Sigue a Motorpasión

Aparcar en la playa

Va de guiris infractores, la cosa. Ayer María Seguí dijo en el Congreso de los Diputados que habría que contratar a una empresa que localizase a los conductores extranjeros en su país para notificarles las multas que se ganaran durante su estancia en España. Y no tardaron en replicarle desde la Federación Española de Municipios y Provincias que ya hay una empresa que se encarga de eso: Nivi Gestiones. Por una módica cantidad, los ayuntamientos pagan y la empresa busca al infractor.

Según Seguí, la DGT tiene “dificultades para localizar el domicilio del conductor infractor” cuando este vive en el extranjero, y “existe un agravio que es que dos personas infringiendo la norma, una española y otra extranjera, el español sí que recibe la sanción y el extranjero no, y eso es lo que tenemos que corregir”. La corrección, sin embargo, depende de que alguien pague a la empresa que se dedica a buscar infractores.

La directora de Tráfico traslada una queja de muchos ayuntamientos, por cuanto en algunas provincias las multas a extranjeros suponen más del 50 % del total. Quienes hayan ido alguna vez a localidades turísticas podrán citar ejemplos. Pero entonces, hay algo que no queda claro. Si ya existe una empresa de cobros, ¿cuál puede ser el problema para que persista el ídem? Más aún: ¿Por qué Seguí quiere buscar una gestora como si la que existe no existiera? Y, por cierto, ¿saldrá a cuenta pagar a una empresa para que haga de cobrador del frac por medio mundo?

Más preguntas que respuestas. Quien pueda, por favor, que lo explique.

Vía | El Mundo, Heraldo
Foto | Santi Llobet

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios