parte de los materiales, e incluso el nivel de acabados, son idénticos al del modelo de Mitsubishi, aunque se añaden elementos propios de Peugeot como el volante, por ejemplo. Peugeot asegura que el habitáculo está mejor insonorizado y que hay plásticos de mayor calidad en según qué sitios.

La habitabilidad interior no parece variar con respecto a sus hermanos ASX y C4 Aircross, por lo que acomoda sin problema a cuatro ocupantes adultos (caben cinco, aunque la plaza central es relativamente estrecha) y goza del mismo maletero de 442 litros con superficie plana de carga y doble fondo.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Un motor, un cambio, un tipo de tracción y un único acabado

Aunque en otros mercados el Peugeot 4008 cuenta con tracción 4×2 y 4×4, cambio automático y manual y diversas opciones en cuanto a motorización se refiere, en España la marca ha simplificado la gama hasta el punto de que sólo hay una versión, con un único motor, cambio manual y tracción a las cuatro ruedas.

Peugeot asegura que si el mercado así lo demandase podrían traer nuevas versiones aunque tiene claro que si el cliente busca una opción 4×2 o de menor potencia su elección debería ser el Peugeot 3008, posicionado por debajo en su gama de modelos.

Bajo el capó del 4008 se esconde un 1.8 HDi de origen Mitsubishi que desarrolla 150 CV, al que los franceses han cambiado el turbo para conseguir una mejor respuesta en el rango bajo del cuentavueltas. El cambio manual de seis velocidades es de serie y no hay ningún otro disponible.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Gracias a medidas como el sistema Stop/Start, que es de serie, este 4008 1.8 HDi consigue un consumo medio homologado de 5,6 litros a los cien kilómetros y emite 147 gramos por kilómetro de dióxido de carbono. Acelera de 0 a 100 km/h en 11,5 segundos y alcanza los 198 km/h de velocidad máxima.

El sistema de tracción integral cuenta con tres modos seleccionables mediante un mando del túnel central: 2WD (únicamente tracción delantera), 4WD (se reparte automáticamente el par entre los ejes delantero y trasero, con preponderancia del delantero salvo en situaciones de baja adherencia) y LOCK (tracción integral permanente pero con distribución automática del par).

El Peugeot 4008 se comercializa con un único acabado, el más completo, denominado Allure. De serie incluye siete airbags, climatizador, tapicería mixta de cuero, volante de cuero multifunción, radio CD con seis altavoces, control de crucero, faros de xenón, luces diurnas LED, faros antiniebla, llantas de 18 pulgadas, rueda de repuesto, lunas traseras y luneta tintadas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, sensores de luz y lluvia, reposabrazos central delantero y trasero…

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Entre las pocas opciones disponibles encontramos la alarma antirrobo (310 €), el navegador con cámara trasera (2.000 €) o además con sistema de audio Rockford Fosgate de nueve altavoces (2.715 €), asientos de cuero calefactables y eléctricos (1.845 €), pack cielo (techo panorámico de cristal y barras de techo por 875 €) o pintura metalizada (545 €).

Primeras impresiones

Durante la presentación del Peugeot 4008 hemos podido conducir por carretera unos 25 kilómetros (muy poco, pero era simplemente para movernos del punto de encuentro al lugar de la prueba off-road), la gran mayoría de ellos por vías rápidas a 90/100 km/h.

Aunque se ha endurecido la suspensión, y también la dirección, en la práctica es casi inapreciable. Nosotros no hemos encontrado diferencias claras entre ambos modelos aunque tampoco hemos tenido demasiado tiempo para descubrirlas.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

La marcha es tan cómoda como en el ASX y, además, como en aquél, la carrocería balancea muy poco a pesar de la altura y el peso del vehículo, que ronda los 1.600 kilogramos. La suspensión es suficientemente dura como para llevar una conducción alegre pero no es incómoda para los ocupantes.

El 1.8 HDi es el mismo que monta su homólogo japonés aunque revisado por los franceses para ofrecer más par a bajas vueltas. Empuja con bastante brío cuando se acerca a la franja de las 2.000 RPM, lo cual no quiere decir que antes no tenga fuerza. En general es un motor agradable de conducir.

Fuera de la carretera tampoco se defiende mal, ya que es capaz de salvar obstáculos y desenvolverse con soltura en pistas y caminos de tierra e incluso vadear ríos cuya profundidad no sea excesiva para el tipo de vehículo que tenemos entre manos.

Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid

Como es natural, la tracción integral ayuda en condiciones de baja adherencia y permite afrontar tramos que sin ella no podríamos superar pero no podemos olvidar que no cuenta con reductora, así que los terrenos difíciles deberíamos dejárselos a los vehículos enfocados a un uso todoterreno.

En esta misma línea cabe recordar que el Peugeot 4008 es un vehículo pensado más para la carretera y un uso urbano, así que, quizá el aporte más importante de la tracción total sea ese plus de seguridad que nos genera circulando en asfalto cuando las condiciones climatológicas no acompañan.

De nuevo, habrá que esperar a probar a fondo este todocamino compacto de Peugeot para poder recorrer muchos más kilómetros y obtener conclusiones reales.

Ver galeria completa » Peugeot 4008, presentación y prueba en Madrid (23 fotos)

Ver galeria completa » Peugeot 4008 (32 fotos)

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

En Motorpasión | Peugeot RCZ 2013

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios