Síguenos

Steve mcQueen

Steve McQueen dijo que no estaba seguro de si era un actor que competía o un piloto que actuaba. A lo largo de 11 años, de 1959 y 1970, McQueen participó hasta en 20 eventos consiguiendo como resultado más relevante una segunda posición en las 12 horas de Sebring de 1970 al volante de un Porsche 908/02. El actor era un gran aficionado a la competición y el punto álgido llego con la grabación de una de las obras maestras del cine dedicado al automovilismo: Le Mans.

Es por ello, que Steve McQueen se ha convertido en una especie de Rey Midas ya que casi cualquier objeto que le perteneció al ser subastado alcanza valores desorbitados. El próximo 9 de noviembre se subastará en Beverly hills una de las últimas chaquetas que McQueen utilizó en competición. Concretamente en una cita benéfica denominada Winter Sprint disputada en el Phoenix International Raceway en 1970. El piloto-actor ganó aquella carrera y se estima que se pagarán entre 40.000 y 60.000 dólares por ella.

Pero si crees que el precio puede ser elevado, otros elementos que utilizó el propio McQueen se subastaron por cantidades muy superiores. El Ford GT40 utilizado para la grabación de imágenes de la película Le Mans alcanzó un valor de 11 millones de dólares. Pero no fue el único elemento de la película subastado ya que el mono que Steve McQueen utilizó en aquella película fue subastado en casi un millón de dólares mientras que el reloj Heuer modelo Monaco llegó hasta los 800.000 dólares.

Vía | TheClassicDriver
Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios