Compartir
Publicidad

¿Qué le pedimos a un coche para poder considerarlo familiar?

¿Qué le pedimos a un coche para poder considerarlo familiar?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Ay! El coche de nuestros sueños… Cuántas veces habremos suspirado al imaginar nuestra silueta a cámara lenta, azotada por la brisa que entra por la ventanilla, mientras conducimos directos al horizonte que dibuja un atardecer a contraluz tras el volante del coche que hace latir nuestro corazón.

¿Un deportivo? ¿Un descapotable quizá? ¿O una gran berlina de lujo? Bueno, siendo realistas, al final solemos tener que renunciar a nuestro coche de fantasía por uno más racional, especialmente para que se adapte a nuestras necesidades familiares y que termine cumpliendo en todos los apartados de una vida ajetreada.

Alhambra coche
Mientras no podamos permitirnos tener un segundo coche de ocio, nuestro coche principal tiene que ser equilibrado y comprometido con los usos familiares

Si en algún momento tenemos la suerte de poder tener un segundo coche de ocio podremos volver a soñar con un idilio mecánico, pero hasta entonces tendremos que centrarnos en pensar cómo sería nuestro coche familiar perfecto. Un coche que reúna las cualidades suficientes como para hacernos más fáciles los días de colegio, trabajo, recados...

Espacio interior

Alhambra12

Uno de los factores de mayor peso a la hora de elegir un coche con el que tengamos que dar servicio a todas las tareas familiares es que disponga de una habitabilidad interior más que suficiente. No hay nada peor que comprarse un coche y pensar “vaya, creía que era más grande. Aquí no me cabe tal cosa”.

Si el pensamiento es el contrario igual nos hemos pasado por mucho al tomar la decisión, pero un poco más de espacio nunca está de más para ir a hacer la compra con los niños, llevar instalados los sistemas de retención infantil, hacer viajes con equipaje o incluso afrontar pequeñas mudanzas o uno de esos domingos tontos que al final terminamos comprando un mueble Yggëul y las pasamos canutas para llevarlo a casa.

Volumen utilizable

Alhambra

Y no sólo nuestro coche debería tener un volumen interior generoso, sino que además debe ser utilizable. No vale de nada un maletero enorme si no tiene formas regulares; y no es nada útil que con los asientos abatidos haya disponible un volumen descomunal si estos no dejan formar un suelo plano. Además de lo comentado, si tenemos un buen maletero y nos queda un espacio para meter un palé, sigue sin ser útil si el portón del maletero sólo se abre a medias o nos queda una boca demasiado alta o demasiado estrecha.

Un reparto inteligente de los espacios interiores pasa por pensar cómo son las maniobras de subida o bajada de la carga. El maletero tiene que ser accesible a una altura razonable y sin que quede un escalón exagerado hasta el suelo del espacio de carga, y los faros traseros (año a año más grandes) no tienen que forzar que la puerta del maletero sea estrecha o irregular.

Alhambra puerta

Lo mismo ocurre con el número de asientos disponibles. En el mercado podemos encontrar ya gran variedad de modelos que no se limitan a contar con las habituales cinco plazas, sino que ofrecen dos más en una tercera fila de asientos. Por lo general, estas últimas plazas se limitan a un uso testimonial y cuando están recogidas casi no interfieren en el espacio de carga, pero ¿no sería mejor contar con siete plazas realmente útiles y sin renunciar a un maletero en condiciones?

Sí, creo que sería lo suyo, pero además hay que añadir que para que sean realmente aprovechables hay que añadir algunos detalles. Nuestro coche ideal no puede tener un interior útil al 100% si no tiene unas puertas traseras amplias para que los cinco pasajeros de atrás accedan al interior, así que mejor si son amplias, y los asientos deben poder moverse con facilidad para poder entrar y salir sin esfuerzo de la tercera fila.

Interiores a prueba de bombas

Alhambra naturaleza

Como ya tenemos asumido que va a ser un coche familiar también tendremos que suponer que en los interiores van a pasar cosas. Los asientos van a sufrir un cierto maltrato y las tragedias con pinturas, comida o líquidos pueden suceder en cualquier momento.

Por eso, uno de los elementos que más sufre durante la vida útil de un coche familiar es el interior. Allí es donde nuestro pequeño ejército pasará muchas horas y la mayoría de ellas serán realmente intensas. Que el interior de nuestro coche soporte con dignidad el paso de los días es vital.

Las zonas recubiertas de material textil tienen la difícil misión de soportar el ajetreo que traen consigo los niños. Saltos, movimientos, suciedad… Las tapicerías tienen que ser de calidad suficiente como para resistir las manchas, ser fácilmente lavables, elásticas para no desgarrarse a la primera de cambio y con unas buenas costuras que aseguren la integridad de todas las partes.

El cuero resiste bastante bien las manchas y se puede lavar con facilidad, pero cuando quedan marcas son más visibles. Una buena opción es decantarse por un textil que fuera resistente antes que por el cuero.

Alhambra25

Para las molduras y guarnecidos el recurso fácil sería recurrir a los plásticos duros, sería una opción barata para aguantar de la mejor manera el paso del tiempo, pero ya sabemos que el tacto es mejorable y la sensación de calidad baja peligrosamente. Así pues, el empleo de materiales de calidad en los recubrimientos es determinante. Normalmente se adoptarán los mismos tejidos que la tapicería así que si podemos elegir entre varios, mejor tocar en el concesionario y valorar la calidad de las opciones.

Y como los asientos van a sufrir bastante, lo mismo necesitamos relajarnos de vez en cuando, así que además de ser ergonómicos, cómodos y de buen tamaño, si cuentan con función de masaje mejor que mejor.

Huecos portaobjetos

La habitabilidad en el interior de nuestro coche tiene que facilitarnos la vida. Si tenéis familia sabréis de primera mano que para que no esté todo dando bandazos en el habitáculo es muy útil tener una buena dosis de lugares en los que colocar los objetos que habitualmente llevemos con nosotros.

No sólo estamos hablando de un sitio donde dejar el móvil y la cartera, también tenemos que pensar en todas esas pequeñas cosas necesarias para atender los requerimientos de los niños y que si tenemos a mano harán menos sufrida cualquier situación complicada.

Todos esos objetos con los que podamos distraer a los niños en un viaje, un buen paquete de toallitas, papel de cocina, limpiador multiusos, unas revistas, unas bolsas… Si cada cosa tiene un lugar casi hasta parecerá que no lo llevamos, pero están ahí, y sabremos dónde exactamente.

Seguridad por los cuatro costados

Alhambra7

Los automóviles modernos cada vez cuentan entre su equipamiento de serie con mayores y mejores medidas destinadas a proteger la vida de los ocupantes. Algunas son obligatorias por dictado de organismos públicos y otras quedan a decisión de los fabricantes. Pero en cualquier caso, en temas de seguridad no hay discusión: cuanto más, mejor.

Pero no sólo para generar valor añadido en sus productos, sino también porque el hecho de ir más o menos seguro en un coche puede ser algo decisivo en el proceso de compra de un potencial cliente. Los elementos de seguridad implementados en nuestro coche se reparten entre dos grandes apartados:

Seguridad activa

Alhambra26

Por un lado tenemos la seguridad activa que son todos esos sistemas que están ahí para ayudarnos a evitar accidentes y hacer que la conducción, en general, sea más segura. Dentro de este apartado podemos englobar cada vez más y más tecnologías.

A las ya conocidas como los sistemas de antibloqueo de frenos, controles de tracción o controles de estabilidad podemos añadir otras que suplan los errores humanos como la detección de ángulos muertos, avisadores de cambio involuntario de carril, detectores de fatiga, controles de velocidad de crucero adaptativos, detección de peatones, reconocimiento de señales de tráfico y hasta se está empezando a hablar de detectores de semáforos en rojo.

Cuantas más herramientas tengamos para evitar una colisión más seguros iremos en el vehículo, pero como todos estos sistemas no son infalibles (de momento) hay que pensar también en el momento en el que se produce el choque.

Seguridad pasiva

Alhambra27

Pasando ahora a los elementos de seguridad activa recogemos aquellos sistemas que entran en acción en el momento que se produce el choque y cuyo objetivo es minimizar las consecuencias del accidente. Lo primero que se nos viene a la cabeza son los airbag múltiples, es lo más fácilmente reconocible. Hasta hace nada lo normal eran los airbag frontales. A día de hoy el desarrollo nos permite tener un número casi ilimitado de bolsas de aire repartidas entre frontales, laterales, de rodilla, de cortinilla o cervicales.

Por cierto, aprovechamos para recordar que los airbag por sí mismos no salvan vidas, son elementos que deben usarse obligatoriamente con el cinturón de seguridad (otro elemento de seguridad pasiva importantísimo). De lo contrario su efectividad se ve seriamente comprometida.

Alhambra22

Pero además de los airbag también tenemos que reconocer el gran trabajo que las marcas hacen de puertas adentro para construir estructuras deformables capaces de absorber los impactos y neutralizando la fuerza cinética del impacto o las células de supervivencia que fueron una herencia de la investigación en su día en la Fórmula 1.

Para acabar con la seguridad pasiva debemos mencionar también que si nuestro coche cuenta con reposacabezas activos que limiten el latigazo cervical y anclajes ISOFIX que aseguran las sillas de nuestros hijos directamente a la estructura del vehículo nuestro coche esté sumando una gran nota en las pruebas Euro NCAP. Y el valor de la seguridad es incalculable.

Gadgets por un tubo

Alhambra8

Hasta hace sólo unos pocos años no conocíamos qué era eso de las redes sociales, el teléfono móvil era algo testimonial que valía exclusivamente para hacer llamadas y no teníamos la necesidad de estar conectados más allá de tener un teléfono fijo en casa y cuando estábamos fuera tirábamos de las casi extinguidas cabinas telefónicas.

En un mundo cada vez más interconectado y dependiente de las nuevas tecnologías, la conectividad entre nuestro yo físico y nuestro yo virtual ha hecho que los smartphone sean apéndices propios de nuestro cuerpo. Poco a poco, todo aquello con lo que tenemos una interacción directa se va convirtiendo en su alter ego inteligente: los relojes, los ordenadores/tablet y, también, los salpicaderos de los coches.

Los sistemas de infoentretenimiento son ya algo casi típico entre los fabricantes de vehículos y son capaces de volverse una ampliación de nuestro smartphone sin tener que sacarlo del bolsillo. De esta manera podremos estar al día de nuestras redes sociales mediante comandos de voz sin soltar las manos del volante, tendremos nuestra música preferida en streaming al instante, incluso si disponemos de pantallas en la parte trasera podemos entretener a la familia con una película…

Pero una de las herramientas que más nos ha simplificado la existencia a quienes pasamos muchas horas al volante es la inclusión de sistemas de navegación GPS capaces de llevarnos de forma rápida y precisa a nuestro destino por recóndito que sea. Antes teníamos que estar pendientes de llevar un aparato externo plantado en el cristal, con su cable colgando y acordarnos de quitarlo para que no nos lo robaran.

Los sistemas de infoentretenimiento son ya algo casi típico entre los fabricantes de vehículos y son capaces de volverse una ampliación de nuestro smartphone sin tener que sacarlo del bolsillo

Ahora gracias a los sistemas integrados eso es historia con un único dispositivo que incorpore todas las funcionalidades. Y todo a golpe de reconocimiento de voz o con pantallas táctiles que van creciendo en los salpicaderos por momentos. ¿Desaparecerán los botones de los paneles de mando?

Pero no sólo esto, hay que añadir los elementos “típicos” como detectores de lluvia, luces automáticas, entrada y arranque sin llave, interiores modulables o diferentes modos de conducción. Esta lista podría prolongarse hasta el infinito sin cansarnos de añadir cachivaches, ¿verdad?

Ayudas al aparcamiento

Alhambra23

Las maniobras más delicadas suelen ser las que realizamos al tener que aparcar en sitios que no tenemos controlados. Con los asistentes al aparcamiento las maniobras se clavan, pero necesitan de unos espacios mínimos para funcionar de manera correcta. Con estos cederemos la dirección al ordenador y, como mucho, manejaremos los pedales para ir metiendo el coche mientras vemos cómo el volante gira solo.

Siendo más tradicionales y teniendo que recuperar el control del volante, uno de los avances más útiles en la vida diaria de nuestro coche ideal es uno capaz de minimizar los riesgos aparcando, que nos ayuda a meter el coche en esos huecos tan pequeños que nos encontramos a veces en la ciudad: la visión trasera.

Las cámaras de visión trasera se aprovechan de los sistemas de pantallas en el salpicadero para que cuando nos disponemos a aparcar no tengamos que recurrir a la típica maniobra “de oído”. Poco a poco, aunque tengamos mucho cuidado al final los parachoques terminan marcados y tener una imagen del espacio trasero será de gran ayuda a mantener la carrocería en perfecto estado.

Comportamiento cómodo y efectivo

Alhambra carretera

Entre los puntos clave que buscamos en nuestro coche prototípico está el que se comporte de una manera que encaje con nuestros requerimientos. Te pueden gustar coches que tengan un buen comportamiento offroad, otros que tengan un toque deportivo o directamente que sean un deportivo sin concesiones.

Todo depende del uso al que vayamos a destinar nuestro vehículo y las características que busquemos en él. Pero para un coche de corte familiar tenemos que poner el foco en que debe ser un coche polivalente sobre todas las cosas. En una palabra: compromiso.

Su comportamiento dinámico debe ser solvente en todas las situaciones en las que se va a ver puesto a prueba. Debe ser confortable para usar en el día a día entre atascos, resaltos y baches de la ciudad, ser firme para aguantar viajes por carretera con mucho equipaje y lo suficientemente estable como para afrontar una carretera de curvas con seguridad.

Caja de cambios automática

Una caja de cambios de doble embrague es uno de los mejores inventos de la mecánica reciente

Las transmisiones modernas han llegado a un punto en el que no nos hacen dudar. Antes elegir entre un coche automático y otro igual pero en su versión manual solía decantar la balanza en favor del manual debido a los comportamientos imprecisos y antinaturales de las cajas de cambios automáticas.

Ahora esa línea está difusa, ya no podemos pensar de forma tan clara que es mejor una caja de cambios manual (salvo en excepciones donde el comportamiento es determinante, como en circuito o en deportivos “de raza”) cuando las modernas son capaces de ofrecer menores consumos y pueden ser pilotadas de manera secuencial si queremos actuar sobre el cambio a través de levas en el volante o con la palanca.

Una caja de cambios de doble embrague es uno de los mejores inventos de la mecánica reciente. Su suavidad de funcionamiento sin escalones entre las marchas aportan un confort desconocido para quien sólo haya llevado cajas de cambios tradicionales y además rinden mejor, aprovechando todo el empuje del motor.

Suspensiones independientes

Seat Alhambra

Aunque no son visibles de un vistazo ni los reconocemos con su funcionamiento salvo que sepamos lo que estamos buscando, los diferentes esquemas de suspensión también tienen una influencia determinante en la forma que un coche se comporta en movimiento. Cada vez son más los fabricantes que dejan a un lado la forma tradicional, fácil, sencilla y barata de hacer las cosas para buscar un mejor rendimiento que se traduzca en una mayor satisfacción dentro del habitáculo.

El cambio más significativo en este aspecto es el abandono paulatino de las suspensiones traseras con eje rígido en favor de esquemas de suspensión trasera independiente. Ya lo sabréis, pero no está de más recordar que el empleo de un eje rígido se traduce en que lo que pase en la rueda trasera izquierda se transmite a la rueda trasera derecha.

Esto al final termina condicionando la forma de comportarse de un vehículo en la carretera, pero si separamos el funcionamiento de las ruedas del eje trasero con suspensiones de paralelogramo deformable, sus reacciones serán casi por completo independientes, el confort de marcha será superior y el comportamiento dinámico en curva mejorará.

¿Podría ser el nuevo Seat Alhambra tu coche familiar perfecto?

Seat Alhambra familia

Echando ahora la vista atrás podría ser que el nuevo Seat Alhambra cuadrase con todos los requerimientos que hemos ido anotando en nuestra whislist de características para el coche familiar más completo.

En el interior encontramos, entre otras muchas cosas, siete plazas útiles y un volumen que va desde los 955 litros con todos los asientos hasta los 2.430 abatiendo las dos filas traseras (y que dejan una superficie de carga completamente plana), puertas correderas, materiales de calidad, sistema Full Link de infoentretenimiento con una pantalla táctil de 6,5 pulgadas, GPS, Bluetooth, USB, compatibilidad con tarjetas SD, bandejas traseras, muchos huecos para cosas pequeñas o anlcajes ISOFIX en las plazas traseras.

Alhambra24

En cuanto a rendimiento tampoco se queda atrás con una oferta de motorizaciones razonables que pueden equipar caja de cambios automática DSG de siete velocidades, posibilidad de montar el sistema de tracción integral inteligente 4Drive, suspensiones independientes (MacPherson delante y paralelogramo deformable detrás), perfiles de conducción (eco, normal y sport) y una autonomía más que generosa al unir un peso contenido para un monovolumen de su tamaño, sistema stop/start, un depósito de 70 litros y unos consumos razonables.

Y como lo más importante de todo es que toda la familia viaje segura puede equipar hasta siete airbags, tiene todas las ayudas a la conducción posibles y hasta sistemas de frenado multicolisión capaz de detectar el choque y frenar de forma automática el vehículo para evitar colisiones secundarias.

Por último, con Confianza Seat, todos a los que les guste el Seat Alhambra se pueden beneficiar de cuatro años de garantía con mantenimiento y asistencia en carretera.

Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos