Sigue a Motorpasión

Alpine

Esta misma semana se confirmaba el regreso de Alpine gracias a los esfuerzos de Renault y Caterham (cada una poseerá un 50% de la marca gala). Pero más allá de la fabricación de un deportivo, esperemos que siguiendo la tradición de ligereza, el renacimiento de la marca gala como fabricante podría además significar el regreso de Alpine a los circuitos.

Además de los rallyes, Alpine estuvo en el pasado presente en las 24 horas de Le Mans, una prueba que para Renault también tiene un sabor especial. Pero más allá de la historia, la prueba de La Sarthe es el deseo que han mostrado los presidentes de Renault y Renault Sport, Carlos Tavares y Patrice Ratti, respectivamente. Está claro que no hay nada mejor que el apoyo de los jefes para dar luz verde a un proyecto. Por parte de Caterham, Tony Fernandes (dueño de Caterham F1 Team), no pondría ninguna pega.

Ahora queda por descifrar que tipo de Alpine veríamos en competición. Para ver un Alpine en la categoría GTE, reservada a Gran Turismos, tendríamos que esperar unos años además de tocarle bailar con las más feas de nombre Porsche, Ferrari, Corvette o Aston Martin. Marcas con mucha tradición y lo que es peor, mucha experiencia. Por ello, la categoría más lógica para ver el nombre de Alpine de nuevo en la competición sería LMP2, la reservada a prototipos “pequeños” con motores derivados de serie. En ella podría batirse frente a fabricantes rivales como Morgan o Lotus.

Más información en Motorpasión F1

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios