Síguenos

Mercedes-Benz SLS AMG GT

En la época de Ayrton Senna, el coche de seguridad en la Fórmula 1 era un humilde Opel Vectra 2.0 Turbo 4×4, demasiado lento en comparación con los monoplazas. El más reciente Safety Car ya casi tiene la portencia de un Fórmula 1, aunque sigue pesando muchísimo más.

Desde la temporada 2010, el SLS AMG ha sido el coche elegido para esta tarea, y ahora es reemplazado por el SLS AMG GT. El recién llegado, que ya tuvo su bautismo de fuego en el pasado GP de Bélgica, tiene 591 caballos (20 más), hace el 0-100 km/h 3,7 segundos y alcanza los 200 km/h en el mismo tiempo que un utilitario coge 100: 11,2 segundos.

Al volante está el piloto Bernd Mayländer, de 41 años, que ya ha conducido el SLS AMG previamente, aunque este le ha gustado mucho más, el mejor de todos los coches de seguridad que ha llevado. Mercedes-Benz tiene el monopolio del “enlentecedor” de monoplazas desde 1996, y lo mismo con los coches médicos.

Mercedes-Benz SLS AMG GT

Como en Singapur ha hecho falta el coche de seguridad en todas las ediciones, es probable que lo veamos también en la próxima edición. Si pestañeáis, o toca bloque publicitario, os lo vais a perder.

¿Y qué cambia respecto al SLS AMG? El SLS AMG GT, aparte de unos mínimos cambios estéticos, tiene más potencia, la caja de cambios de doble embrague es más rápida, tiene una suspensión mejorada —y más firme—, etc. Es una novedad de este año, el tope de gama de los SLS AMG.

PD: La nota de prensa no salió tras el GP de Bélgica, salió ayer. Sí, yo tampoco lo entiendo.

En Motorpasión | Mercedes SLS AMG, nuevo Safety Car para la Fórmula 1 (2010)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios