Sigue a Motorpasión

concesionario

En la página web estadounidense Edmunds contrataron a un periodista de investigación para que durante tres meses se hiciera pasar por un vendedor de coches. A los tres meses dejó el trabajo y contó sus experiencias. Aunque la compraventa de coches no es algo completamente extrapolable de un continente a otro, hay algunas cosas interesantes que contar.

La primera es la selección de personal por la que pasó en dos concesionarios de coches. El primer concesionario era uno grande con grandes ventas. Le recomendaron que en la entrevista de trabajo respondiera del siguiente modo a porqué quería trabajar allí, tenía que decir “porque quiero ganar dinero”, nada de “me gustan los coches”.

El segundo concesionario era más pequeño y sin tanta presión para vender, cuando explicó porqué no quería trabajar para ellos explicó que se había hartado de mentir en el concesionario anterior. En este le dijeron que no tendría que mentir, aunque eso dependía de su definición de mentir.

coche vendido

Un truco que utilizaba uno de los concesionarios para conseguir clientes era llamarlos para ofrecerles comprarles el coche usado. Normalmente esperamos que se nos llame para vendernos algo, por lo que cuando alguien nos ofrece comprarnos algo despierta nuestro interés. En realidad el concesionario no estaba interesado en comprar coches usados, sino en atraerlos a su concesionario.

Otro ejemplo que pone es una familia que iba a adquirir un coche. El vendedor les preguntó hasta cuanto podían pagar al mes, en vez de preguntarles por su presupuesto. Daba por hecho que lo financiarían, que el comprador se fijaba más en cuanto disminuiría su cuenta mensualmente, por lo que podrían conseguir vender el coche a un precio mayor que el de mercado. Un consejo que da para evitar estas situaciones es fijar un presupuesto para el coche de modo que no nos acaben colocando este truco.

El reportaje nos da varios consejos a la hora de comprar un coche, usa Internet, no tengas prisa, aléjate de cualquier vendedor que no te guste, conoce los números, compara en distintos sitios, recuerda que no hay nada hecho hasta que firmas el contrato y recuerda que se trata de tu dinero. Yo diría que incluso más, comprar un coche por un precio mayor de la cuenta nos puede traer conflictos familiares, especialmente cuando luego ese dinero pueda hacer falta para cualquier otra cosa.

Por último, recordar que a la hora de comprar un coche las apuestas son bastante altas, para la mayor parte de las familias se trata del segundo objeto por el cual pagan más después de la vivienda habitual. Por suerte es fácil defenderse y obtener un buen precio. Por último el momento actual es bastante bueno a la hora de buscar gangas con el mercado español, hundido tras el fin del plan 2000E.

Imagen | ryantxr y Photo Monkey
Vía | Edmunds
En Motorpasión | Guía para comprar un coche

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios