Síguenos

EBR 1190RS, ¿americana y deportiva?

Si las últimas dos semanas de Motorpasión a dos ruedas venían con un equilibrio entre cabeza y corazón bastante razonable con deportivas y scooters de lo más prácticos, en esta ocasión nos vamos a deleitar con algunos de los modelos más exclusivos que han sacado del horno sus creadores. Desde el último intento de un hombre volcado con el motociclismo por continuar con su pasión hasta una obra de arte sobre ruedas fabricada en Madrid pasando por una custom algo inusual.

Buell. Puede que no conozcas la marca, que te suene a chino porque no te sueles mover demasiado por el mundo de las dos ruedas. Para esos hay que recordar que fue una de esas empresas que, si bien no tuvieron un éxito mundial, hacían motos con personalidad, con unos rasgos que ningún otro daba a sus máquinas. Algo que, al menos a mi parecer, es realmente complicado en nuestros días. También habría que hacer hincapié en que hablamos en pasado porque hace ya año y medio que Harley-Davidson, propietaria de la marca, decidió cerrar aquel proyecto que estaba personalizado en la figura de Erik Buell.

Sin embargo, Erik ha seguido por su cuenta con su propia empresa, Erik Buell Racing (EBR). En su primer intento por recuperar a su clientela ha pretendido acabar con la fama que tienen las motos americanas de ser motos bruscas y de rendimiento más bien bajo presentando la nueva EBR 1190RS. Una deportiva de altas prestaciones que se sale de lo común y hereda los rasgos más característicos de Buell.

Frontal que recuerda al diseño italiano

Puede que lo más impactante de su diseño sea el frontal con los faros en vertical, un estilo que ya funcionó bastante bien en la Ducati 999 que a la vez limita bastante el número de clientes, pero no cabe duda de que es una Buell cuando vemos el freno perimetral relucir en su llanta. De todas formas, EBR sólo construirá 100 unidades de este modelo a un precio de 28.200 euros (más 2.800 si coges el pack de carbono) por lo que es de esperar que las coloquen sin mayor problemas a lo largo y ancho del globo –aunque seguro que un buen número se quedan en el continente–. El precio es sólo uno más de sus atractivos pues las cifras que le acompañan hacen las delicias de los más exigentes: 175 cv a 9.750 rpm para 176Kg con el depósito vacío.

Continuando por este camino de exclusividad nos topamos con una moto diseñada y fabricada en España que más que construida bajo pedido es hecha a la carta, al gusto del cliente. En Motorpasión Moto ya estamos acostumbrados a que Radical Ducati nos deje con la boca abierta cuando tiene la ocasión y para no perder la costumbre así ocurrió con la RAD to HELL. Un conjunto de piezas originales y modificadas de Borgo Panigale ensamblado con delicadeza y buen gusto en busca del puro placer.

RAD vuelve a dar en la tecla

La ligereza, la agilidad y la tradición son las bases de esta nueva obra que fusiona lo mejor –suspensión delantera, motor…– de las nakeds como la Ducati Monster S2R 1000 con ese estilo informal y despreocupado que busca la diversión y el rendimiento por encima de cualquier otra cosa. Si las 100 unidades de la EBR son exclusivas, estas motos hechas a mano y modificadas convenientemente dedicando el tiempo necesario a cada detalle son lo máximo a lo que un aficionado podría aspirar.

Completamente diferente es la Akrapovic Morsus que ha preparado dicha fábrica para celebrar su entrada en el mundillo de las custom. Un guiño al exceso que como apunta Morrillu comienza desde su propio nombre.

Akrapovic, no sólo escapes

Pero lo cierto es que sus cifras no son nada del otro mundo, pues para ser sinceros no buscan ser comparadas con ninguna otra. Para eso están otros, personas que se levantan cada día buscando un nuevo reto y que no paran hasta conseguirlo. Tipos como Bill Warner, que montado sobre lo que dicen es una Suzuki Hayabusa ha llegado a la escalofriante cifra de 502,026 km/h, batiendo sobradamente su récord anterior de 439,923 km/h.

En cuanto a la competición dedicamos unas líneas recogiendo lo últimos rumores que se han escuchado por el paddock de MotoGP como los que sitúan a Jorge Lorenzo y Valentino Rossi en Honda. Además Albi se pasó por el RedBull X-Fighters de Madrid para contarnos de primera mano lo ocurrido en Las Ventas.

Y finalmente, para abrir boca de cara al Dolorpasión de mañana, podéis ir echando un vistazo al vuelo sin moto que se marcó Chad Reed o al las dotes para la conducción de un policía americano

Más información | Motorpasión Moto
En Motorpasión | Motorpasión a dos ruedas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

14 comentarios