Sigue a Motorpasión

Especial Mi primer coche

Ya tenemos nuestro permiso de conducir en la cartera y llega la hora de motorizarnos. Hoy en nuestro especial de #miprimercoche vamos a tratar ese momento tan especial que es cuando adquieres tu primer coche. Lo siento, los que heredáis el coche de algún pariente no podéis elegir que os va a tocar, os toca y ya está, pero espero que déis una oportunidad a nuestros consejos e indicaciones, porque muchos se pueden reciclar para la compra del segundo o tercer coche.

Además del momento concesionario y coche nuevo, también vamos a dar unas indicaciones sobre la segunda mano, aunque por la variedad de productos que se llegan a ofrecer por esta vía hacen cualquier indicación al respecto no es fácil. El problema es que no hay un coche ideal para cada persona, si no que hay varios, la decisión será solo vuestra.

Se suele decir que como primer coche lo ideal es un coche pequeño, con poca potencia y con preferencia diesel, a ser posible de corte parecido al de la autoescuela. Perdonad que vaya a contradecir algunas de estas afirmaciones que hacen muchos veteranos cuando dan consejos a los noveles, hay que comprarse un coche que se ajuste a las necesidades del conductor, sea novel o sea un conductor con 40 años de experiencia.

Concesionario

Eligiendo un coche que se ajuste a nuestras necesidades

Por suerte (o por desgracia, según como se vea), yo fuí uno de esos conductores noveles que tenía que conducir de prestado, es decir, cogiendo uno de los dos coches de la familia. Después de sufrir con un coche de ajustadas prestaciones muchos kilómetros por carreteras secundarias detrás de vehículos pesados, no me queda otra que recomendar que si se puede invertir un poco en potencia, se haga.

Con esto no quiero decir que tengas que comprarte un coche con un motor heptaturbo y 4.000 caballos, pero que si el motor de 90 CV se queda cerca en precio del modelo de 75 CV, mejor coge el que es un poco más potente, el día que te toque adelantar lo agradecerás. Aún así, lo mejor es hacernos con un coche que se adapte a nuestros recorridos habituales, si por ejemplo nuestro recorrido es de casa al trabajo y del trabajo a casa, o a lo mismo pero con la universidad, sin tocar secundarias, a lo mejor no nos importan esos caballos de menos porque probablemente no los usemos.

Adaptar la compra a lo que necesitamos nos permitirá gastarnos el dinero justo, ni más ni menos. Hay que evaluar bien nuestra futura compra, observando nuestras necesidades de forma imparcial, para no ser demasiado optimistas “Pues yo necesito un coche de 200 CV como poco, porque cojo 100 metros de autopista” ni tampoco demasiado pesimistas “Yo con un coche de 55 CV voy que me mato, aunque a menudo voy a mi pueblo que está a 200 km y en la montaña, seguro que es suficiente”.

Especial Mi primer coche

¿El motor diesel o gasolina? Suele ocurrir que los motores gasolina suelen ser más baratos que los equivalentes diesel, aunque normalmente consumen más. Hay gente que no elige gasolina porque vienen de un diesel y tienen miedo a calar el coche en las salidas No orientéis vuestra compra por el motor, estáis aprendiendo y al final uno se acaba acostumbrando, valorad la opción que mejor se adapte a vuestras necesidades.

El tamaño del coche sí importa

Lo dice uno que aprendió a conducir con todoterrenos, pero lo recomendable es mantener el tamaño de nuestro primer coche lo más reducido posible. Obviamente si tienes familia no te vas a comprar un Smart, pero al conductor novel que viene normalmente de conducir un compacto le va a ser más fácil de conducir un utilitario o un compacto que una enorme berlina del segmento F, por no decir la de complicaciones que se evitan al estacionar.

Hay gente que recomienda todo lo contrario, que es empezar a conducir coches grandes porque así se desarrollan las capacidades de aparcar, medir distancias a ojo, orientación espacial… Aunque mi experiencia personal así fue, yo soy más partidario de empezar por lo fácil, total tenemos toda una vida para conducir coches enormes, ¿porqué no ponérnoslo fácil cuando más tenemos que aprender?

Después de apuntar estos conceptos básicos, vámonos de compras.

Especial Mi primer coche

Comprando un coche nuevo

Ya está, hemos ahorrado suficiente para pagar la entrada de un coche nuevo y vamos a ver que hay que hacer. Lo primero que tiene que quedar claro es que si queremos ajustar el precio nos va a tocar darnos unos buenos paseos. Y estos paseos se multiplicarán si dudamos entre modelos de varias marcas, así que sobre todo paciencia.

Internet es una potente herramienta que nos pone al alcance de la mano los precios de los diferentes modelos que nos interesan. Hasta que comprar un coche por internet sea una realidad con estos datos de internet podremos comparar los equipamientos y precios de los modelos, pero luego toca hacer labor de campo, porque las promociones y campañas de cada concesionario varían bastante y para esto solo podemos desgastar suelas de zapatillas.

Estamos en crisis y los concesionarios necesitan vender, esto puede jugar a nuestro favor a la hora de obtener mejores precios, algún obsequio como esas alfombrillas del catálogo de accesorios tan chulas y en general llevar el mango en la negociación. En nuestra contra juega nuestra más que probable juventud y el desconocimiento del producto y es que los comerciales son unos expertos de lo suyo, por lo que hay que demostrarles que nosotros también tenemos cartas que jugar.

Especial Mi primer coche

Vámonos de concesionarios

Antes de ir a ver los coches que nos gustan es conveniente informarse vía internet de acabados, motores y demás características generales. Esto evitará que el comercial nos cuele un gol por la escuadra en cada frase que nos cuente sobre el coche, hay que dejar claro desde el principio que sabemos más datos del coche que nos gusta que que tenga cuatro ruedas, volante y ABS.

Tampoco nos pongamos a la defensiva, ni en modo niño repelente, solo es necesario que llevemos unas cuantas nociones básicas sobre el coche que vamos a ver. Siempre recomiendo ir con alguien, aunque la decisión final siempre tiene que ser nuestra, este pepito grillo puede ayudarnos a evitar que nos precipitemos.

Los precios y promociones varían de unos concesionarios a otros, es por eso que lo mejor es pedir presupuestos de los coches que queremos en los acabados que nos interesan en cuantos más concesionarios mejor para conseguir un buen precio. Para hacernos una idea de como será nuestro coche, en los últimos años se ha extendido mucho la práctica de dejar a los clientes una unidad para probarla.

Especial Mi primer coche

Esta práctica no es opcional, para mi gusto es obligatoria, no hay manera de conocer un coche si no es conduciéndolo. Estas pruebas se suelen hacer al lado de un comercial, aprovecha este momento para hacer todas las preguntas que tengas, puesto que con el volante entre las manos te surgirán muchas más que viéndolo en exposición estática.

Ya me he decidido, ¿y ahora qué?

Una vez decidido el coche que queremos, generalmente tenemos dos opciones. En los concesionarios siempre suele haber algún coche de stock, lo bueno de estos coches es que si lo quieres puedes tenerlo en muy poco tiempo, e incluso a veces con descuentos muy interesantes.

La contra de estos coches de stock es que el color será el que tengan y el equipamiento más de lo mismo, esta opción es realmente interesante cuando el coche es un top ventas, ya que los stocks suelen ser mayores, lo que redunda en una mayor probabilidad de que haya uno que se ciña a nuestros gustos.

Especial Mi primer coche

La otra opción es hacer un pedido a fábrica del modelo que queremos. Como ventajas de esta opción, destaca que te haces el coche a tu gusto y que está fabricado para tí, con el equipamiento y color que quieres. Lo malo, que el coche se hará esperar. Dependiendo de la lejanía de la fábrica a tu ciudad y del ritmo de fabricación nuestro deseado coche tardará más o menos. Yo personalmente tuve que esperar cuatro meses, cosas de la sobredemanda y de que la fábrica se encuentre a 10.700 km de aquí.

Empezamos con el papeleo. Para realizar un pedido a la fábrica hay que reservar el coche, dejando una cantidad variable de dinero que luego se nos descontará del precio cuando lo paguemos, normalmente a la llegada del coche al concesionario. También habrá que presentar un pedido en firme, aunque de esto se encargará el concesionario.

Normalmente para comprar un coche no se necesita otra cosa que no sea el DNI, el carnet de conducir y obviamente el dinero correspondiente, que se suele pagar por transferencia bancaria, ya que actualmente está prohibido pagar más de 2.500 euros en efectivo y no hay muchas otras formas de pago, al menos que yo conozca y sean legales.

Especial Mi primer coche

Cuando el coche esté en el concesionario, tocará realizar los pasos correspondientes para que nos den nuestro coche. Esto es básicamente pagar, el concesionario suele hacer por nosotros otras tareas adicionales como pagar el impuesto de matriculación, el IVTM (impuesto de circulación) y obtener los papeles que luego nos darán a nosotros.

Estos papeles son el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica. Adicionalmente necesitaremos otro papel importante, que aunque se supone que no es obligatorio es recomendable llevar en el coche. Es el recibo de haber pagado el seguro. Para hacer el seguro tenemos que avisar a la compañía que elijamos, esa compañía mandará un perito al concesionario a comprobar que todo está en orden y después nos tramitarán el seguro. ¿Por qué mandan a un perito? Porque no sería la primera vez que durante el transporte ha podido haber daños al coche.

Especial Mi primer coche

Tranquilos que en próximas entregas de este especial trataremos el tema seguros detenidamente. Una vez pagado todo, impuestos y coche, llegará el momento más emocionante.

Buenos días, le llamamos del concesionario, cuando quieras puedes venir a por tu coche.

Normalmente se tardan entre dos y tres días entre que el coche llega al concesionario y se hacen todos los papeleos, aunque si es de stock estos papeleos pueden tardar algo menos. En el concesionario nos esperará un comercial para hacernos la preentrega, donde nos enseñarán los componentes básicos del coche. ¡Y ya tenemos coche!

En la próxima entrega trataremos detenidamente la compra de un coche usado, así que estad atentos a este especial #miprimercoche.

Fotografías | Flickr (I, II, III, IV, VI, VII, VIII, IX)
En Motorpasión | Especial #miprimercoche

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios