Sigue a Motorpasión

Holden HSV VE

Que si hoy me llevo un clip, que si mañana me llevo el boli, que si este pistoncejo no se va a notar, que bueno, ya que estoy me llevo el motor entero. Algo así debieron pensar algunos empleados de la fábrica de Holden de Elizabeth en Australia.

La policía se dió cuenta durante una operación policial que alguien estaba robando piezas de la planta de fabricación de los Holden Commodore VE, más conocidos en Europa (aunque no en España) por ser mellizos del Vauxhall VXR8, y vendiéndolas en el mercado negro. Pero no unas pocas piezas, un buen montón, tanto que la policía estima que el valor de las piezas sustraídas supera los 2,25 millones de euros (1,6 millones de libras).

Motores y cajas de cambio eran sus piezas favoritas, siendo los primeros los más codiciados y en concreto los V8 de los acabados superiores del Commodore VE. Estos cuestan nuevos por encima de los 8.000 euros, mientras que en el mercado negro por lo visto se vendían a 1.200 euros la unidad. Aunque la investigación policial todavía tiene que cerrarse y encontrar a los ladrones, todo apunta a la falta de un sistema de seguimiento de las distintas piezas como reclamo para ladronzuelos de largas manos.

Va a ser que la picaresca no va a ser cuestión meramente española…

Fotografía | Signac en Flickr
Vía | Pistonheads
En Motorpasión | Holden exportará el Commodore a EEUU y se llamará 2014 Chevrolet SS

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

20 comentarios