Sigue a Motorpasión

Infiniti gama

Nissan planea equipar algunos de sus coches de lujo con un sistema de control de dirección electrónica, sustituyendo la dirección mecánica tradicional. Por primera vez, la tecnología denominada steer-by-wire será utilizada en la producción de vehículos en serie.

La dirección electrónica se introducirá en algunos modelos de la marca Infiniti en un año, allanando el camino para que los coches puedan ser dirigidos algún día mediante joysticks, y se puedan programar para evitar accidentes de forma automática.

Tradicionalmente, el volante, el sistema de dirección y las ruedas, están vinculados mecánicamente, transmitiendo al conductor todo un rango de sensaciones sobre el discurrir de las ruedas por la carretera (resistencia al giro, baches, etc.). Con la dirección electrónica se pretende, entre otras cosas, eliminar las sensaciones “innecesarias”.

Bajo el nuevo sistema, las intenciones del conductor se transmiten más rápidamente a las ruedas a causa de la velocidad de las señales electrónicas. También comporta maniobrar con más facilidad, eliminando la resistencia innecesaria de los neumáticos sobre el asfalto.

Gama Infiniti

Steer-by-wire es capaz de transformar los movimientos del volante en señales eléctricas que se envían a una centralita, y ésta se encarga del movimiento de las ruedas. Como medida de seguridad, se incorporará un embrague de seguridad que unirá el volante y ruedas mecánicamente en caso de problemas, aunque Nissan confía en que esto no siempre será necesario.

Además, esta tecnología permite en teoría conducir desde cualquier asiento, incluidos los traseros, o gobernar el coche con una palanca de mando, como se hace en el mundo de la aviación, de los juegos, e incluso dirigir el coche a distancia.

Otra de las ventajas es que, mediante el uso de radares, escáneres láser y una cámara, el sistema frena automáticamente si se detecta riesgo de chocar contra una persona, un objeto u otro vehículo, el sistema puede conducir el coche a una zona franca, si la hay.

Varios fabricantes de automóviles ya han introducido esta tecnología en prototipos, incluyendo el Audi A2 que se dio a conocer en 2011. Nissan es el primero en aplicarlo para producción a gran escala. Steer-by-wire se montará en algunos vehículos en los próximos años.

Vía | Reuters

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios