Sigue a

Confederate X132

Comenzando por la máquina que protagoniza la cabecera de éste post, esta primera semana de diciembre ha estado ligada a la sorpresa, a la impresión y al asombro. Son varios los temas que nos han dejado con la boca abierta aunque de entre todos ellos tenemos que destacar la increíble Confederate X132 Hellcat, la prohibición en Honduras de llevar pasajero en moto o la historia de un piloto que corre sin pierna ni brazo derechos.

En el primer caso es el diseño impactante y rompedor de la compañía norteamericana de Alabama. Nos traen una naked distinta, exclusiva como ella sola. Es una oda al concepto “naked”, llevando al extremo su significado montando apenas lo necesario para circular y disfrutar de su conducción. Algo que estamos seguros harán sus dueños porque con el motor bicilíndrico en V de 2.163cc con 133cv y 203Nm nos garantizan una respuesta contundente cuando la deseemos. Marzocchi se ha encargado de la suspensión delantera con un par de barras 50mm en exclusiva para este modelo mientras que Beringer y Brembo han puesto los frenos.

Y todo eso hay que pagarlo, unos 33.600 euros si la encargas antes de marzo o 37.000 si esperas demasiado. Aunque más caro es el precio que han pagado los hondureños.

En el país americano han prohibido llevar pasajero en moto desde ayer y en los próximos seis meses. La razón es la seguridad de políticos, abogados, periodistas y de la sociedad en general que en los últimos tiempos han visto como la violencia no desaparece de sus calles sino que se extiende. Hablamos del país con mayor tasa por muerte violenta del mundo – 82 por cada 100.000 – y que los sicarios hayan utilizado en sus dos últimos asesinatos la motocicleta como medio para perpetuar el delito ha hecho que los gobernantes tomen cartas en el asunto. Esto, por supuesto, afectará a cierta parte de la población que utiliza la moto como medio de transporte o entretenimiento.

Alan Kempster

Entre ese sector estaría Alan Kempster, un hombre al que la palabra aficionado de las motos se le queda corta, muy corta. Alan sufrió un accidente en el que un camión llevado por un conductor ebrio le pasó por encima acabando así con las extremidades de su lado derecho. Sin embargo, todas esas barreras que a cualquiera impedirían montar en moto no han podido con su voluntad.

Y para no dejar que salgas de tu asombro, ahí va uno de los tipos con más suerte que he visto en años.

Más información | Motorpasión Moto
En Motorpasión | Motorpasión a dos ruedas

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios