Síguenos

Accidente mortal en Brasil

Lamentablemente, a veces tenemos que dar noticias duras o tristes, pero con el ánimo de que alguien pueda sacar una moraleja o lección de ello. Este amasijo de hierros acero fue hasta el viernes un Nissan GT-R, presuntamente con una potenciación AMS Alpha de 1.200 caballos (y las hay más gordas).

El conductor, de 37 años, perdió el control por una avenida de San Pablo (Brasil), y el golpe destrozó el coche. Esa no fue la peor parte, sino la de su copiloto, una mujer de 24 años que ha fallecido. Por respeto a la víctima, no consideramos este suceso como Dolorpasión™.

Si este coche ya es un peligro cuando se usa toda su potencia en un entorno urbano, ni qué decir como se quiera aprovechar un poquito más. A lo mejor trataba de conseguir una multa de velocidad a la brasileña. Esperemos que estas imágenes le hagan a alguien reflexionar sobre el pisar a un coche tan potente en un lugar claramente no habilitado para ello.

Accidente mortal en Brasil

Analizando el estado en el que ha quedado el coche, no habría salido de esa ni con 20 airbags más, está completamente destrozado. El coche tiene menos de dos años, se pueden apreciar las luces diurnas en los restos del paragolpes delantero. A finales de 2010 las empezó a llevar.

Ironías del destino, se puede apreciar de fondo a una Volkswagen Kombi, diseñada en los años 60 y que cesa su producción en menos de una semana. Es mejor andar el camino despacito, y llegar, que no vivir peligrosamente y no llegar. El conductor se encuentra luchando por su vida en un hospital.

Vía | GT Spirit
Fuente | NoticiasOUL, G1 (en portugués)
En Motorpasión | AMS Nissan GT-R Alpha Omega, ¿el último paso?, AMS Nissan GT-R Alpha 12, más allá de la locura

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

49 comentarios