Síguenos

mitsu-evo.jpg

La décima serie del Evo, ese icono de rallyes que levanta pasiones, va a tener una nueva versión tope de gama, el Mitsubishi Lancer Evo X FQ-400, por la potencia que eroga. Vale, de momento sólo se va a vender en el Reino Unido, pero todos conocemos como funciona el “mercado paralelo” de importaciones así que creo que merece la pena conocerlo un poco.

Estamos hablando de un coche con 403 CV de potencia y 525 NM de par a 3.500 rpm que hace el 0 a 100 en 3,8 segundos, una maquina que tiene la velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h y que se posiciona como la versión más prestacional que jamás haya conocido el icono japonés de Mitsubishi.

mitsu-evo2.jpg

Para domar semejante potencial y asegurar una transmisión de potencia al asfalto lo más efectiva posible, el Mitsubishi Lancer Evo X FQ-400 cuenta con un sistema de control de tracción llamado S-AWC (Super All Wheel Control), que combina los beneficios de la tracción total con un diferencial activo de repartición de par, lo que le otorga unas grandes cualidades en terrenos deslizantes.

Electrónica inteligente simplificada


Dependiendo de las condiciones del “tramo” por donde se circule, el S-AWC combina los diferentes sistemas electrónicos a su disposición para mejorar el comportamiento y la seguridad del Mitsubishi Lancer Evo X FQ-400.

El control de estabilidad activo, el diferencial central activo y el control de curvas junto con los reglajes “sport” del ABS, hacen que la manejabilidad y la tracción disponible sean siempre máximas en cualquier circunstancia.

A través del mando situado en el salpicadero el conductor podrá elegir entre tres programas preconfigurados, según esté en asfalto grava o nieve, para simplificar el asunto.

Este comportamiento se ve refrendado por una suspensión que, con muelles Eibach y amortiguadores Bilstein acompañados de unas llantas de 18 pulgadas con neumáticos Toyo Proxes R1R, le confieren un tacto de carreras. Unos frenos revisados y potenciados con discos flotantes y pastillas de competición aseguran una frenada a la altura.

mitsu-evo4.jpg

Practicidad encubierta 


La centralita ha sido remapeada tras 500 horas de desarrollo y pretende unir la potencia y la manejabilidad para darle unas posibilidades de uso amplias, ya que el par está disponible desde las 3.500 rpm. La estética por su parte está a la altura de las circunstancias, especialmente por el capó y el impresionante difusor trasero con escape central.

El equipamiento del Mitsubishi Lancer Evo X FQ-400 tampoco se ve descuidado y entre los elementos de serie no faltan la conexión bluetooth para el teléfono, el equipo de sonido con un disco duro de 30 gigas, un sistema de navegación integrado o los cristales tintados para las lunas traseras.

El encendido de las luces de xenon automático junto con el sensor de lluvia, unido a los 5 pasajeros para los que está homologado, ponen su granito de arena en la parte práctica. El precio por el que se venderá en las islas este juguete a partir del mes que viene: 49.999 libras (unos 57.000 euros), es decir una ganga para lo que ofrece.

En MotorPasion |Mitsubishi Lancer Evo X

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

41 comentarios