Síguenos

Range Rover Evoque Desert Warrior 3

Si eres de los que les gusta el diseño del Range Rover Evoque y además te gustan las competiciones de todo terreno, estás de enhorabuena. El equipo británico Excite Rally Raid presenta el Range Rover Evoque Desert Warrior 3, una bestia preparada para participar en el campeonato FIA T3.

Para propulsar esta máquina de cruzar desiertos nuestros amigos británicos han incorporado al Evoque un propulsor diésel biturbo de origen BMW y 3.0 litros de cilindrada que desarrolla 278 CV y 650 Nm de par motor máximo, aunque sin restricciones podría desarrollar sin problema unos 355 CV. El propulsor va acoplado a una caja de cambios secuencial de seis velocidades firmada por el especialista ZF.

Otras modificaciones necesarias para convertir este Evoque de 1.900 kilogramos en un vehículo de competición pasan por nuevas llantas Compomotive Atacama Rally Raid de 16 pulgadas con gomas BF Goodrich Desert Race G, ocho amortiguadores Reiger de tipo coilover (dos por rueda) y un depósito de combustible especial de 260 litros (con el que la autonomía es de “sólo” 1.200 kilómetros), entre otras cosas.

Range Rover Evoque Desert Warrior 3

Exteriormente los cambios son muchos, y el Evoque está mucho más alejado del suelo, con protecciones de bajos, defensas… pero quizá lo más destacable no sea lo que está a la vista, sino los sistemas con los que cuenta:

  • CCV (Corner Control Valve): Este sistema detecta si estamos en una recta o en una curva. Si estamos en una curva aumenta la compresión del amortiguador de la rueda exterior para reducir el balanceo. Según Reiger (quien tiene la patente), este sistema permite incluso prescindir de la barra estabilizadora ya que realiza parte de su función.
  • RCV (Rebound Control Valve): Sirve para ganar en grip. El sistema detecta si las ruedas están o no en el suelo y en caso de que no lo estén, afloja el rebote de los amortiguadores para que ésta vuelva lo antes posible al suelo.
  • LCV (Lateral Control Valve): También patentado por Reiger, este sistema detecta en la fase de compresión del amortiguador si ésta ha sido causada porque la rueda sube o porque el chasis baja, y endurece la suspensión si es necesario. Esto permite que la configuración inicial pueda ser más cómoda para los pilotos, y no tan dura todo el tiempo.
  • HPDP (Hydraulic Progressive Double Piston): Se trata de un sistema de doble pistón en los amortiguadores, cuyas características varían en función de la velocidad del impacto. Cuanto más rápido trabaje el amortiguador, mayor será su dureza.

Vía | WCF

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

17 comentarios